El deporte en la edad dorada

El deporte en la edad dorada

El deporte permite vivir el sueño de ser campeones a una edad en la que la vida pone muchos retos.

notitle
20 de octubre 2015 , 04:14 p.m.

La nueva ‘vejez’, con el deporte como instrumento, puede llevar ropa deportiva y ser vivida en las canchas de tenis y las pistas de atletismo, como lo prueban los excepcionales casos de la tenista Carmen Christlieb, de 86 años, y las fondistas Modesta Martínez y María Ramírez, de 91 y 92 años, respectivamente. Estas mujeres mexicanas han superado, con sus triunfos en el deporte, los términos de ‘tercera edad’, ‘adulto mayor’, ‘anciano’, ‘viejo’ y el políticamente correcto ‘adulto en plenitud’, para ganarse el adjetivo simple de ‘deportistas máster’ (maduras).

Pero ser ‘deportista máster’, y todavía más allá de los 80 años, es la excepción en un mundo cargado de problemas de obesidad entre sus jóvenes y una falta de educación deportiva. La vejez tiene además un rostro predominantemente femenino –en México, por ejemplo, mueren más hombres que mujeres en todos los grupos de edad– y es apenas en los últimos años que las políticas del gobierno han comenzado a mirarlas.

Pero los grupos comunitarios de ayuda a la tercera edad aumentan día a día, al igual que las actividades que les ofrecen, desde la cocina y el tejido hasta el llamado ‘cachibol’ (lanzar y coger la pelota), que para muchas ha significado un verdadero descubrimiento del deporte.

Campeonas del mundo

La vida de Carmen, bióloga, está vinculada al deporte desde su primera infancia. Sus padres jugaban tenis cuando se enamoraron. Mientras que Modesta y María terminaron de criar a sus hijos antes de convertirse en deportistas y campeonas del mundo.

Modesta era una señora triste que a los 80 años de edad había decidido quedarse encerrada en su cuarto para esperar la muerte. La depresión se había adueñado de su cuerpo al quedar viuda y parecía cerca el fin, pero una de sus hijas la llevó a practicar deportes.

Hoy, a los 91 años, es la subcampeona mundial de su categoría en las pruebas de los 100 y los 200 metros planos de atletismo. “Las medallas son lo de menos; el deporte me salvó la vida”, dice la deportista que vive en Guadalajara, y asegura haber recuperado la felicidad.

Había tenido una vida de familia y 12 hijos, por lo que no sabía nada sobre deportes. Comenzó a jugar cachibol, una mezcla de baloncesto, fútbol y balonmano, y a los cinco años de practicarlo decidió pasarse al atletismo.

“En mi primera competencia venían las rivales y me gritaron ‘ahí va la bola’. Yo pensé que me pedían permiso y las dejé pasar, pero luego la maestra me explicó que en ese momento yo debí acelerar”, dice con una ingenuidad que parece más de niña que de abuela. El tiempo pasó, su cuerpo se adaptó al ejercicio y ganó medallas en Puerto Rico, Italia, España y otras naciones, hasta que este año se llevó las preseas de plata en las dos pruebas reinas de la velocidad en el Mundial de Finlandia.

Modesta Martínez es subcampeona mundial de 100 y 200 metros en la categoría mayores de 90 años. Ella dice que gracias al deporte salió de la depresión en la que estaba hundida hace una década.

Muchas mujeres mayores practican un deporte para mejorar su salud, pero a veces logran resultados sorprendentes, como es el caso de María Ramírez, una señora que cumplirá 92 años el próximo marzo y que este año ganó la medalla de oro mundial en las pruebas de cinco y 10 kilómetros de caminata, en la categoría de más de 90 años.

“Mi historia empezó hace 20 años. Un día me invitaron a competir en marcha de 5 kilómetros, yo no sabía cuántas vueltas eran y le daba 25 a la pista; un día la entrenadora me dijo que solo iba a caminar 12 y media, pero ya me había entrenado”, recuerda.

María es la típica abuela que canta en el baño, que baila y, a pesar de su edad, aún lava su ropa. Reconoce que dos décadas en el atletismo le cambiaron la vida, pero sostiene que el deporte le dio otra cosa: la alegría. “Recuperé la alegría y ahora esa es mi táctica”, dice la deportista, que recorre 10 kilómetros en poco más de una hora y media.
“El tenis ha sido un medio excelente de formación del carácter, porque enseña a luchar, no contra el otro, sino contra uno mismo”, asegura Carmen Christlieb, pionera del deporte en México desde el día que decidió tomar en sus manos una raqueta, en el lejano 1938.

El tenis llevó a Carmen, madre de diez hijos, a competiciones donde obtuvo medallas, como los Juegos Centroamericanos, torneos juveniles en México y el actual, el campeonato de veteranas para jugadoras de 90 años.
“El tenis nos da buen humor, optimismo, ganas de hacer las cosas, de tratar a los demás. Es un trato muy agradable, un espacio muy benéfico para uno”, dijo esta jugadora, después de conectar varias voleas de derecha ante Odilia Torres, amiga y rival de 86 años.

De sus padres, que se conocieron en el tenis, heredó el amor por este deporte, y en cuanto pudo se hizo jugadora, en un momento en que el tenis mexicano comenzaba a escribir su historia en una sociedad en la que prevalecía el machismo.

Formada en una familia con profundas raíces alemanas y vascas, Christlieb construyó la suya con una cultura del ser en la que la persona prevalece sobre lo material.

A la par que ganaba torneos, se matriculó como bióloga, crió diez hijos y se hizo maestra del Colegio de Ciencias y Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), donde ha enseñado de forma ininterrumpida desde 1975 a estudiantes entre 16 y 18 años de edad.

A Carmen le gustaría ver a más personas de su edad con una mejor calidad de vida. “La idea sería tener en las comunidades grupos que a las personas de la tercera edad les mantuvieran alta la autoestima, con la idea de seguir aprendiendo. Son capaces de muchísimas cosas, de comunicar sus experiencias y de ser un foco que irradie alegría”, sostuvo sobre sus contemporáneos.

JOSÉ ANTONIO TORRES
EFE Reportajes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.