Johnny Vásquez gana el partido contra la leucemia

Johnny Vásquez gana el partido contra la leucemia

El volante de marca del Junior regresó a prácticas. Dice que en un mes espera hacer fútbol.

notitle
19 de octubre 2015 , 10:21 p.m.

El pasado jueves, cuando el ‘Mello’ Aguilera, utilero del Junior, hizo entrega a Johnny Vásquez de su indumentaria de práctica, el futbolista caucano sintió como si hubiese vuelto nacer. Casi cuatro meses después de habérsele diagnosticado que padecía leucemia mieloide crónica, ‘el Indio’, apodo con el que se le conoce, volvió a sentirse jugador de fútbol, a soñar con volver a jugar y a reír con las bromas pesadas de sus compañeros de equipo, que estaban igual, o más felices que él, por tenerlo de vuelta.

Durante el tiempo que estuvo por fuera de los entrenamientos del Junior, Vásquez dio muchos testimonios sobre cómo ha afrontado valientemente su enfermedad. Se acercó a Dios y recibió innumerables mensajes de apoyo de gente del fútbol. En cada partido del Junior como local asistió al camerino para alentar a sus compañeros, que le dedicaron el primer triunfo conseguido en este torneo, sobre el Cúcuta. Incluso, acompañó a la barra Frente Rojiblanco Sur en el juego contra Pasto, el 27 de septiembre.

Después de retornar a las prácticas con Junior, ¿cuál es su próximo objetivo?
Ponerme a punto, hacer una buena pretemporada, sabemos que va a costar porque fueron cuatro meses (inactivo), entonces le apostamos a que en un mes ya pueda estar haciendo fútbol con los compañeros. Esperemos que también se aclare si estoy o no inscrito en la Dimayor (Junior no lo inscribió).

¿Qué cosas positivas ha sacado de todo esto?
Muchas. Rescato que pude compartir con mi familia, levantarme y alistar a mis hijos para que fueran al colegio. Tuve tiempo para buscar los caminos de Dios. Fue un tiempo bastante lindo, bastante especial, que a veces ayuda a encontrarse con uno mismo. Le doy gracias a Dios por ese tiempo y por estar aquí.

¿Qué cosas lo motivaron durante su proceso de recuperación?
Una, que el profe (Alexis Mendoza) me dijo que me había inscrito en la nómina. Y la otra es que eché mis guayos en el baúl de la camioneta para verlos siempre, para tener esa ilusión viva de que iba a volver. Esas cosas lo motivan a uno y, lógicamente, la familia y el aliento de la hinchada. Eso ha sido fundamental.

¿Cuándo volverá a someterse a chequeos por la leucemia?
El chequeo es mensual y el examen de sangre profundo, el PCR, es cada tres meses. Ese me toca el 22 de diciembre, allí aspiramos a colocar la leucemia en 0,001 por ciento porque ahora está en 4.500 leucocitos, o sea que todavía falta un poco, pero cuando ya uno coloca por debajo de 10.000 leucocitos puede tener una vida normal.

¿Lo ha llamado gente del fútbol tras conocerse la noticia de su regreso?
Sí, bastante gente se ha manifestado, me ha llamado, me ha escrito a través de las redes sociales. A todas esas personas que han estado pendientes les doy las gracias por sus oraciones y por estar pendientes de mi evolución.

¿Y los hinchas del Junior?
El aficionado de Junior y la gente barranquillera me han hecho sentir como en casa, me han acogido muy bien. Cómo no querer al Junior, cómo no amarlo si el hincha estuvo en todo mi proceso, alentándome, dándome ese ‘sí se puede’. Amo estar acá, con los compañeros, entrenándome, pienso que dar las gracias es muy poquito para todo lo que ha hecho la gente de Barranquilla por mí.

¿Su recuperación ha sido más rápida de lo esperado?
Totalmente, le apostábamos a seis meses colocar la leucemia en 0,001 por ciento y gracias a Dios lo logramos en menos tiempo. Tenía mucho miedo, desconfiaba a veces, pero había gente a mi alrededor que me daban un ‘sí se puede’, lo cual aumentaba mi fe. Cuando me fui a hacer el examen sí tenía mucho miedo y más cuando me entregaron los resultados.

¿Los médicos se asombraron con su recuperación?
El doctor Jaime Villanueva me dijo que ese proceso tardaba por ahí seis meses, pero cuando le entregué el resultado de los exámenes se quedó aterrado porque eran tres meses los que llevábamos de tratamiento. Fue algo alentador para él, y su secretaria hasta pegó un grito.

González, otro héroe que está en la cancha

El 26 de agosto del 2013, a Mario González, jugador de Millonarios, le diagnosticaron leucemia. Su caso fue mucho más complicado, pues requirió de un trasplante de médula ósea. Hoy, el jugador ya trabaja normalmente con el equipo profesional, a órdenes del técnico Rubén Israel.

El 25 de agosto del año pasado, justo el día en que cumplió 31 años, le realizaron el trasplante. El donante fue su hermano, Juan Carlos González. La recuperación fue larga.

“Después de que salí de la clínica fue un volver a nacer, porque tuve que volver a aprender a caminar, a comer, a ir al baño, no me podía parar solo. Entonces salir a la calle, poder salir a trotar a un parque, poder ir a llevar el niño al jardín, eso para mí se volvió una felicidad grandísima; es como jugar un clásico o una final”, le dijo González a Futbolred en julio de este año.

El 27 de enero de este año, González volvió a entrenar. Según fuentes del club, desde ese momento hizo un trabajo escalonado de fuerza y fortalecimiento físico. Cabe recordar que su último partido oficial fue el 11 de agosto del 2013, contra Envigado.

En el segundo semestre, González hizo la pretemporada completa e incluso actuó en dos juegos amistosos: uno, contra Expreso Rojo, en el club Los Lagartos; y el otro, contra Patriotas, en el club Laverdieri. Está disponible, pero el técnico aún no lo ha llamado a concentración.

MANUEL ORTEGA PONCE
Redactor de ADN
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.