Meluk le cuenta... (¡Envalentonados!)

Meluk le cuenta... (¡Envalentonados!)

Uruguay es rival directo y quitarle un punto que allá no se le quita casi nunca sería maravilloso.

notitle
12 de octubre 2015 , 10:04 p.m.

La diferencia entre prudencia y cobardía es, a veces, imperceptible. En partidos como el de este martes, contra Uruguay en Montevideo, por lo general prefiero un mal arreglo a un buen pleito.

Si estuviera en mis manos, llevaría un notario público juramentado para que selle la firma del empate. Un puntico en el Centenario sería un punto muy alto, pues Colombia lleva tres derrotas seguidas allá, incluyendo una en la eliminatoria pasada con este equipo de Pékerman, la noche en la que le metieron un baile terrible a Stefan Medina y se perdió 2-0.

Uruguay es un rival directo y quitarle un punto que no se le quita casi nunca en su casa sería maravilloso. Es que la pesadilla se ha repetido: Colombia va ganando o empatando y termina perdiendo. ¡Y hoy es martes 13!

Sin embargo, en un inusitado arranque de valentía, esta vez es cuando se le puede ganar, otra vez, a Uruguay allá, ya que tendrá al menos cuatro bajas –dos de ellas determinantes, sus delanteros Suárez y Cavani– a pesar de que por acá tampoco está James y varios andan más simples que un tinto descafeinado. Pero si no se parte esa papaya uruguaya, ¿entonces, cuándo...?

Recuerdo el ya famoso partido de la eliminatoria pasada contra Chile, en Santiago. Cobarde y desconfiado, pedí (como tantos otros) jugar atrás, muy cerrados, con mucho “orden táctico”, y armé ecuaciones pseudocientíficas de funcionamientos defensivos y dibujé mapas con trampas como las del coyote al correcaminos con jugadores de mucha marca que pusieran la tranca para, luego, tratar de saltar la tapia por sorpresa y agarrar el triunfo en contragolpe.

Pero Pékerman, en lugar de plantear una batalla de aguante y cuerpo a cuerpo, mandó a la Selección a jugar al fútbol, con toque y al ataque; ordenó recrearse en un carrusel de pases y ganó. Ese día cambió la historia de la Selección. ¿Por qué no hacer lo mismo hoy para cortarle las uñas a la garra charrúa, más con las bajas que tendrá?

El técnico Pékerman dijo que no espera hacer muchos cambios (¡es capaz de repetir el mismo equipo que le ganó a Perú, ojo con eso!), aunque yo, en mi confesada prudencia o cobardía, pondría a Mejía por Guarín. ¿Cuéllar...? ¡No! Recuerden que el que con Medina durmió amaneció derrotado.

Sacar el empate en Montevideo, donde no nos ganamos ni una gripa, sería sensacional, pero Uruguay está dando papaya y es inevitable envalentonarse, hasta para un prudente cobarde como yo...

Meluk le cuenta...

 

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
@MelukLeCuenta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.