'Playboy' se tapa

'Playboy' se tapa

La revista muestra que la rebeldía ya no está en la desnudez, sino en la audacia de las mentes.

13 de octubre 2015 , 07:40 p.m.

Luego de 62 años de combatir –y de encontrar rentable– el puritanismo norteamericano, después de seis décadas de publicar entrevistas de vanguardia y memorables relatos de ficción, pero sobre todo de revelarle al gran público del mundo entero osadas fotografías de mujeres sin ropa, la emblemática revista Playboy acaba de tomar la decisión de no mostrar más desnudos totales en su edición impresa. Según dijo a The New York Times el director, Scott Flanders, la medida –consultada con el famoso fundador, Hugh Hefner– no es una entrega al conservadurismo ni a la corrección política, que fueron siempre los grandes enemigos de la publicación, sino, simplemente, la comprensión de que desde hace años los medios han estado esperando una nueva era, sin darse cuenta de que esta se encuentra sumamente avanzada, y la certeza de que hoy en día la pornografía se halla en todas partes y “a un clic de distancia de cualquier acto sexual”, y la crítica a la doble moral está en otro lugar.

Playboy, que llegó a vender más de cinco millones de ejemplares en sus días de gloria, hoy apenas se acerca al millón de compradores, pero, luego de dar el viraje del porno al erotismo, del escándalo a la irreverencia apta para todas las edades, ha conseguido que el número de sus lectores en internet se cuadruplique, pues, al no tener asomos de pornografía, sus contenidos ahora sí pueden ser compartidos en las redes sociales. Está claro que seguirá divulgando ficciones, entrevistas de fondo, textos sobre sexo y retratos icónicos, pero que ahora lo hará pensando en un mundo que ha cambiado irremediablemente; que ya no está pendiente de la liberación femenina, sino de las luces que han venido entregándole las mujeres; que tiene otros caminos por recorrer. “Ya dimos la batalla y la ganamos”, declaró Flanders.

La rebeldía ya no está en la desnudez de los cuerpos, sino en la audacia de las mentes. Y la marca de Playboy ya no será una marca pasada de moda, que una vez escandalizó a los unos e iluminó a los otros, sino una voz empeñada en evitar el anquilosamiento de su sociedad.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.