Cinco respuestas sobre la tragedia del avión derribado en Ucrania

Cinco respuestas sobre la tragedia del avión derribado en Ucrania

La aeronave de Malaysia Airlines, con 283 pasajeros, fue atacada por un misil ruso, en el 2014.

notitle
13 de octubre 2015 , 10:01 a.m.

El 2014 fue el peor año en la historia de la aerolínea Malaysia Airlines, pues en menos de cuatro meses dos de sus aeronaves que realizaban itinerarios internacionales desaparecieron.

La primera, el vuelo MH 370, que el 8 de marzo cubría la ruta entre Kuala Lumpur (Malasia) y Beijing (China) simplemente se esfumó de los radares una hora después de haber comenzado el vuelo y se cree que cayó en algún lugar del océano Índico, aunque no se ha encontrado ninguna prueba. La aeronave, un Boeing 777-200 que llevaba 227 pasajeros y una tripulación de 12 personas, no ha sido encontrada, ni siquiera un fragmento ni un documento que pueda dar fe de que se accidentó.

La segunda, el vuelo MH 17, un Boeing 777, cayó cuando sobrevolaba un territorio controlado por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania el 17 de julio. El vuelo llevaba 15 miembros de la tripulación y 283 pasajeros. Una investigación holandesa dijo este martes que el avión fue derribado por un misil de fabricación rusa.

Al respecto y sobre este segundo caso han surgido preguntas que lo que hacen es aumentar los interrogantes de quién es el responsable del hecho: ¿los rebeldes prorrusos que buscan segregar el este de Ucrania para que luego sea anexada por Rusia y así continuar el camino que siguió la península de Crimea y que por error habían confundido la aeronave comercial con un bombardero de guerra? o tal vez fuerzas ucranianas que también podrían haber confundido la aeronave con una de guerra o que la habrían atacado, a sabiendas que todos señalarían a los prorrusos.

¿Acabarán siendo identificados los responsables? ¿Qué ocurrió el 17 de julio de 2014?

Un Boeing 777 de Malaysia Airlines fue derribado cuando sobrevolaba un territorio controlado por los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

El MH17, que había despegado del aeropuerto de Ámsterdam sobre las 12H30 (10H30 GMT) rumbo a Kuala Lumpur, volaba a una altura de 33.000 pies, esto es, unos 10 kilómetros.

Los 15 miembros de la aerolínea y los 283 pasajeros, incluidos 193 holandeses, fallecieron. En un primer informe, los investigadores de la Oficina Holandesa de Seguridad (OVV) consideraron que el Boeing había sido golpeado por "proyectiles de alta energía", sin confirmar que se tratara de un misil.

La fiscalía holandesa, que coordina la investigación penal, indicó en agosto que había identificado elementos que podrían pertenecer a un misil tierra-aire de tipo BUK, pero aseguró que no podía establecer "una relación de causalidad".

¿Quién disponía del sistema de misiles BUK?

Los ejércitos de Kiev y Moscú disponen del sistema de misiles tierra-aire BUK, según Peter Felstead, editor de la revista británica especializada 'Jane's Defence Weekly'.

Estos misiles antiaéreos, desarrollados primero por la Unión Soviética y luego por Rusia, deben ser manipulados por especialistas muy entrenados. Permiten alcanzar blancos en movimientos a más de 40 kilómetros de distancia y 25 kilómetros de altura.

Potentes y precisos, explotan cerca de la diana y la golpean con abundante metralla de obús que se desplaza a gran velocidad.

¿Quiénes son los responsables?

Ucrania y Estados Unidos afirman que los separatistas prorrusos abatieron el avión con un misil tierra-aire de tipo BUK entregado por Rusia. "Está claro que se trata de un sistema entregado a los separatistas desde Rusia", afirmó el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, tras la catástrofe. Según Felstead, la destrucción del vuelo
MH17 fue "un error".

Los operadores del sistema pensaban "haber apuntado a un avión militar en la región, pero resultó ser un avión de línea". Moscú refuta esas acusaciones y asegura que fueron las tropas ucranianas quienes abatieron el avión. Pero, según la web de periodismo ciudadano Bellingcat, que investigó sobre la catástrofe basándose en documentos públicos, el sistema BUK llegó un mes antes a Ucrania, procedente de la ciudad rusa de Kursk.

¿Qué pasará ahora?

Los familiares de las víctimas afirmaron que el informe que publicó la OVV permitirá mantener la presión para detener y juzgar a los culpables. La Fiscalía holandesa aseguró a finales de junio que había identificado a numerosas "personas de interés" en la investigación sobre los responsables de lo ocurrido, sin poder señalar a ningún sospechoso.

Para Felstead, es "improbable que los culpables sean detenidos y llevados ante los jueces", pero la investigación penal deberá seguir adelante. Rusia vetó el 29 de julio en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución para crear un tribunal especial, una medida reclamada entre otros por Holanda, para juzgar a los responsables de la catástrofe.

Con AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.