Virus zika es menos agresivo que el chikunguña

Virus zika es menos agresivo que el chikunguña

El virus produce síntomas solamente en una de cada cinco personas infectadas.

notitle
16 de octubre 2015 , 09:24 p.m.

Hay 9 casos del zika en Cartagena y Turbaco y sobre otros 300 existe sospecha. Síntomas aparecen en una de cada cinco personas infectadas.  (Lea también Zika, el virus de la Copa América)

Pocos días después del anuncio del Ministerio de Salud de que el chikunguña había terminado su fase crítica de transmisión, con lo cual se le devolvía la tranquilidad a los colombianos, la misma entidad sorprendió con la noticia de que en el territorio nacional se encuentra un nuevo virus: el zika.

“Tuvimos una alerta en Bolívar de algo que en principio se pensó serían casos de dengue o chikunguña, que ya no estaba en fase crítica; tres días después el Instituto Nacional de Salud se desplazó a Cartagena y tomó las muestras.

La primera salió positiva a zika, pero la enviamos a Atlanta para reconfirmar y este jueves comunicaron que el resultado era positivo”, explicó Fernando Ruiz, viceministro de Salud.

De este modo, el Ministerio constató que el nuevo virus se encuentra desde septiembre en el país y que los casos reportados son de origen autóctono. El virus entró a Colombia por Cartagena, probablemente por algún turista infectado que fue picado por el Aedes aegypti, que es el mosquito que también transmite el dengue y el chikunguña.

“Con las pruebas validadas pudimos concluir que hay nueve casos confirmados, todos de Cartagena y Turbaco, pero estamos estudiando otros lugares, concretamente San Andrés”, dijo el funcionario.

Aunque el Ministerio aseguró que estudia otros 300 casos sospechosos del nuevo virus, envió un parte de tranquilidad aclarando que es una enfermedad más benigna que el dengue y mucho más leve que el chikunguña.

Los síntomas

El virus del zika produce síntomas solamente en una de cada cinco personas infectadas, por eso es posible que muchas no se den cuenta de que las afectó.

El Viceministro de Salud explicó que para diferenciar esta enfermedad de los otros virus es importante tener en cuenta que la fiebre que produce no es tan alta, generalmente no supera los 38 grados centígrados, y los ojos de los infectados se ponen rojos, pero sin secreción o irritación.

También hay erupciones cutáneas, que no son ronchas sino manchas entre rojas y blanquecinas y los dolores articulares son menores que los producidos por el chikunguña.

Ruiz reconoció que esta enfermedad puede dejar posibles complicaciones de tipo neurológico, específicamente con un síndrome bastante infrecuente, que es Guillain-Barré, un trastorno autoinmune que puede llevar a la parálisis, pero cuya recuperación en la mayoría de los casos es completa después de un tiempo.

“Esto es muy raro y la evidencia no es absolutamente concluyente en este sentido”, señaló.

Por ahora, según el viceministro Ruiz, no se conoce en el mundo ninguna muerte vinculada directamente a esta enfermedad, pero es una realidad que está presente desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina. El mayor número de casos se conoce en Brasil, particularmente en el estado de Bahía, donde se han reportado 52.000 afectados.

Las autoridades de salud advirtieron que este es un mal para el cual deben estar preparados los 26 millones de colombianos que viven en municipios por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar, donde se encuentra el mosquito.

Vale anotar, sin embargo, que este mosquito es menos eficiente transmitiendo este virus; en ese orden de ideas, las autoridades consideran que no se alcanzarán los 800.000 casos que hubo con el chikunguña.

“No es que hoy automáticamente todos los mosquitos del país transmitan el zika, esto se va a dar como algo progresivo. Lo que ocurre es que el virus se acumula en glándulas salivales del mosquito y afecta a la siguiente persona que pique, y así sucesivamente”, aclaró el funcionario.

Enfermedad migratoria

Marta Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud, asegura que era imposible impedir que la nueva enfermedad llegara al país, porque es producto del flujo migratorio.

“Cuando los casos de zika llegaron a Brasil tuvimos de inmediato la certeza de que Colombia lo iba a tener; no sabíamos cuándo, pero se trataba de un hecho inminente, teniendo en cuenta que 14.000 brasileños entran mensualmente a Colombia”, sostuvo Ospina.

