Peñalosa

Peñalosa

Bogotá ha pagado carísimo las derrotas sufridas por Peñalosa en 2007 y 2011.

notitle
17 de octubre 2015 , 08:11 p.m.

Durante casi dos décadas de ejercer el periodismo de opinión en una columna semanal, he tenido la costumbre de cantar mi voto antes de las elecciones. No pretendo con ello influir en elector alguno ni convencer a nadie para que adopte la misma decisión que yo he tomado. Me limito a expresar mi parecer y, de paso, les juego limpio a quienes siguen mis escritos: así se enteran de mis preferencias de manera clara y no en el entrelineado.

Vivo la mitad del tiempo en Bogotá y la otra mitad, en Barranquilla, pero votaré en la capital del país. Para fortuna de los barranquilleros, su futuro está bastante resuelto con Alejandro Char, con más de 60 por ciento de la intención de voto. Es la continuidad de un ciclo virtuoso que él inició hace ocho años y que la alcaldesa Elsa Noguera ha sostenido con acierto.

Grandes inversiones en educación, salud y vivienda para los más necesitados han contribuido a reducir la pobreza en cerca de 20 puntos porcentuales. De modo paralelo, en estos ocho años la Administración se comprometió con ambiciosos programas de infraestructura para, entre otras, rehacer la relación entre la ciudad y su río. Urge sostener esta apuesta que ha hecho de Barranquilla –que por décadas estuvo sumida en el desastre– un caso de éxito.

Con Bogotá ha ocurrido lo contrario. Tras el ciclo de mejoría iniciado por Jaime Castro y profundizado por el tándem Antanas Mockus-Enrique Peñalosa, la ciudad sucumbió en un remolino donde se mezclaron, de manera desastrosa, la indecisión inmovilista, la incapacidad de gestión, la corrupción y, también, el mesianismo de una izquierda que se niega a modernizarse. Cuánta falta le hace a Colombia una izquierda que luche por sus clásicos postulados de igualdad, pero que lo haga desde la comprensión de que el mundo no es el mismo en el que Carlos Marx sacó sus conclusiones. Una izquierda, en fin, que se ponga al día.

En el 2007 voté por Enrique Peñalosa cuando se batía contra Samuel Moreno. Y en el 2011 volví a hacerlo cuando el exalcalde se enfrentaba a Gustavo Petro. Las dos veces, Peñalosa salió derrotado. La ciudad ha pagado un costo gigantesco por esa doble equivocación. Volveré a votar por Peñalosa el próximo domingo. De los nombres del tarjetón es, de muy lejos, quien mejor conoce los problemas de Bogotá y quien tiene la experiencia, la decisión política y la capacidad gerencial para enfrentarlos. Lo demostró en una alcaldía en que fueron muchos más los aciertos que los errores, lo mismo en infraestructura que en inversión social, orden y cultura ciudadana.

Peñalosa tiene defectos. A veces es demasiado terco y carece de la flexibilidad que los complejos líos de la ciudad demandan. Pero si los votantes de la capital lo eligen, no estarán improvisando. Bogotá no está para experimentos ni para que averigüemos, cuando ya sea tarde, si el elegido era el indicado.

Menciono otras opciones de voto atractivas en algunas regiones: Andrés Betancourt, en Cartagena, para que después de lo ganado durante la alcaldía de Dionisio Vélez la ciudad no vuelva al marasmo de ineficiencia y corrupción del pasado; Nancy Patricia Gutiérrez para la gobernación de Cundinamarca, un departamento que necesita, de modo desesperado, una buena administración; y Eduardo Verano para la gobernación del Atlántico, para que ese departamento siga en buenas manos.

No soy amigo de votar ‘en contra de’. Pero en el caso de Antioquia, urge derrotar a quien hoy lidera las encuestas, Luis Pérez, candidato del Gobierno Nacional, de tristísima recordación tras su paso, bastante enlodado, por la alcaldía de Medellín. Lástima que las vanidades del fajardismo y del uribismo les hayan impedido acordar un candidato capaz de ganarle la gobernación. Ojalá los antioqueños no tengan que pagar muy caro tanta insensatez.

MAURICIO VARGAS
mvargaslina@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.