Bogotá filmada

Bogotá filmada

Se cumple un siglo de cine hecho en la capital. Un siglo de películas que son nuestra memoria.

14 de octubre 2015 , 07:28 p.m.

Fue el viernes 15 de octubre de 1915, hoy hace cien años, cuando se estrenó el primer largometraje colombiano de la historia: su título era, por supuesto, El drama del 15 de octubre. Podría decirse que con aquella proyección la controversial versión de los hermanos Francesco y Vincenzo di Doménico del brutal asesinato del general Rafael Uribe Uribe –protagonizada, según se cuenta, por los supuestos asesinos– también se dio inicio a la historia del cine bogotano. Y que hoy se está cumpliendo no solo un siglo de cine hecho en la capital de Colombia, sino un siglo de películas que suceden en esta ciudad y que son la memoria que tantas veces le ha sido esquiva.

Es eso, ese paso implacable de los años y ese empeño de filmar estas costumbres en las esquinas bogotanas, lo que ha querido contar A través de la pantalla: canción de vida, muerte y perdón, la película producida por el Instituto Distrital de Patrimonio y el Canal Capital, y dirigida por Juan Camilo Ramírez. La cinta –el resultado de una investigación monumental de los archivos, y de una revisión exhaustiva de los largometrajes, los cortometrajes y los documentales– es el extraordinario montaje de ciertos fragmentos de 116 trabajos fílmicos producidos en Bogotá desde octubre de 1915 hasta octubre del 2015. Verla es jugar un divertido juego en el que el espectador va descubriendo cómo han cambiado los ciudadanos y sus costumbres en estos cien años.

Un libro minucioso, Bogotá fílmica, completa el importante homenaje a este siglo de cine. En él quedan claros los tiempos románticos de los hermanos Di Doménico, el hoyo negro que vino después del ‘Bogotazo’, el resurgir de las películas hechas en la capital desde los años ochenta por una nueva generación de cinéfilos. Pero en especial, queda en evidencia lo mucho que se ha estado haciendo desde el Instituto para combatir tanto la falta de memoria que ha oscurecido la historia colombiana como el menosprecio de las producciones –buenas, regulares o malas– que se han estado filmando en estas calles desde que el primer bogotano tuvo en sus manos la primera cámara.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.