Comprendernos, comprender a otros

Comprendernos, comprender a otros

Historias locales, prácticas globales en el encuentro internacional de arte de medellín, MDE15

14 de octubre 2015 , 12:23 a.m.

En el espíritu del museo contemporáneo que somos, y sus principios, el Museo de Antioquia se ha esforzado en recientes años por trabajar críticamente con su colección y con artistas contemporáneos, para revisar premisas totalizantes y excluyentes que se han configurado desde la academia y los museos, entre ellas el discurso unívoco de la historia; perspectivas y posiciones que no tienen en cuenta la diversidad cultural, étnica, racial o de género, y, sobre todo, cómo estos asuntos se potencian en una ciudad que ha vivido intensos procesos de transformación urbana y social. Una transformación real e innegable. Pero, ¿hasta dónde? ¿Cuáles son las historias de esa transformación que permanecen en silencio? Quizá, escuchar los relatos de otros lados del planeta ayude a comprenderlo. Para contarlos, encontramos en las prácticas artísticas un lenguaje idóneo.

En medio de este panorama, proponemos el Encuentro Internacional de Arte de Medellín 2015, MDE15, el más importante proyecto del Museo de Antioquia. Realizado cada cuatro años desde 2007, fue creado, no como un evento que hace un espectáculo artístico de la ciudad, sino que reconoce en sus dinámicas culturales uno de los elementos fundamentales de esa transformación y que cuenta con la potencia de crear y fortalecer el tejido social, lo que nos permite reconocer lo que somos y conectarnos con el mundo, no para alardear de cosmopolitas, sino para comprendernos al comprender a otros: Historias locales / prácticas globales es el tema que este año tiene el MDE.

Para lograrlo, este Encuentro se vale de una combinación de exposiciones de arte, talleres, laboratorios, programas educativos, alianzas con distintas instituciones culturales y académicas, y trabajos entre artistas, teóricos y líderes en colaboración con las comunidades de Medellín. El escenario: no solo el edificio sede del Museo de Antioquia, sino cientos de puntos de la ciudad, porque sabemos que somos un polo importante del arte, pero el objetivo del Encuentro solo se cumple si reconocemos y nos unimos a la enorme fuerza de una red compuesta por muchos.

Así, este año recibimos artistas de África, América, Asia y Europa, con proyectos que abordan la violencia, la memoria, el conflicto, el cuerpo, la identidad y el género, el desarrollo urbano, la capacidad de resistencia, los sueños, y las posibilidades de transformación de las ciudades. Algunas de estas obras son proyectos que llegan finalizados y listos para ser expuestos desde distintas partes del mundo, otros son trabajos comisionados que utilizan como materia prima la experiencia que varios artistas tuvieron con comunidades y problemáticas de Medellín, con ocasión del MDE.

Se unen, además, once espacios artísticos autogestionados que han surgido en la reciente década para dinamizar la escena local y brindar alternativas de experimentación, producción y circulación de arte. Algunos de ellos tan reconocidos como Taller 7 y Casa Tres Patios; otros, jóvenes espacios que han logrado enorme acogida, como PorEstosDías y Campos de Gutiérrez; unos más, iniciativas nacidas desde la comunidad que usan el arte como herramienta de cambio, tal como Nuestra Gente, en el barrio Santa Cruz, y Casa de las Estrategias, en la Comuna 13. Cada uno, con propuestas que nacen desde sus propias preocupaciones: arte, tecnología, arquitectura, gastronomía, comunicaciones, intercambio de conocimientos entre lo académico y lo popular, o cooperación con personajes internacionales.

Pero esta red es, aun, mucho más fuerte. La academia, motor indispensable para este Encuentro, se vincula por medio del MDE expandido, en el cual produce sus propios proyectos artísticos alineados con el tema de esta edición. Gracias a ello, se suman propuestas de salones de arte joven, talleres de escritura crítica, proyectos editoriales, y más de 60 actividades de instituciones como la Universidad de Antioquia, la Universidad Nacional, la Universidad Pontificia Bolivariana, el Instituto Tecnológico Metropolitano, la Institución Universitaria Bellas Artes Medellín, entre muchos otros. Finalmente, con el componente de actividades paralelas, diversas iniciativas comunitarias de Medellín se unen al Encuentro con propuestas que, aunque no están dentro del eje temático de esta ocasión, son relevantes para el contexto del MDE.

Proponemos, entonces, un Encuentro que se extiende más allá de sus fechas de apertura y cierre. Proponemos un MDE que no es un paréntesis en la vida de Medellín: es una concentración de muchísimas dinámicas artísticas naturales en su cotidianidad.

ANA PIEDAD JARAMILLO RESTREPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.