Europa se llena de cercos antinmigrantes

Europa se llena de cercos antinmigrantes

Las vallas aparecen cuando los problemas desbordan a los países.

notitle
20 de octubre 2015 , 01:40 p.m.

La valla que tendió Hungría a lo largo de su frontera con Serbia y luego con Croacia fue solo una muestra de las tantas barreras físicas desplegadas en Europa, como símbolo del rechazo a la inmigración.

Las vallas aparecen cuando los problemas desbordan a los países. Eslovenia las ha comenzado a erigir en la frontera con Croacia. El presidente esloveno, Borut Pahor, pidió este martes a la Unión Europea (UE) "ayuda urgente", financiera y policial, para hacer frente a la afluencia masiva de refugiados, poco después de que el país haya desplegado soldados en su frontera con Croacia. “Eslovenia está decidida a tratar la crisis de los refugiados de una forma humana y europea, pero no permitirá que le lleguen más refugiados de los que pueda atender adecuadamente”, subrayó Pahor.

Pero las vallas y los cercos no son circunstancias exclusivas de esta nueva coyuntura de ola migratoria desde Siria e Irak hasta los países de la UE. Ya en el pasado reciente habían aparecido como forma de atenuar migraciones. En Ceuta y Melilla, ciudades españolas rodeadas por territorio marroquí y con costas en el Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar, desde hace mucho tiempo se han levantado auténticas murallas para frenar el paso de africanos de todas las nacionalidades que quieren llegar a países de la UE.

La valla de Ceuta fue reforzada en 1996 y mide tres metros de altura, coronada con alambres de púas. La de Melilla, dos metros más alta, se construyó en el 2005 y, al igual que la primera, rodea todo el perímetro urbano, aislándola del territorio de Marruecos. El Gobierno español ha sido objeto de toda clase de críticas por parte de ONG por el maltrato que sufren quienes quieren ingresar a su territorio.

Otro país que está intentando levantar una valla es Letonia. Esta antigua república soviética, una de las tres bálticas anexadas por Stalin en 1940, está pensando levantar una muralla en su frontera con Rusia para luchar contra la inmigración ilegal. Su ministro del Interior, Rihards Kozlovskis, aseguró que “será necesario, no para separar a Rusia de Letonia con una ‘muralla china’, sino para limitar el flujo de ilegales”.

Kozlovskis recordó que hace unas semanas fueron detenidos diez vietnamitas que, según él, habían llegado a territorio letón desde Rusia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.