Seguir cuidando la platica

Seguir cuidando la platica

Se debería usar una aplicación en la que se reporten los contratos públicos con todos sus detalles.

notitle
11 de octubre 2015 , 08:19 p.m.

La corrupción en el país, incluido el Distrito de Bogotá, se puede controlar con el uso de tecnología. Como lo dije en columna anterior, se pueden implementar soluciones que permitan vigilar las inversiones públicas. Ya que se gobierna, tanto nacional como localmente, mediante trinos de Twitter, se debería usar una aplicación en la que obligatoriamente se reporten los contratos públicos con todos sus detalles para que los colombianos se suscriban en ella y, así, recibir trinos periódicos para que se enteren de cómo van los proyectos, qué dineros se giraron y a quiénes.

También debería ofrecer interactividad para que los ciudadanos puedan enviar a la aplicación fotografías, detalles, comentarios y todo aquello que enriquezca el desarrollo de los proyectos, y para que la platica no se pierda.

Faltaría ver la intención del Gobierno de implementar algo así. No es fácil, por supuesto, pero dejaría ver una luz al final de este túnel tan oscuro de ‘mermelada’ y corrupción que recorre el país. Para esto hay soluciones tecnológicas. La pregunta es si existe la intención de por lo menos mirar esta alternativa para eliminar la corrupción.

Lamento repetir este tema, pero ver cómo va Colombia es como ver una película en la que el héroe se mete en arena movediza y empieza a hundirse, sin tener ayuda de nadie. Esto es tan grave que está nominado ‘Timochenko’ al premio Nobel, junto con el presidente Santos, el que seguramente sí se lo merece. Qué dirían todos aquellos niños, mujeres y civiles asesinados por esa banda de narcotraficantes liderada por el nominado capo. El Nobel premia a los mejores en diferentes campos, importantes para el ser humano, pero ahora incluyó el área de asesinatos y tráfico de drogas.

Colombia, un país bueno, con posibilidades futuras importantes, está siendo llevado a un lodazal del que va a ser difícil salir. ¿Qué tal el dirigente de un gremio de taxistas que dice que van a formar bloques de búsqueda para ir tras los carros de Uber y evitar que presten su excelente servicio? No sería una mala idea, más bien, que se formen grupos de búsqueda para ir tras los taxistas ‘amarillos’ que cooperan en los ‘paseos millonarios’, que no prestan el servicio, que cobran tarifas más altas que las autorizadas, que manejan pésimamente y parquean donde está prohibido.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.