Santa Fe, otra vez, se metió a la final de Copa: ganó 3-1 al O. Caldas

Santa Fe, otra vez, se metió a la final de Copa: ganó 3-1 al O. Caldas

Un gol de Juan D. Roa, en el segundo tiempo, destrabó el juego. Buscará el título frente al Junior.

notitle
15 de octubre 2015 , 10:29 p.m.

Todo cambió en el amanecer del segundo tiempo. Y cambió gracias a un zapatazo de Juan Daniel Roa. El bogotano, hecho en casa, agarró un rebote y la mandó al fondo del arco del experimentado Juan Carlos Henao. Ese gol empató la serie semifinal frente al Once Caldas y le dio un impulso anímico a Santa Fe para seguir derecho.

Dos goles más, anotados por Luis Quiñones y Róbinson Zapata, le dieron al equipo de Gerardo Pelusso el paso a la final de la Copa Colombia, más allá del susto final de César Quintero, que dejó el partido en un 3-1 que dejó a los visitantes con las manos vacías. Ahora, se viene un duelo de 180 minutos con el Junior de Barranquilla.

“Estoy feliz, orgulloso, gracias a Dios tenemos la oportunidad de jugar otra final con esta linda camiseta. Esperamos estar a la altura de una final, esto es muy lindo pero de nada sirve si no nos quedamos con el título. De nada sirve si no quedamos campeones”, dijo Yulián Anchico, al final del partido, a Win Sports.

El gol de Roa fue la bisagra entre un partido mano a mano, el del primer tiempo, y otro en el que Santa Fe tuvo 25 minutos de gran juego y otros 25, contando los cinco de reposición, de muchos nervios y sustos. Parece una frase hecha, pero a Santa Fe, en las épocas de sequía y también en los buenos tiempos que comenzaron con la séptima estrella, le gusta sufrir hasta el último minuto. Pero igual, el equipo se acostumbró a jugar al menos una final por año: la Liga en 2012, Superliga y Liga en 2013, Liga y Copa en 2014 y Superliga en 2015... De esas seis, ganó cuatro. Y va por la quinta.

El primer susto fue en el arco local, luego de una mala entrega del portero Zapata, que dejó un balón en el área que agarró Óscar Estupiñán, pero no supo resolver: ni pateó ni hizo bien el pase. Luego, Wilson Morelo tuvo dos opciones para marcar su gol 24 con Santa Fe en 2015: primero, un cabezazo que se fue desviado, y después, un remate desde el borde del área. Y el Once pudo aumentar la ventaja que traía desde Manizales con un desborde de Johan Arango y un remate de Estupiñán.

La remontada

El juego cambió totalmente a partir del tanto de Roa. Once Caldas quedó tambaleando, no volvió a aparecer por los alrededores de Zapata y Santa Fe pegó y pegó, desde el punto de vista futbolístico, hasta dejar al Once al borde del nocaut. A los 16 minutos, Wilson Morelo desbordó por la izquierda, metió un pase hacia atrás y Luis Quiñones anotó el 2-0, el tanto que le daba a Santa Fe la clasificación.

Tres minutos después llegó el tercer tanto, luego de un penalti que sancionó el árbitro Juan Carlos Gamarra por una supuesta falta de Hernán Menosse a Darío Rodríguez. La verdad, no parecía. Por petición del técnico Pelusso, el que se puso al frente del balón fue el portero Róbinson Zapata. Y Zapata le reventó el arco a Juan Carlos Henao...
“Soy una alternativa más. Gracias a Dios se convirtió y lo más importante es que sirvió para que el equipo clasificara a la siguiente fase”, dijo Zapata a Win Sports.

Cuando se pensaba que Santa Fe ya tenía la clasificación resuelta y que los últimos 26 minutos del juego iba a ser un trámite, Once Caldas metió dos jugadores de ataque para tratar de arreglar el problema. Entraron Patricio Pérez y Jhon Fredy Salazar y se fueron Jhon Valoy, que había entrado en el intermedio, y Franklin Lucena. Eso, más la lesión que sufrió Juan Daniel Roa, hizo que el partido se pusiera otra vez mano a mano.

El juego se volvió un duelo de emociones, más que de táctica o estrategia. Santa Fe trató de mantener su ventaja a las buenas y también a las malas, porque en los últimos minutos desaparecieron los balones, como último recurso para quemar tiempo. Y en el Once Caldas, Hernán Menosse, un zaguero central, terminó jugando de ‘9’, como en aquella final de la Copa Libertadores de 1987 en la que Gabriel Ochoa mandó a jugar a Enrique Esterilla como centro delantero contra Peñarol, en Santiago.

El pitazo final de Gamarra, que además le perdonó la tarjeta roja a Marlon Piedrahíta, hizo saltar a la gran mayoría de los 12.823 espectadores que llegaron anoche a El Campín y puso a Santa Fe a soñar con otra final. Pero antes, tendrá que jugar con Cali en la Liga e Independiente en la Copa Suramericana. Porque los rojos no quieren renunciar a nada...

Así se jugará por el título

Santa Fe y Junior jugarán la final de la Copa Colombia, en fechas por definir. Dependen de la participación de los rojos en la Copa Suramericana. El 22 de octubre visitarán a Independiente en Avellaneda y el 29 lo recibirán en El Campín. Para definir quién comienza como local, se cuentan los puntos a partir de la segunda fase: Santa Fe hizo 13 y Junior, 10. Por eso, el primer juego será en Barranquilla.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.