Preguntas y respuestas sobre los viajes del hombre a la Luna

Preguntas y respuestas sobre los viajes del hombre a la Luna

Reciente publicación de fotografías de la Nasa revivió viejas dudas sobre los viajes espaciales.

notitle
18 de octubre 2015 , 11:32 p.m.

La publicación en Internet de un extenso archivo fotográfico de las misiones Apolo, que llevaron al hombre a la Luna entre julio de 1969 y diciembre de 1972, revivió viejas especulaciones que durante más de 45 años han puesto en duda este hecho, catalogado como uno de los más grandes logros de la humanidad.

Las imágenes siempre han existido, pero no estaban agrupadas ni abiertas a todo público. Esto fue lo que hizo, a comienzos de este mes, el Archivo del Proyecto Apolo, una iniciativa digital que ostenta el más extenso material gráfico (más de 8.000 piezas) de estas históricas misiones de la Nasa.

Aunque los años han pasado, los interrogantes siguen siendo los mismos. EL TIEMPO invitó a Santiago Vargas, Ph. D en astrofísica, profesor investigador del Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional; Juan Rafael Martínez, investigador en el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, y Nadjejda Vicente Cabañas, Ph. D en periodismo científico de la Universidad Complutense de Madrid, periodista espacial del Departamento de Vuelos Tripulados de la Agencia Espacial Europea (ESA), a participar en un hangout para resolver estas y otras dudas de los lectores. Acá algunos detalles de esa discusión.

¿Por qué reviven las dudas?

Una noticia que está mucho tiempo en los medios siempre tiene alguien que no la quiere. En este caso hay que dejar que la teoría de la conspiración sobreviva como lo que es: un fenómeno de comunicación. La postura de las agencias espaciales es no entrar al juego de las especulaciones, porque hay miles de pruebas, más allá de las fotografías. Hay ciencia, videos, testimonios de las 12 personas que estuvieron allí.

¿Por qué el hombre no ha vuelto a la Luna?

Seguramente, porque los intereses científicos ya se habían cumplido hasta cierto punto. A no ser que tengamos un nuevo desarrollo o pregunta que sepamos que podemos resolver viajando a la Luna, no valdría la pena gastar el dinero que una misión de estas implica. La llegada del hombre a la Luna fue un asunto de orgullo nacional. La cantidad de dinero que se destinó a las misiones Apolo es el equivalente actual de 150.000 millones de dólares. Hoy se piensa en misiones más baratas y en no arriesgar vidas humanas.

¿Han perdido las agencias espaciales el interés por este destino?

Se perdió el interés político y es claro que las agencias espaciales están subvencionadas a los Estados. Las misiones perdieron fuego porque el público decreció. El logro del Apolo 11 lo vieron 600 millones de personas, mientras que el del Apolo 17 solo 30 millones.

El supuesto movimiento de la bandera inquieta a los escépticos…

La bandera de EE. UU. está sostenida por un palo transversal. No hay viento, pero que se mueva no es sorprendente, porque es un cuerpo con masa que actúa como un péndulo y que se mueve por el efecto de la gravedad.

¿Se puede ver desde la Tierra?

Con un telescopio no es posible. El Hubble, por ejemplo, que está en el espacio, se queda corto para lograrlo. Pero con la tecnología actual se podría, como la del Very large Telescope (VLT), en Chile, usando interferometría, que combina la luz de varios telescopios.

¿Por qué no se ven estrellas en las fotos?

Puede ser un tema de contraste. Muchas de esas fotografías se hicieron durante el día lunar, es decir cuando el Sol iluminaba la superficie del satélite natural. Se puede agregar que se ve oscuro, pese a que es de día, porque en ausencia del aire atmosférico en la Luna no se dispersa la luz. Si en la Tierra se intentara tomar una foto de alguien en la noche sería poco probable que salieran las estrellas.

Eso de que el hombre no puede salir de la Tierra por la radiación…

Sí se puede hacer; claro que si alguien se queda ahí tendría problemas, pero si es un paso rápido no. Es cierto que fuera de nuestro planeta la protección es menor porque no tenemos la atmósfera, no tenemos el campo magnético que nos protege. Para eso está hecho el traje espacial.

Se hizo ciencia in situ…

Los astronautas hicieron muchos experimentos. Uno famoso, no propiamente el más relevante pero sí muy didáctico, fue dejar caer al mismo tiempo un objeto pesado y uno liviano. Se ven cayendo a la misma aceleración y tocando el suelo al tiempo. Esto comprobó lo que había dicho Galileo y lo que las leyes de Newton afirmaban: que la aceleración con que caen los cuerpos no depende de su peso sino que todos, en ausencia de algo que los frene, que en el caso de nuestra atmósfera sería la fricción con el aire, caen al mismo tiempo.

Inspiró a muchas generaciones…

La llegada del hombre a la Luna marcó un antes y un después no solo en exploración del cosmos sino en emoción de las personas hacia la ciencia. Muchos empezaron a estudiar carreras tecnológicas, de ciencias, después de las misiones Apolo. La imagen misma del astronauta es hoy como la de un héroe.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.