Ola de violencia entre palestinos e israelíes se hace más intensa

Ola de violencia entre palestinos e israelíes se hace más intensa

Cuatro ataques se registraron en Jerusalén y un adolescente palestino falleció en Cisjordania.

notitle
12 de octubre 2015 , 08:38 p.m.

Esta ciudad se convirtió este lunes en escenario de cuatro atentados. Las autoridades israelíes aseguran que esta ola de violencia es producto de la “incitación en los medios palestinos” en los que se alega que “los judíos quieren destruir la mezquita de Al Aqsa”.

Tanto el presidente israelí, Reuven Rivlin, como el primer ministro, Benjamín Netanyahu, declararon ayer que “no hay intención ninguna de cambiar el statu quo en el Monte del Templo (Explanada de las Mezquitas para los musulmanes)”, agregando que “quienes alegan lo contrario saben que mienten y con ello, fomentan la violencia”.

A primeras horas de la mañana, un palestino intentó acuchillar a un policía israelí en la ciudad vieja, a lo que el guardia reaccionó con disparos que le quitaron la vida al atacante.

Pocas horas después, en la avenida Bar Lev, una joven de 16 años atacó con otra arma cortopunzante a un policía, quien respondió con un disparo a sus piernas. Ambos fueron trasladados al hospital Hadassah.

Una hora más tarde, en la zona de Pisgat Zeev (noreste de Jerusalén), dos hermanos palestinos, de 13 y 16 años, atacaron con la misma clase de armas a un joven de 25 años y otro de 13.

Uno de los atacantes murió por disparos de un agente policial y el otro resultó gravemente herido.

Al anochecer, un palestino que viajaba en un bus intentó súbitamente quitarle el arma a un soldado que también iba en el mismo medio de transporte, a la altura del conocido como puente de las Cuerdas, en la entrada oeste de la urbe.

El soldado se resistió y dos policías que accedieron al vehículo accionaron sus armas contra el agresor, quien murió al instante.

Por otra parte, un adolescente palestino murió durante enfrentamientos en un puesto de control del norte de Cisjordania, cerca de Ramala, según informó el Ministerio de Salud de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Las autoridades palestinas identificaron al joven como Ahmad Sharake, de 13 años, e informaron que otras 20 personas resultaron heridas por disparos de balas de goma de las fuerzas israelíes durante los incidentes, cerca del asentamiento judío de Beit El.

Pocas horas después, un árabe israelí de 20 años apuñaló a cuatro judíos tras lanzar sobre ellos su vehículo en el kibutz de Gan Shmuel (norte), informó la Policía.

Los médicos informaron que una joven de 19 años se encuentra en estado grave, en tanto dos hombres de 20 y 45 años, así como una adolescente de 14 años, sufrieron heridas leves.

La tensión es tal que crece cada día el riesgo de que se produzca una masiva revuelta palestina, bajo forma de una tercera intifada.

Además, se reaviva el temor a los atentados con bomba que durante la segunda intifada (2000-2005) sembraron el terror entre la población israelí.

Sin embargo, el ministro palestino de Relaciones Exteriores, Riad al Malki, consideró ayer “prematuro” calificar de tercera intifada la actual oleada violenta en Israel y en los Territorios Palestinos, y opinó que todavía se puede controlar la situación.

“Es prematuro hablar en esos términos. Creo que sigue existiendo una posibilidad de controlar la situación, si Netanyahu colabora”, declaró Al Malki en Viena.

JANA BERIS*
Corresponsal de EL TIEMPO
Jerusalén.
* Con AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.