Envidia de la buena

Envidia de la buena

Sin duda, el tranvía es ejemplo para los dirigentes que solo ven obstáculos para iniciar el metro.

18 de octubre 2015 , 08:44 p.m.

Reciba Medellín una felicitación inmensa por la nueva y bellísima solución de transporte. El dinero que pagan los paisas en impuestos se ve plasmado en obras que mejoran y embellecen la ciudad. Los dirigentes son personas orgullosas de su tierra y que canalizan los recursos en beneficio del progreso de sus gentes. Imposible negar que quienes vivimos en Bogotá experimentemos envidia de la buena, como se dice, al observar el progreso evidente de la Capital de la Montaña.

El metro, después de más de quince años, es para ellos lo normal, siendo una obra de gran envergadura. Pero no se quedaron solo en él, ahora ofrecen a la ciudad un tranvía. Sin duda, un ejemplo grande para nuestros dirigentes, que solo ven obstáculos para iniciar el tan mencionado y deseado metro. Le ha quedado grande a la capital mejorar el sistema de movilidad, además de muchos otros problemas que es largo enumerar.

Celina Acevedo Plata

Los mal parqueados

Señor Director:

A pocos días de elegirse nuevo alcalde para Bogotá, hemos escuchado las propuestas de movilidad con construcción de más vías, mejorar las existentes, como las entradas a Bogotá en sus diferentes puntos; deprimidos en intersecciones viales importantes, peajes electrónicos urbanos, metro, tranvía y más transmilenios. Todo, muy importante para el progreso de la capital, pero la inmovilidad que diariamente causan los mal parqueados por “un momentico”, a lo largo de las principales vías arterias, en donde se mueve el comercio en general, no se arregla a punta de cultura ciudadana. Existen las normas legales de sanción, las cuales, por falta de un mayor recurso humano de agentes de tránsito que estén recorriendo permanentemente esas vías, no se pueden hacer cumplir.

Se requiere un sistema tarifario razonable que le facilite al ciudadano usar el parqueo público, que por su alto costo no lo utilizan; convenios de las empresas con los parqueaderos, que les permitan a sus clientes el fácil acceso, y una semaforización eficiente en tecnología, que bastante falta le hace a Bogotá.

Jorge E. Prieto C.

De la indigencia no se habla

Señor Director:

Los candidatos a la alcaldía mayor de Bogotá han hecho muchos planteamientos. Yo diría que muchos ofrecimientos, con miras a obtener el favor de los electores, pero ninguno ha dicho absolutamente nada en relación con la creciente y peligrosa indigencia que hay en la ciudad, especialmente si se toma en cuenta que este es un problema que tiene que resolver el Distrito.

Bien valdría la pena, pues, que se diera en torno a este delicado aspecto algún tipo de solución, comoquiera que los ciudadanos de a pie y los que ocasionalmente conducimos automóvil nos vemos miedosamente atalayados por estos personajes de cobija que, prácticamente a la fuerza, quieren que uno les entregue un dinero.

Roberto Plata Torres
Bogotá

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.