Bibliotecas en forma de contenedores llegan a territorios de desminado

Bibliotecas en forma de contenedores llegan a territorios de desminado

Esta iniciativa hace parte del Plan Nacional de Lectura y Escritura Leer es mi cuento.

notitle
11 de octubre 2015 , 11:52 p.m.

Briceño es una de esas poblaciones enclavadas en el corazón de las empinadas montañas antioqueñas, en donde a primera vista le resulta sorpresivo al visitante cómo se pudo erigir allí una iglesia. Para llegar, hay que viajar por carreteras que bordean profundos precipicios, por más de cuatro horas, desde Medellín.

Hasta allí llegarán, en forma de contenedores, las dos primeras bibliotecas que el Ministerio de Cultura construirá, como parte de la estrategia del Gobierno en el programa Acción Integral contra Minas Antipersonal.

Además de Briceño, otro grupo de contenedores viajarán otras dos horas por territorio escarpado hasta el corregimiento de Pueblo Nuevo, el punto de encuentro de los habitantes de dos veredas aledañas: La Calera y El Orejón. Estas son las primeras zonas de desminado, escogidas en la mesa de negociación de La Habana.

La biblioteca de Pueblo Nuevo estará ubicada en un lote de propiedad del municipio, a un costado de la escuela y de la cancha deportiva, en donde la comunidad suele reunirse para todas sus actividades culturales.

Para la ministra de Cultura, Mariana Garcés, “en estas regiones se requieren espacios para la convivencia, para actividades artísticas y culturales, y para la lectura que permitan a sus comunidades transformar la realidad en otras posibilidades para los niños de la zona”.

Estas bibliotecas móviles, cuya inversión asciende a los $ 780 millones, tienen la particularidad de ser estructuras sencillas que facilitan el desplazamiento hacia zonas sinuosas del territorio nacional.

“Pero además se pueden adecuar internamente para generar los espacios de sala de lectura, ludoteca y sala de informática. Los contenedores serán impermeables y contarán con aislamiento termoacústico, iluminación interna en todo momento y conectividad de equipos”, explica Garcés.

Agrega que esta iniciativa hace parte de los objetivos del Plan Nacional de Lectura y Escritura Leer es mi cuento, que tiene como meta aumentar el índice de lectura a 3,2 libros al año en 2018, “así como contribuir a construir un país en paz”.

Entre 2010 y 2014, el Ministerio de Cultura ha construido 104 bibliotecas públicas en municipios de difícil acceso o que han sido blanco del conflicto armado.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.