Clinton se defiende y Sanders cautiva en primer debate demócrata

Clinton se defiende y Sanders cautiva en primer debate demócrata

Los candidatos a la presidencia de EE. UU. hablaron sobre inmigrantes y Siria.

notitle
13 de octubre 2015 , 10:25 p.m.

Aunque sin la virulencia de sus rivales republicanos, los candidatos a la nominación del partido demócrata para las presidenciales del 2016 se enfrentaron este martes durante un entretenido debate en el que la exsecretaria de Estado Hillary Clinton demostró por qué, de momento, sigue encabezando todas las encuestas.

Pese a que fue blanco de fuertes ataques, especialmente de las preguntas que le lanzó el presentador Anderson Cooper (de la CNN), Clinton pudo sortearlos con propiedad a lo largo de las dos horas y media que duró el encuentro en la ciudad de Las Vegas.

De entrada, y cuando habían pasado ni cinco minutos, fue puesta contra la pared al preguntársele por sus constantes cambios de posición en delicados temas como el matrimonio homosexual y los tratados de libre comercio (particularmente el de la Alianza Transpacífica, TPP) que dijo apoyar en su momento pero que ahora rechaza.

¨Yo, como todo el mundo, absorbo las cosas que pasan y he cambiado en algunas. Pero mis vales siguen intactos¨, contestó la exprimera dama con aplomo.

Clinton, de hecho, hasta recibió un empujón de su más cercano rival: el senador de Vermont Bernie Sanders. El senador creo uno de los momentos más memorables del debate -y generó el aplauso más cerrado de la noche- cuando interrumpió a Cooper para decirle que el público de EE. UU. estaba hasta la coronilla con la historia de los correos electrónicos de Clinton, un tema que la viene persiguiendo desde hace meses y que salió a relucir en el debate.

La ex secretaria de Estado es investigada por haber usado su cuenta privada para manejar correos electrónicos de su trabajo cuando las leyes le exigían usar la oficial. ¨No más con la pendejada de sus emails. La gente quiere que hablemos y enfrentemos las cosas reales que nos afectan¨, dijo Sanders.

Por supuesto, todos los ojos se posaron sobre Clinton y Sanders, quien a sus 74 años, sigue sorprendiendo a todo el mundo por su ascenso en los sondeos.

Aunque Hillary encabeza de lejos todas las encuestas nacionales, Sanders, que no tiene reparos en definirse a si mismo como un ¨socialista¨, le estaría ganando en New Hampshire y empatando en Iowa, dos de los primeros estados en realizar primarias y que pueden marcar una tendencia.

Ambos chocaron en varias oportunidades. Entre ellas cuando Hillary lo acusó de ser blando a la hora de enfrentar a la industria armamentista en EE. UU. y por criticar el capitalismo, según ella un sistema que si bien hay que mantener en cintura es responsable de la creación de la clase media más exitosa del planeta. Sanders, por su parte, contestó que si ser capitalista era apoyar que el 1 por ciento de la población se llevaran el 90 por ciento de los ingresos entonces no lo era.

También se mostraron los dientes cuando Clinton criticó la política del presidente Barack Obama en Siria y reclamó mayor liderazgo en la región estableciendo, entre otras cosas, una zona de exclusión aérea que forzaría a Rusia a negociar su participación en este conflicto. ¨Hay que enfrentar el matoneo de Putin¨, sostuvo la exsecretaria que con su posición tomó bastante distancia del actual mandatario.

Sanders, por su parte, dijo respaldar ciento por ciento la posición del presidente que de momento se resiste a un rol más directo en Siria.

Inmigrantes en el debate

El tema migratorio entró en el debate gracias a las preguntas del presentador de CNN en Español, Juan Carlos López, quien es colombiano. López le pidió a Clinton una posición sobre el acceso de los indocumentados a los beneficios que otorga la ley de salud que se aprobó hace algunos años en EE. UU. y que se conoce como Obamacare. La exsecretaria dijo no tener problema con la idea de que indocumentados puedan acceder el sistema de seguros de salud a precios asequibles pero no al régimen de subsidios que también ofrece.

Clinton también respaldó que los ilegales puedan aplicar a subsidios educativos para universidad en estados que así lo han dispuesto.

Durante el debate Sanders también dijo que apoyaría la legalización de la marihuana para uso recreacional, pero como una estrategia para luchar contra el crimen y el abultado encarcelamiento.

¨Hay que repensar la guerra contra las drogas que ha hecho tanto daño¨, sostuvo mientras que Hillary no quiso comprometerse a respaldar el uso de la droga con este fin más si sus funciones medicinales y la idea de cambiar el sistema.

Junto a ellos también participaron el ex gobernador de Maryland Martin O'Malley, el ex senador de Virginia Jim Webb, y el ex gobernador de Rhode Island Lincoln Chafee. Estos últimos tres buscando un golpe de suerte para revivir sus moribundas campañas (ninguno registra más del uno por ciento) que al parecer no llegó.

De acuerdo con el promedio de encuestas de la Firma Real Clear Politics, Clinton encabeza las encuestas con un 43. 3 de las intenciones de voto seguido por Sanders (25 .1) y el vice presidente Joe Biden que sin que se haya lanzado a las contienda ya obtiene un 17.4 por ciento.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.