Informe sobre campo no pone en riesgo propiedad privada: Misión Rural

Informe sobre campo no pone en riesgo propiedad privada: Misión Rural

El grupo de expertos plantea en sus recomendaciones la revisión y rastreo del origen de las tierras.

notitle
20 de octubre 2015 , 10:24 p.m.

Mientras que el Consejo Gremial aboga porque en los diálogos con las Farc no se vulnere el desarrollo de la libre empresa y la propiedad privada, la llamada Misión Rural, conformada por el Gobierno, está a punto de entregar sus recomendaciones sobre el campo en las que justamente no se pone en tela de juicio el respeto a la posesión.

“La Misión parte de la base de que, respetando la legalidad y el Estado de derecho, en Colombia se impone una profunda transformación de las estructuras agrarias. Y todo ello, dentro de un marco de respeto al derecho, a la propiedad legítimamente adquirida y al debido proceso, sin expropiaciones atropelladas para nadie”, comentó el exministro de Estado Juan Camilo Restrepo, frente a los temores suscitados por los diálogos de La Habana.

Sin embargo, una de las recomendaciones que la Misión para la Transformación del Campo está a punto de entregar al Gobierno, es la de una revisión total a la propiedad de los predios rurales. Así, la Misión apunta a que se verifique el origen de las propiedades y determine la forma cómo fueron adquiridas.

El grupo de estudios, entonces, recomendará proseguir con una política de formalización de la propiedad agraria por el sistema de barrido y una modernización del catastro rural, pero respetando el derecho a la propiedad legítimamente adquirida y al debido proceso.

Para este grupo de trabajo, liderado por el exministro José Antonio Ocampo, hay excesiva concentración de la tierra de una parte, pero al mismo tiempo, en algunas zonas, hay una excesiva fragmentación.

“Esto último se refleja en zonas como Nariño o Boyacá, donde los minifundios son improductivos y son de menos del tamaño de una Unidad Agrícola Familiar (UAF), concepto que indica la cantidad mínima de tierra en la que pueda lograr rentabilidad una familia campesina”, explicó la exministra Cecilia López, también integrante de este equipo.

En sus resultados previos, presentados a finales del 2014, la Misión dijo que los hogares rurales acceden a tierras en una proporción no suficiente para desarrollar sistemas productivos sostenibles, pues el 69,9 por ciento de las unidades de producción agrícola tienen menos de cinco hectáreas, según el reporte del Censo Agropecuario del Dane.

Además, se ha evidenciado un alto índice de informalidad en la tenencia de la tierra, pues cerca de 50 por ciento de los predios, de quienes los trabajan, no cuentan con escrituras que demuestren la propiedad del bien. “El territorio es desordenado en términos de la propiedad de la tierra lo que contribuye a la inseguridad jurídica”, se dijo.

De otro lado, una inquietud que se cierne sobre los resultados que va a entregar la Misión es que estarían muy ‘alineados’ con lo acordado entre el Gobierno y las Farc en la mesa de diálogo de La Habana.

Uno de sus más grandes contradictores ha sido el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, quien dijo a EL TIEMPO que, en parte sí, las recomendaciones de la Misión van de la mano con lo planteado por esa guerrilla. “La Misión se queda corta en su visión de contexto total del negocio agrario”, dijo Lafaurie, quien ve a esta muy ‘inclinada’ hacia los pequeños productores.

En respuesta, Juan Camilo Restrepo indicó que “no es de extrañar que entre las conclusiones y el acuerdo número uno de la agenda de La Habana haya coincidencias importantes.

“Entre otras cosas no son ‘exigencias’, sino un acuerdo al que se llegó entre las partes negociadoras; más aún, yo creo que cuando se vayan a implementar los acuerdos agrarios en un eventual posconflicto, el informe y las recomendaciones van a ser de gran utilidad.

“En síntesis, sí hay convergencias importantes entre las recomendaciones de la Misión Rural y los acuerdos”, dijo el exministro.

Por otra parte, la Misión propondrá la creación de dos nuevas entidades que se desprenderían de las funciones que hoy cumple el Incoder y el Ministerio de Agricultura.

En primer lugar, una ‘autoridad nacional de tierras’, para que maneje con exclusividad todo lo concerniente a la problemática de la tierra, pues “se parte del supuesto de que no se trata de repartir tierras ‘peladas’, como se decía en los tiempos del antiguo Incora, sino que es preciso acompañar la dotación, la consolidación de minifundios y la formalización de la propiedad agraria”, concluyó Juan Camilo Restrepo.

También se propondrá crear un ‘fondo nacional de desarrollo rural’, que apoyaría con especialización todo lo relacionado con las políticas de desarrollo rural, con énfasis territorial; así, al parecer, le ‘descolgarían’ una parte del aviso al Ministerio de Agricultura.

Otra de las recomendaciones que dará la Misión es que los campesinos que viven en pequeños terruños deberán tener más tierra para lograr una rentabilidad mínima de sus explotaciones, mientras que no se quiere que se conviertan en peones de los proyectos productivos de las grandes agroindustrias.

Para esto último, se echaría mano de todos los esquemas asociativos que se han diseñado en el país, como las llamadas alianzas productivas que se han puesto en marcha en varias zonas del país.

Por último, la Misión también recomienda menos subsidios directos y más dotación de bienes públicos para el agro, como distritos de riego y drenaje, vías, mercadeo, investigación y asistencia técnica, entre otros.
El valor de la puesta en marcha de las recomendaciones de la Misión Rural no se ha estimado.

El objetivo de esta es proponer políticas públicas que permitirán avanzar en la transformación del campo; es sobre el sector rural, no sobre el agropecuario; pero el objetivo, en última instancia, es reducir la brecha entre lo rural y lo urbano.

Además de Ocampo, Restrepo y López, en la Misión Rural también participan el exministro Roberto Junguito y los expertos internacionales Julio Berdegué y Albert Berry, así como los expertos nacionales Absalón Machado, Andrés Escobar, José Leibovich y Santiago Perry; por parte del sector privado estarán los empresarios Henry Eder y Alejandro Reyes.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
Redacción Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.