'A veces sentía cierto agobio emocional'

'A veces sentía cierto agobio emocional'

Guillermo Francella protagoniza 'El clan', como líder de una familia que delinque por dinero.

notitle
18 de octubre 2015 , 05:53 p.m.

Es impresionante cómo los enormes ojos azules y la sonrisa amable que habitualmente exhibe el actor Guillermo Francella se transforman en la marca de un hombre sin escrúpulos.

La mirada fría y una mueca macabra caracterizan a Arquímedes Puccio, su más reciente personaje en la película argentina El clan, que está en los cines.

“No fue fácil construir este papel, a pesar de que no surgía de la ficción. No había testimonios ni videos para poder mirar sus rasgos de conducta, su forma de mirar, de hablar o de caminar. Lo fuimos armando a partir de los comentarios de conocidos, amigos de sus hijos o, incluso, familiares de sus víctimas”, relata el actor argentino en charla telefónica con EL TIEMPO.

El resultado del trabajo conjunto entre Francella y el director del filme, Pablo Trapero, es el perfil del patriarca de una familia promedio, con cinco hijos, y una reputación social importante, luego de haber sido miembro de la inteligencia durante la dictadura.

A comienzos de los años 80, esa era la imagen pública de los Puccio; sin embargo, dentro de su propia casa, en San Isidro, en Buenos Aires, mantuvieron secuestrados a cuatro empresarios mientras chantajeaban a sus familias. A tres de ellos los asesinaron.

El hecho sacudió al país, que empezaba a despertar a la democracia, luego de siete años de yugo militar.

“Los contemporáneos de la época vivimos el suceso. Los más jóvenes consideran inverosímil la historia, no la creen; pero cuando la verifican, quedan perplejos. Eso hace tan atractiva la película, un hecho real, una familia tan normal. Cuando se descubrió el delito, se pensó que eran unas pobres víctimas, pero al confirmarse, el impacto fue tremendo”, rememora.

El rodaje de El clan fue un desgaste. Largas jornadas nocturnas, en las que la producción, el reparto y el director se sumergían en secuencias sin cortes que los obligaban a repetir las acciones muchas veces.

“A veces sentía cierto agobio emocional cuando terminábamos escenas complicadas”, comenta Francella, quien, en su experiencia profesional de más de cuatro décadas, ha pisado todos los escenarios (teatro, cine y televisión).

El clan logra su cometido: es un relato envolvente, perturbador, que, al mejor estilo de Trapero, deja al espectador con un montón de dudas y a cargo de atar sus cabos, tal como con otros filmes suyos que siguen esa línea –Leonera, Carancho o Elefante blanco–.

“Trabajar con Pablo es algo muy cordial porque sabe lo que quiere, tiene una particular manera de rodar porque edita de una vez lo que va filmando. Es un gran director de actores y es muy puntilloso respecto a lo que quiere (...). Siempre se pone a tu nivel, parado a tu lado en el momento de la acción”, asegura el protagonista, de 60 años.

En la realidad, Arquímedes Puccio murió en el 2013, negando los crímenes que cometió y la participación de su familia.

“Sabíamos de su conducta manipuladora, severa, era un titiritero”, cuenta.

Ahí surge otra arista de la historia: ¿el resto de la familia eran víctimas o victimarios? La reacción de uno de los hijos varones durante la trama hace pensar que el destino de estos jóvenes pudo ser distinto.

“Eso de acatar hasta delinquir es algo con lo que no comulgo –expresa Francella–. La decisión de quedarse o no también está más allá de los mandatos paternos, de las personalidades fuertes. Además, ¿cómo no darse cuenta de que tenían secuestrados dentro de la casa? Queda claro que había una ambición familiar”.

El actor ha acompañado el exitoso paso de la película, que representará a Argentina en los premios Óscar, por festivales como Toronto, San Sebastián y Venecia; y en este último, Trapero recibió el León de Oro al mejor director.

Por estos días, Francella juega al golf y hace ejercicio. El año entrante volverá a las tablas (donde actuó durante todo el 2014) para el montaje de una obra francesa, Nuestras mujeres.

“La comedia me ha hecho feliz, ha sido mi espacio natural”, dice el intérprete bonaerense, que en su filmografía cuenta con las películas cómicas Los extermineitors y Un argentino en Nueva York, así como la serie Los Benvenuto.

En los últimos años, el actor ha participado en producciones heterogéneas: Rudo y cursi, El secreto de sus ojos (Juan José Campanella), ¡Atraco!, Corazón de León, El misterio de la felicidad (Daniel Burman) y El clan.

“Las historias y los directores han sido disímiles y antagónicos. Lo preferente es tener un estupendo guion en las manos”, asegura.

Mientras define cuál será el relato con el que debutará como director, Francella opina que con El clan “valió la pena el esfuerzo”.

Se refiere al éxito en la taquilla de su país, donde la película ya supera 2’600.000 espectadores.

“Como actor, he pasado por la etapa en la que me subo a un proyecto sin bajarme de otro. En este momento estoy más tranquilo; además, las buenas historias no te llegan con asiduidad. En alguna época de mi vida, me costaba mucho disfrutar el ocio; ya no. Ahora lo gozo mucho”, concluye.

La siniestra familia Puccio

Entre 1982 y 1985, los Puccio secuestraron, extorsionaron y asesinaron por dinero. Encabezados por Arquímedes, el clan estaba conformado por sus hijos Daniel y Alejandro, el exmilitar Rodolfo Franco y sus amigos Guillermo Fernández y Roberto Díaz.

Los Puccio pasaban como una familia promedio de Buenos Aires: la mamá era docente, las dos chicas iban al colegio y hasta Alejandro era jugador del seleccionado argentino de ‘rugby’. Fueron detenidos durante el secuestro de Nélida Bollini, en 1985. Arquímedes fue condenado a cadena perpetua, pero su detención se revocó en el 2008. Murió a los 84 años.

Su esposa y sus hijas negaron conocer los crímenes, y sus hijos estuvieron presos. Alejandro intentó quitarse la vida en varias ocasiones.

SOFÍA GÓMEZ G.
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.