'La guerra contra las drogas no funciona': Benicio del Toro

'La guerra contra las drogas no funciona': Benicio del Toro

El actor habla de su papel en 'Sicario', un filme acerca de narcotráfico, violencia y corrupción.

notitle
12 de octubre 2015 , 04:26 p.m.

La sombra del narcotráfico sigue a Benicio del Toro, pero en el cine. Su rostro de tipo duro y una intensidad especial a la hora de actuar fueron elementos esenciales para que se quedara con papeles de historias de narcos en películas como 'Traffic', 'Salvajes' y 'Escobar: paraíso perdido', en la que el actor boricua interpretó al capo colombiano Pablo Escobar.

Por eso no es extraño verlo en 'Tierra de nadie: sicario', cinta que está en cartelera. En ella, interpreta a Alejandro, un consultor de la CIA que, junto a un equipo interdisciplinario, tiene la misión de atrapar a un capo mexicano.

Pero no es la típica cinta de acción y drogas, gracias a la dirección de Denis Villeneuve ('Incendies', 'Intriga') que le imprime momentos de drama y tensión.

“Hace tiempo leí una historia acerca de un samurái que tenía que matar a un hombre y cuando estaba a punto de hacerlo, la víctima, que estaba agonizando, le escupe en la cara y evita que el guerrero lo asesine. Yo tuve eso en mente al interpretar este personaje, porque sabía que Alejandro debía tener presente esos sentimientos al hacer su trabajo”, explica Del Toro en una entrevista con EL TIEMPO.

En este papel, parece un hombre que ha saltado del brillo de la justicia hacia un lugar muy oscuro.

“En parte es así, pero al final de cuentas creo que una persona es inocente hasta probarse lo contrario, pero en el momento en que uno comienza a romper las reglas o a cometer actos ilícitos, no importa cuánto dure, no interesa lo astuto que alguien se crea, siempre va a terminar perdiendo”, reflexiona.

Sin embargo, él justifica las acciones de su personaje y entiende por qué ha llegado a tener que lidiar con un ambiente peligroso.

“Pienso que mucha gente puede entender la ira de este personaje debido a la violencia generada por las drogas y el narcotráfico. Precisamente, me concentré en esa rabia, ya que vivió una situación muy fuerte, lo que lo lleva a hacer cosas brutales”, explica.

Para él, en 'Tierra de nadie: sicario' hay una línea muy delgada entre pensar lo que es correcto y lo que significa ignorar la justicia.

“Posiblemente haya gente que crea que es una clase de héroe porque está arriesgando su vida, poniéndose de frente para acabar lo peor del problema de la droga, desde el punto de vista de ambos lados: la demanda y los proveedores. Pero es un problema que se ha salido de las manos y a medida que se va conociendo su pasado, uno comienza a entender que no todo es blanco y negro”, insiste.

Otras alternativas

“Yo he hecho muchas películas sobre el tema y he interpretado todos los ángulos del problema de las drogas, desde un adicto hasta un gran capo, y algo que he aprendido de toda la gente que he conocido para interpretar estos roles es que la oferta y la demanda de drogas no ha cambiado, a pesar de las tácticas y las nuevas tecnologías para enfrentarlas”, comenta Del Toro, que ganó el premio Óscar en la categoría de mejor actor de reparto en el 2001, por 'Traffic'.

“Lo único que sé es que debe haber otras alternativas como en algunas partes, donde se ha legalizado la marihuana por cuestiones medicinales, son pasos que deben explorarse porque la vieja guerra contra las drogas no está funcionando”, finaliza.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
Con reportería de Mario Amaya

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.