Guerra sin fin

Guerra sin fin

A catorce años de distancia, Estados Unidos debería reconocer su fracaso y abandonar Afganistán.

notitle
19 de octubre 2015 , 05:47 p.m.

Quebrantando su promesa de retirar el resto de tropas estadounidenses de Afganistán, el presidente Barack Obama anunció la semana pasada que este año Estados Unidos mantendrá casi 10.000 soldados en ese país, y más de 5.000 para cuando termine su mandato, en el 2017. La razón, dijo Obama, es que la seguridad en el país es muy frágil y en ciertas áreas podría deteriorarse. En efecto, después de las invasiones estadounidenses a Afganistán, en el 2001, y a Irak, en el 2003, el conflicto en Oriente Próximo ha empeorado y hoy no se circunscribe solamente a esos dos países, sino que se extiende a Pakistán, Siria, Libia y Yemen.

Nadie sabe con precisión las cifras totales de muertos y heridos en Afganistán, pero sí se sabe que han muerto o han sido heridos unos 4.000 soldados estadounidenses y de las fuerzas aliadas. Se calcula que en Afganistán, Irak y Pakistán el número de civiles muertos ronda los 370.000, que hay cientos de miles de heridos y casi 8 millones de seres humanos desplazados.

Durante el debate de los candidatos a la nominación del Partido Demócrata a la presidencia de la república, el senador Bernie Sanders dijo que “la invasión de Irak ha sido el peor error de política exterior en la historia de Estados Unidos”. Puede ser, pero esta no ha sido la única vez que Estados Unidos ha tomado decisiones erróneas en materia de política exterior.

En términos de duración, por ejemplo, la guerra en Irak ha sido más larga que la de Vietnam, aunque precisar las fechas de este conflicto es difícil. Los franceses fueron expulsados en 1954 y la intervención estadounidense empezó en 1961, con John F. Kennedy; se extendió con Lyndon Johnson, en 1965, y terminó con Richard Nixon, en 1973. Es decir, el involucramiento estadounidense duró aproximadamente once años.

Si medimos ambos conflictos en términos de vidas humanas, Vietnam tuvo un costo mucho mayor. En esa guerra murieron más de 3 millones de personas, incluyendo unos 60.000 soldados estadounidenses. La cuenta en Irak, hasta el 2013, era de aproximadamente 150.000 civiles y casi 5.000 soldados estadounidenses, y su costo se calculaba en 2 billones de dólares (US$ 2 trillones, en inglés), pero el conflicto sigue.

Si los medimos en términos de efectividad, es evidente que ambas invasiones fueron un desastre, pues ninguna de las dos consiguió su objetivo. Al fin de la guerra en Vietnam sucedió lo que EE. UU. quería evitar, la unificación del país bajo el comunismo. A doce años de la invasión de Irak, todo indica que la inestabilidad en Irak y en Oriente Próximo continuará. Y esa es una de las grandes diferencias entre estos conflictos. En Vietnam el fracaso tuvo un comienzo y un final.

En Irak, Afganistán y otros países de la región las reverberaciones del fracaso continúan. ¿Fueron justificadas las invasiones? Depende de a quien se le pregunte: los republicanos justifican ambas; el resto del mundo, ninguna de las dos.

Obama se equivoca al capitular ante quienes le aconsejan que con 10.000 soldados en Afganistán la situación en dicho país y en la región va a mejorar, y que la seguridad de Estados Unidos depende de ese acto de desesperación. La presencia de tropas estadounidenses en Oriente Próximo exacerba el sentimiento antinorteamericano, sirve al reclutamiento de fanáticos a las filas de los extremistas y no contribuye a la seguridad de ningún país.

A catorce años de distancia, Estados Unidos debería reconocer su fracaso y abandonar Afganistán. El objetivo de Obama debe ser reforzar la seguridad de Estados Unidos y no colaborar a que se perpetúe una guerra sin fin, aduciendo que la presencia de 10.000 soldados estadounidenses en Afganistán puede inclinar el fiel de la balanza.

Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.