Vidas transformadas por la música y una Batuta

Vidas transformadas por la música y una Batuta

La Orquesta Batuta dará un concierto este lunes, para recaudar fondos para sus actividades.

notitle
16 de octubre 2015 , 04:23 p.m.

La chelista Lorena Rodríguez, de la Orquesta Sinfónica Juvenil Metropolitana Batuta, incursionó en la música a los 10 años, en el centro orquestal de Batuta de la localidad de Puente Aranda. Ahora tiene 20 años y mantiene una pasión por este arte que, según ella, la ha llevado a ser lo que es y a querer ampliar el proyecto de la Fundación Nacional Batuta.

“Mi proyecto de vida es lograr que, a través de mi carrera profesional (administración de empresas), la fundación crezca y se reconozca por el trabajo que hace con los niños. La música te hace crecer como persona y te hace olvidar las diferencias que puede haber de raza, estrato y creencias religiosas. Por esto, Batuta es un proyecto tan especial, porque te enseña a compartir, a respetar y a olvidarte del mundo exterior, pues aquí no hay diferencias, todos somos iguales”, dice.

Junto con Lorena, se encuentran en la orquesta su hermano Fernando Rodríguez (chelista), la violinista Indira Moreno y la oboísta Juana María Benítez.

Para ellos, el proyecto de Batuta también ha tenido un gran significado en sus vidas y las de muchos niños colombianos. A ellos, su paso por Batuta los llevó a decidirse por la música como su proyecto de vida y a los beneficiarios fuera de Bogotá les dio una segunda oportunidad.

“En uno de los talleres que ofrecí en Quibdó conocí a un chico que estaba a punto de perderse. Gracias a su paso por la fundación, ahora está comenzando su carrera en la música popular y lo llaman para que grabe con artistas locales en Medellín”, cuenta Rodríguez, el chelista.

A la violinista Moreno, Batuta le permitió desarrollar sus habilidades: “Hacer parte de la fundación fue la mejor oportunidad que he tenido. A veces, uno tiene capacidades para las cosas, pero por falta de medios no puede acceder a programas que le ayuden a desarrollarlas. Batuta me ayudó a explotar todas esas habilidades que yo tenía para la música, era lo que necesitaba para decidir qué era lo mío”.

Por su parte, la oboísta Benítez, de 20 años, cuenta que, al comenzar en Batuta cuando tenía 9 años, hacer música no era una de sus actividades favoritas. “La orquesta ha hecho que fluya mi proyecto de vida y mi nivel como oboísta. En un principio no me gustaba la música y, gracias al impulso de mi maestra, poco a poco le fui cogiendo amor. Gracias a esa experiencia ahora estoy estudiando música en la Universidad Sergio Arboleda”, cuenta.

Este grupo de jóvenes y los demás integrantes de la orquesta consideran que lo más importante es transmitir sensaciones con la música y poder continuar con el proyecto de la fundación.

Por eso, este lunes a las 7 p. m., la Orquesta Sinfónica Juvenil Metropolitana Batuta ofrecerá un concierto en el auditorio del Gimnasio Moderno para recaudar fondos y seguir con su labor de pedagogía musical, que ha logrado llevarlos a presentarse en el Festival Young Euro Classic de Berlín (Alemania) y en el festival italiano itinerante LaVia dei Concerti.

En el concierto tocarán la ópera 'El barbero de Sevilla', del compositor italiano Gioachino Rossini, la composición orquestal 'Marcha Eslava Op. 31' en si bemol menor, del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski, 'Bacchanale', de la ópera de 'Sansón y 'Dalila Op. 47', del compositor francés Camille Saint-Saëns, y piezas colombianas como 'San Pedro en el Espinal', de Milciades Garavito Wheeler, y 'San Pelayo', del maestro Victoriano Valencia.

“En el concierto, queremos demostrar que sin importar la edad las cosas se pueden lograr y transmitir la energía de familia que hay en Batuta y las sensaciones que sentimos en el momento de tocar los instrumentos. Esperamos erizar al público y que vean la diversidad de niños que tiene la orquesta”, dice Lorena Rodríguez.

El precio del bono de solidaridad para asistir al evento es de 500.000 pesos, que incluye el concierto de la Orquesta Batuta y una cena en el restaurante Harry Sasson.

Durante la gala podrá apreciarse la superación, tanto musical como personal, que han tenido estos jóvenes, que han logrado hacer parte de lo que la Fundación Batuta considera el poder transformador de la música.

¿Dónde y cuándo?

19 de octubre a las 7 p. m. Auditorio del Gimnasio Moderno. Calle 74 n.º 9-24, Bogotá. Bono de solidaridad: 500.000 pesos. Tel. 318-782 6544.

ESTEFANÍA PINTO RUIZ
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.