'El caso de Jineth Bedoya es emblemático'

'El caso de Jineth Bedoya es emblemático'

Colombia y México afrontan la peor situación para el ejercicio periodístico de la región.

notitle
11 de octubre 2015 , 11:04 p.m.

Un debate de dos días en Costa Rica sobre la impunidad en los crímenes contra periodistas en América Latina y el Caribe concluyó el sábado con el señalamiento de Colombia y México como los países con la más grave situación continental, y con la agresión en el año 2000 a la actual subeditora de EL TIEMPO Jineth Bedoya como uno de los casos emblemáticos de falta de castigo para actores materiales e intelectuales.

El uruguayo Edison Lanza, relator para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), le dijo a este diario que la Relatoría “ha tramitado muy rápido” el caso de Bedoya, “porque es emblemático en violencia contra periodistas con un componente de abuso sexual y violación de los derechos de la mujer”.

“La Comisión hizo recomendaciones y el Estado colombiano debe responder. Si la situación es insatisfactoria, se vendrá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Si el Estado adopta las recomendaciones y hay satisfacción de la víctima, que es lo principal, el Estado puede evitar el juicio en la Corte”, añadió.

La periodista, recordó, tiene medidas cautelares dictadas por la Comisión “y les estamos dando seguimiento a esas medidas”.

“Jamás olvidemos que tampoco es un caso que ya pasó ni que el riesgo acabó. Ella tiene riesgo actualizado, medidas de protección, escolta y sigue realizando un periodismo de investigación de alto interés”, dijo.

Jineth Bedoya fue secuestrada en mayo del 2000 a la entrada de la cárcel La Modelo, de Bogotá, a la que asistía para una entrevista, y fue sometida a múltiples vejaciones por sus captores.

En junio de este año, en un hecho que provocó repudio internacional, el exparamilitar colombiano Alejandro Cárdenas Orozco, alias J. J. y confeso agresor de Bedoya, quedó en libertad por orden de una fiscal, pero fue recapturado.

Germán Rey Beltrán, de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez y participante en la conferencia, afirmó que el caso Bedoya “es de enorme gravedad, para Colombia y para toda la región, porque significa una afrenta de proporciones gravísimas contra una periodista”.

“Pasa el tiempo y no se concretan las investigaciones y las sentencias contra los perpetradores. Entre los victimarios hay involucrados claramente jefes de grupos paramilitares y también agentes del Estado y, dentro del Estado, por supuesto, algunos agentes de la Policía. Se ha denunciado en esta reunión que si bien el número de periodistas mujeres víctimas es menor al de los hombres en todas las estadísticas, la agresión contra periodistas mujeres ha estado asociada al gravísimo delito de agresión sexual”, alegó.

El encuentro fue convocado por la Relatoría de la CIDH, la Corte Interamericana de Derechos Humanos –instancia autónoma de la OEA con sede en esta ciudad– y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) junto con 19 instituciones internacionales.

Rey afirmó que la cita mostró la impunidad en América Latina y el Caribe en crímenes de periodistas, en particular en los últimos 10 años en México y en Colombia desde hace casi 40 años.

JOSÉ MELÉNDEZ
Para EL TIEMPO
San José.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.