Zombis y dictadura vuelven a 'The Walking Dead' / Navegantes del Cable

Zombis y dictadura vuelven a 'The Walking Dead' / Navegantes del Cable

Una crítica al estreno del primer episodio de la sexta temporada de la serie.

notitle
13 de octubre 2015 , 11:04 a.m.

La serie apostó por el artificio de jugar en diferentes tiempos, afianzando un poco el aspecto dramático y sin perder el ritmo de tensión.

No fue el típico retorno brutal, aunque se mantuvo la idea de un Rick (el protagonista) cada vez más parecido a un dictador y quien tiene que tomar las decisiones más difíciles y lidiar con los conatos de revolución.


No era para menos, pues él es el único en desarrollar una estrategia para mantener la tranquilidad de Alexandria, que poco a poco tendrá que asumir en serio, que hay que aniquilar caminantes para seguir viviendo.

Un aspecto argumental que se expone de una manera clara, mientras se cocina la receta de una confrontación por el dominio de la manada, una apuesta que se ha promovido desde el tráiler de este nuevo ciclo.

A este nuevo comienzo se le agradece la idea de intentar nuevos juegos tanto en la forma (el uso del blanco y negro) como en el fondo (asumiendo que hay conflictos más grandes que el enemigo de turno que ahora se identifica con una W), hay un sensación extraña que parece estar más ligada a un ejercicio político que a una necesidad extrema por sobrevivir, lo que se convierte en un reto muy complicado, pues no es fácil imaginar una dirección de los acontecimientos sin Rick, a pesar de que cada se le nota más el desequilibrio.

A eso hay que sumar el silencio de Daryl y el desmoronamiento emocional de Abraham y Sasha son puntos de inflexión que no se deben descuidar. El estreno del nuevo ciclo ofreció un buen episodio, no muy emocionante, pero tampoco tan contemplativo en su desarrollo. A la par reactivó una gran percepción del caos, a través de los miles de muertos vivientes que se vieron en pantalla y que afianzaron la desesperanza que tiene que reinar en una serie como estas.

Ahora, lo que se espera con ansia es cómo se va a desbaratar el complejo nudo alrededor del poder y el manejo de los sobrevivientes, un aspecto que promete explotar en esta  temporada y, si es posible, el nuevo rumbo que debería tomar la serie para no tener que repetir la fórmula del atrincheramiento-la confrontación y pérdida, que tanto ha funcionado, pero que si reaparece se vería desgastado, casi como los zombis que ahora pululan en pantalla.  

Andrés Hoyos Vargas

Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.