Un plato / La trattoria del 7 de agosto

Un plato / La trattoria del 7 de agosto

Esta semana el columnista Mauricio Silva nos recomienda La Trattoria de la Plaza, en el 7 de Agosto.

notitle
21 de octubre 2015 , 03:45 p.m.

¿Por qué la gente está dispuesta a hacer una larga fila para entrar a un restaurante? Casi siempre, por dos razones opuestas. La primera: porque va a un lugar de moda y a muchos individuos los hace muy felices que los vean allí. Y la segunda, porque la comida es decididamente buena y vale mucho la pena esperar, así el local esté en la mismísima porra.

El caso de la Trattoria de la Plaza del 7 de Agosto es el segundo: la comida es sabrosísima y está en un punto alejado de las zonas de moda, a 20 metros de la plaza de mercado del 7 de Agosto, en Bogotá.

Un local que abrió sus puertas en agosto del 2013, con apenas tres mesas y sin ningún tipo de decoración, el mismo que creció a quince mesas, más una barra, que ya está notablemente decorado y al que, en efecto, le siguen haciendo largas filas para entrar.

Y todo porque el negocio de la gastronomía es así. Porque el buen sabor siempre triunfa sobre las trivialidades: la gente lo huele a kilómetros, lo rastrea, lo caza y, con un efectivo ‘voz a voz’, lo hace famoso. Que es este caso.
¿Y en qué radica su prestigio? En que el colombo-italiano André Tarditi, un chef empírico, apostó a recrear una generosa carta con los platos de la cocina tradicional italiana, con algunos toques colombianos, con una buena oferta de vinos y con precios más que razonables. Ningún invento, pero todo muy apetitoso.

La trattoría abrió sus puertas en agosto del 2013. Foto: Ana María García

De sus 25 entradas, recomiendo cuatro:
– El pulpo sobre puré de papa criolla con chorizo español ($ 20.000).
– Los calamares rellenos de morcilla
($ 18.000).
– Las sencillísimas alcachofas a la romana cocinadas en vino blanco, ajo y menta. ($ 12.000).
– Y la sopita de albóndigas ($ 12.000).

De sus pizzas, que todas están bien logradas, dos:
– La de prosciutto y brie ($ 20.000).
– Y la de queso de cabra y salmón ahumado ($ 22.000).

De sus carnes:
– El ossobuco de ternera, de larga cocción en vino tinto y tomates ($ 25.000).
– La canilla (que es el codo del cerdo) con salsa de mostaza dijon y pera
($ 25.000).
– Y el chuletón de cerdo a la parrilla, acompañado de un risotto de hongos
($ 25.000).

Y luego están todas sus pastas. Son once tipos con salsa roja (napolitana, puttanesca, arrabiata, etc), y ocho con salsas blancas (alfredo, tres quesos, Caccio & Pepe, etc).
Por eso le hacen una cola. Porque la buena comida, a buen precio, nunca tiene pierde.

La Trattoria de la Plaza
Calle 66 # 22 - 45

MAURICIO SILVA G.
Twitter: @msilvaazul

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.