Delator del caso Petrobras pagó cuentas de un hijo de Lula da Silva

Delator del caso Petrobras pagó cuentas de un hijo de Lula da Silva

Diario 'O Globo' publicó que habría recibido $ 530.000 dólares procedentes de red de corrupción.

notitle
11 de octubre 2015 , 04:56 p.m.

Uno de los arrestados por su implicación en el caso de corrupción de la petrolera estatal brasileña Petrobras afirmó que pagó cuentas personales de uno de los hijos del expresidente Luis Ignacio Lula da Silva, informó el diario O Globo.

El autor de los supuestos pagos es el empresario Fernando Bahiano, quien se ha acogido a un acuerdo de colaboración con la Justicia y está acusado de ser intermediario en el pago de sobornos entre las empresas que prestaban servicios a Petrobras y los políticos que amparaban las corruptelas.

Según O Globo, Fernando Bahiano contó al juez que pagó gastos personales de Fábio Luís Lula da Silva, hijo mayor del expresidente, por casi dos millones de reales (unos 530.000 dólares) con dinero procedente de la red de corrupción.

La semana pasada el Tribunal Supremo autorizó a la Policía Federal a convocar a Lula para un interrogatorio en calidad de testigo y no como investigado en relación con este caso. La autorización para interrogar a Lula fue solicitada en septiembre pasado por un comisario de la Policía Federal que cree que el exmandatario "pudo haberse beneficiado" de la red que, según Petrobras, desvió cerca de 2.000 millones de dólares.

En su petición a la corte, el comisario responsable opinó que Lula pudo haber "obtenido beneficios para sí mismo, para su partido, el PT (Partido de los Trabajadores) o para su Gobierno, con la manutención de una base de apoyo partidaria sustentada a costa de negocios ilícitos" en Petrobras.

El " caso Petrobras" se investiga desde hace un año y la Justicia ya ha condenado a varios empresarios, ejecutivos de la petrolera y políticos implicados en supuesta corrupción.

Entre los condenados se encuentra João Vaccari, extesorero del PT, partido de la mandataria brasileña Dilma Rousseff y de Lula, y que tendrá que cumplir 15 años y cuatro meses de cárcel.

Las investigaciones se han extendido a una veintena de grandes empresas privadas que, según las autoridades, obtenían contratos amañados con la petrolera, inflaban sus valores y luego repartían las diferencias con exdirectores de la petrolera y los políticos que permitían el fraude.

Las autoridades brasileñas sospechan que parte del dinero obtenido por la red que operó en Petrobras pudo haber llegado a la campaña que el año pasado llevó a la reelección de Rousseff, un aspecto del caso que está bajo investigación judicial. Las corruptelas en la petrolera, consideradas como las más vastas que se han descubierto en Brasil, llevaron a la oposición a exigir el inicio de un juicio con miras a la destitución de Dilma Rousseff.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.