Gina Watson, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo que aunque no existe por ahora ninguna restricción de vuelos o movimientos poblacionales por la enfermedad, no se trata de que la gente deje de viajar, pero sí debe informarse dónde está el virus para tomar medidas de prevención.

“Esto no tiene por qué perjudicar las vacaciones, seguramente en Cartagena el virus va a pasar muy rápido y se va a extender a otras regiones, pero por el momento no hay necesidad de declarar ningún estado de emergencia”, aseguró Ruiz.

Watson pidió a la población “que no esté alterada, pero sí vigilante; las mujeres embarazadas, los bebés y las personas mayores pueden resultar más afectados”. La representante de la OPS pidió fortalecer las medidas de prevención contra el mosco, porque uno de los riesgos es que pueda coexistir con el dengue, pero no con el chikunguña.

Tratamiento sintomático

No existe vacuna contra esta enfermedad y el tratamiento para quienes lo adquieren es sintomático. Se aconseja descansar y tomar acetaminofén.

En casos muy excepcionales se requiere hospitalización. Para prevenir lo más importante es controlar los posibles criaderos y esto se logra evitando que se acumulen depósitos de agua en albercas, floreros, llantas, basuras, usando toldillo para dormir y repelente, especialmente en las extremidades y en las horas de la mañana y de la noche.

El zancudo adulto se combate con insecticidas y las picaduras se previenen con repelentes, el uso de ropa de manga larga y la utilización de mosquiteros para dormir.

El Niño favorece criaderos del mosquito

La razón principal por la cual el fenómeno del Niño podría complicar la transmisión de virus como el zika y el dengue es porque ante la necesidad de abastecerse de agua las personas usan recipientes que al quedar al aire libre se convierten en criaderos del mosquito.

Otro factor en este proceso es que por el aumento de la temperatura, la gente suda más y los repelentes duran menos en su piel, por lo cual la población está expuesta a más picaduras.

Fenómenos como el del Niño, por el aumento de temperatura, pueden acelerar la maduración de las larvas del mosquito y facilitar el desarrollo de la fase adulta.

Por la misma razón, cuando el mosquito transmisor que se convirtió más rápidamente en adulto requiere comer con mayor frecuencia, para lo que necesita picar más de lo normal.

Debido a esto la advertencia es que el calentamiento global, entre muchos otros efectos, incrementa la transmisibilidad de las enfermedades infecciosas.

El insecto vive en zonas por debajo de los 1.800 metros sobre el nivel del mar

El dengue, el chikunguña, la fiebre amarilla y el zika tienen dos cosas en común: no hay vacunas para prevenirlos y son transmitidos por el mismo vector, el Aedes aegypti.

Se trata de un mosco pequeño, que vive prácticamente en la mitad del país y en los domicilios de al menos 26 millones de colombianos.

El mosquito abunda en época de calor y lluvias y tiene un límite térmico, que se ubica en zonas por debajo de los 1.800 metros sobre el nivel del mar (climas templados y cálidos). Sin embargo, en Colombia se han encontrado hasta en los 2.200 metros.

Es un zancudo originario de África, que cuando pica succiona la sangre de la persona, al tiempo que inyecta su saliva. Esta puede contener los virus de esas enfermedades.

El Aedes es pequeño, oscuro y en sus patas presenta unas escamas blancas plateadas, que forman anillos en las articulaciones. Pica especialmente de día, sobre todo en la mañana y al final de la tarde, que son las horas menos calurosas. Aunque, de noche, con luz artificial, también ataca.

Este mosquito reposa en lugares oscuros y tranquilos, dentro de las casas y prefiere los dormitorios, los baños y las cocinas (donde hay baldosas); se posan sobre muebles oscuros, en las cortinas y en la ropa colgada. Por eso siempre hay que revisar.

La mejor manera de combatirlo es eliminando los posibles criaderos de agua estancada, porque el mosco deposita sus huevos en charcos, floreros, materas, llantas viejas, piscinas sin buen mantenimiento y basureros (las cubiertas de los recipientes y las paredes de albercas y piscinas, son su nido ideal).

Evitar que el mosquito se forme y desarrolle es mucho más efectivo que combatirlo cuando es adulto con fumigaciones.

Sin embargo, la fumigación –según el viceministro Ruiz– tampoco es efectiva en este caso, porque el zancudo permanece dentro de los domicilios y cinco días después de la fumigación, hay presencia de nuevos mosquitos, que reaparecen con capacidad de resistencia al veneno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.