Morfología española / El lenguaje en el tiempo

Morfología española / El lenguaje en el tiempo

Consejos de ortografía de Fernando Ávila, delegado para Colombia de la Fundéu BBVA.

13 de octubre 2015 , 03:51 p.m.

Además de lo dicho en las columnas anteriores, conviene tener en cuenta las siguientes características de la morfología léxica española, para acertar en la escritura de las palabras que aparezcan en el Concurso de Ortografía.
En español no hay th, por lo que nombres ingleses como marathon, triathlon, pentathlon, Martha, Nazareth, Judith se escriben en español maratón, triatlón, pentatlón, Marta, Nazaret, Judit.

Hay palabras con vocal repetida, contraataque, lee, chiita, cooperativa, duunvirato; doble c, acción, redacción; doble l, lluvia, calle; doble n, connotar, innovación, y doble r, férreo, carro.

En español no hay gh, ni doble t, ni doble f, por lo que vocablos italianos como graffiti, ghetto y espaghetti se escriben en nuestro idioma grafiti, gueto y espagueti, según el DILE, 2014, y tutti frutti pasa al español en la forma tutifruti, según el Diccionario de americanismos, Damer, 2010.

No hay doble z, por lo que la voz inglesa puzzle y la italiana mezzaninne pasan al español en las formas puzle y mezanine, según el Diccionario de la lengua española, DILE, 2014, y las voces italianas mezzosoprano y paraparazzi se convierten en mesosoprano y paparazi, según propuesta del Diccionario panhispánico de dudas, DPD, 2005.

Cabe aclarar que pizza es voz italiana sin traducción, por lo que debe ir en cursiva dentro del texto español, pero sus derivados pizzería y pizzero van en redonda: no son extranjerismos sino híbridos.

Los prefijos van pegados cuando se anteponen a nombre univerbal, exministro, supercampeonas, subtotal; con guion cuando se anteponen a cifra o a mayúscula, ex-10, ex-HSBC, super-8, sub-20, y separados cuando se anteponen a nombre pluriverbal, ex primer ministro, ex señorita Colombia, super buena persona, según la Ortografía de la lengua española, OLE, 2010.

Verbos terminados en -mos, como dejemos, olvidemos, perdamos, con pronombre enclítico -nos (dejémosnos, olvidémosnos, perdámosnos) pierden la s final del verbo, dejémonos, olvidémonos, perdámonos.

Palabras esdrújulas como espécimen y régimen, cuyo plural sería sobresdrújulo (espécimenes, régimenes), cambian su acento a la siguiente sílaba, especímenes, regímenes, porque en español no hay sustantivos sobresdrújulos. Las únicas voces sobresdrújulas son verbos, diga, entre, saque, con pronombres enclíticos (me, te, se, nos, os, lo, la le, los, las, les), dígamelos, éntrenosla, sáqueselas.

La u sonora de gue y gui se debe indicar con diéresis: agüero, agüista, agüita, ambigüedad, amortigüen, antigüedad, apacigüe, argüir, bilingüe, bilingüismo, cigüeña, cigüeñal, contigüidad, degüello, desagüe, exangüe, exigüidad, halagüeño, Itagüí, lengüeta, lengüetazo, lingüista, lingüística, monolingüe, nicaragüense, paragüero, paragüitas, pedigüeño, pingüe, pingüino, piragüista, plurilingüe, sinvergüenza, trilingüe, ungüento, vergüenza. Sin diéresis, la u pierde su sonido, sigue, guerra, guitarra, siguiente. Y esta combinación sin la u muda pasa a sonido fuerte, igual al de la j, gerente, cónyuge, gitano, mágico.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.