'Día de furia' incrementa las tensiones israelo-palestinas

'Día de furia' incrementa las tensiones israelo-palestinas

Cuatro atentados hicieron convocar a una sesión de emergencia al gabinete de seguridad israelí.

notitle
13 de octubre 2015 , 08:03 p.m.

Cuatro atentados en los que murieron tres israelíes y 22 resultaron heridos, y que dejaron a tres de los atacantes palestinos sin vida, hicieron que fuera convocada una sesión de emergencia del gabinete de seguridad israelí, encabezado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, para tomar medidas que permitan enfrentar la ola de violencia en general y el ‘día de furia’ palestino que sacudió ayer la región.

Una de las primeras decisiones será colocar obstáculos que impidan la salida de los barrios árabes de Jerusalén oriental sin revisiones de seguridad, a fin de complicar la movilización de potenciales atacantes a los barrios judíos.

La otra sería ubicar tropas del Ejército en ciudades, especialmente en Jerusalén, para rodear los barrios árabes.
La dirigencia palestina, por su parte, adjudicó la responsabilidad de lo que está pasando a la “ocupación israelí” y amenazó con documentar los casos de lo que llamó “niños palestinos ejecutados” para llevarlos ante la Corte Penal Internacional.

“Los palestinos tienen derecho a defenderse”, dijo en Ramala el secretario de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Saeb Erekat. Condenó también los ataques de colonos judíos contra palestinos y sus propiedades, derribamiento de viviendas palestinas por parte de Israel y lo que denominó “castigos colectivos y limpieza étnica”.

“La paz y la seguridad nunca se materializarán sin que se acabe la ocupación”, dijo.

La ONU, entre tanto, condenó, a través del secretario general, Ban Ki-moon, “todos los actos de terrorismo a los que asistimos en Israel y Palestina”, pero llamó la atención sobre el “uso aparentemente excesivo de la fuerza” por los soldados israelíes contra los palestinos en Cisjordania, y pidió al Gobierno israelí que se ocupe de este tema.
Y la Liga Árabe solicitó convocar una reunión urgente de cancilleres de los países árabes para debatir lo que denominó “las violaciones y los abusos de Israel”.

Los debates sobre cómo Israel debe enfrentar la escalada de violencia desde hace un mes, en la que han predominado los ataques con cuchillo de parte de grupos de palestinos, son el pan de cada día, mientras las autoridades palestinas se niegan a hablar de que lo que se vive es una Intifada (levantamiento) y prefieren llamarlo “lucha de resistencia”.

El movimiento islamista Hamás felicitó a los perpetradores de todos los ataques, asegurando que “son un mensaje para todo aquel que profana nuestros lugares sagrados”, en alusión a las tensiones por el rezo de los judíos en la explanada de las mezquitas, que, según los palestinos, quieren cambiar el statu quo del tercer lugar más sagrado del islam.

Netanyahu exhortó ayer al presidente palestino, Mahmud Abás, a “actuar con responsabilidad” y a garantizar que “cesen la incitación y la mentira en su entorno”. “No convierta a asesinos en héroes”, recalcó.

Según un recuento de Efe, desde principios de mes han muerto en incidentes y ataques (la inmensa mayoría de palestinos contra israelíes) 30 palestinos –11 de ellos, supuestos atacantes– y 7 israelíes, y han sido heridos más de 1.400 palestinos y alrededor de cincuenta israelíes.

Jana Beris*
Corresponsal de EL TIEMPO
* Y agencias

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.