Advierten 'leguleyada' que convierte especies invasoras en domésticas

Advierten 'leguleyada' que convierte especies invasoras en domésticas

Ambientalistas cuestionan decreto firmado para impulsar producción de peces. Gobierno se defiende.

notitle
14 de octubre 2015 , 06:50 p.m.

Distintos sectores de la comunidad científica, específicamente los ictiólogos (encargados del estudio de los peces), han alzado su voz contra el polémico decreto del Gobierno que permite a algunas especies acuáticas pasar de su condición de invasoras a domésticas, con el fin de impulsar el sector acuicultor.

Esa determinación, consideran, atenta contra la biodiversidad del país y se pasa por encima la evidencia científica que ha comprobado el daño ambiental de los invasores a los ecosistemas del país.

“Más allá de la tilapia y la trucha, este decreto abre paso a que se dé entrada a otras especies a las aguas del país”, asegura José Iván Mojica, investigador de la Universidad Nacional y curador del catálogo de ictiología de esta misma institución.

Mojica teme que cobijado por este decreto especies asiáticas como el basa, del que ya se tiene evidencia científica de que llegó ilegalmente a las aguas de la cuenca del Magdalena, se conviertan en especies domésticas. (Lea además: Alerta por amenaza del pez basa en el río Magdalena).

“Es una leguleyada. Desconocen el trabajo científico, los convenios de biodiversidad y lo peligros que se vienen”, agregó el experto, quien hace parte del Comité Científico de Especies Invasoras del Minambiente, y por el que no pasó esta polémica disposición.

El Ministerio de Ambiente ha insistido en que este comité científico no es una instancia por la que deba pasar el decreto y que la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) será la que identifique qué especies pueden ser domesticadas y esta consideración deberá contar con un concepto vinculante del Ministerio de Ambiente.

Además, ante la oleada de críticas, el Ministerio de Ambiente aseguró que no hay ninguna solicitud para que peces como truchas o tilapias cuenten con esta nueva categoría en el país.

“Ese concepto se referirá a los riesgos y medidas de manejo. De esta manera, el pronunciamiento del Ministerio será una condición para que la decisión de la Aunap salvaguarde los riesgos ambientales que pueda haber”, explicó la autoridad ambiental.

Después de este paso, la Aunap será la que declare una especie como domesticada, aplicarán las medidas contenidas en los conceptos del Ministerio como la prohibición de la liberación al medio natural o la repoblación en medio natural con especies que sean declaradas domesticadas.

Sin embargo, el cuestionamiento de investigadores es que un instrumento jurídico pueda cambiarle la identidad a una especie natural, sin siquiera considerar su biología. De hecho, por ejemplo, en el caso de una especie como la tilapia, ampliamente distribuida por la geografía nacional, el Ministerio la había reconocido como una amenaza en la resolución 0848 del 2008.

De igual manera, como se cree ocurrió con el pez basa, el cultivo de estas especies de manera ilegal permite que haya filtraciones al medio natural, hecho que afecta de sobremanera a la especies endémicas del país.

Mauricio Valderrama, director de la Fundación Humedales y quien trabaja con proyectos de pesca sostenible en el país, asegura que este tipo de medidas le pone mayor presión a la supervivencia de peces como el bagre rayado del Magdalena, el capaz, que en los últimos años ha disminuido su producción.

Minambiente se defiende y dice que si se evidencian daños a los ecosistemas naturales, la Aunap deberá informar de inmediato a las corporaciones autónomas regionales. Asimismo que este decreto no exime a las a los acuicultores de obtener permisos ambientales como lo son los permisos de Vertimientos y Concesión de Aguas.

La incertidumbre para la comunidad científica es que cuando se trata con especies invasoras no se sabe a ciencia cierta cuáles serán sus efectos, que pueden ser tan letales y acabar con grupos particulares de peces o insectos, o invadir nichos de otras familias animales. Sin embargo, no se puede determinar hasta que no se haga los estudios respectivos.

Se necesita investigación

Acabar con una especie invasora no es una tarea fácil. Hay casos de países como Estados Unidos e India que han invertido millones de dólares en su erradicación sin tener éxito.

Respecto al caso del pez basa, recientemente encontrado en aguas del Magdalena, el investigador José Iván Mojica, de la Universidad Nacional, advierte que es urgente hacer una revisión de toda la cuenca para determinar dónde hay otros ejemplares del basa, cómo es su comportamiento y estudiar si cumple todo su ciclo de vida en las aguas del Magdalena.

Laura Betancur Alarcón
Redactora de EL TIEMPO
Escríbanos a laubet@eltiempo.com

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.