Los audios que la 'Mata Hari' le grabó a la Corte Suprema de Justicia

Los audios que la 'Mata Hari' le grabó a la Corte Suprema de Justicia

Un CD contiene las audiencias claves de 'parapolítica' y 'Yidispolítica' que el país nunca escuchó.

notitle
10 de octubre 2015 , 10:01 p.m.

Las llamadas ‘chuzadas’ del DAS, o grabaciones ilegales a magistrados de la Corte Suprema de Justicia sacudieron la historia política y judicial del país a mediados del 2009. El escándalo llevó a la cárcel a por lo menos 20 funcionarios del gobierno Uribe, incluido su secretario privado Bernardo Moreno y su directora del DAS, María del Pilar Hurtado, que recibieron 8 y 14 años de cárcel respectivamente.

Sin embargo, el país nunca escuchó los audios que con tácticas ilegales y pago de sobornos fueron grabados o sustraídos de las salas reservadas en las que magistrados discutieron dos temas claves: la compra de votos en el Congreso para asegurar la aprobación de la reelección de Uribe, conocido como el expediente de la ‘Yidispolítica’, y las investigaciones en contra de escuderos de Álvaro Uribe, incluido su primo Mario Uribe Escobar, por nexos con el narcoparamilitarismo.

Tampoco trascendieron las diligencias dentro de otro expediente, conocido como la ‘Farcpolítica’. En este quedaron en evidencia los nombres de al menos ocho de los mediadores que el gobierno Uribe usó en busca de acercamientos con esa guerrilla. Aunque no implica irregularidad alguna, la revelación es llamativa, teniendo en cuenta que, hace cinco años, se generó una discusión sobre la existencia y alcance de los contactos.

EL TIEMPO obtuvo esos audios y los que consignan otros debates que libraron los magistrados en momentos en que estaban siendo asediados por el DAS, la policía secreta adscrita a la Presidencia. Estos fueron grabados clandestinamente o sustraídos por Alba Luz Flórez, la ‘Mata Hari’, detective de ese organismo ya desaparecido.

Ni siquiera nosotros, que éramos los procesados, tuvimos acceso a esos audios en siete años”, admitieron dos de los condenados por estos escándalos cuando se preguntó si alguien conocía sus contenidos. De hecho, el levantamiento de la reserva sobre los audios se está dando en el marco de solicitudes jurídicas de interesados en los expedientes. (Lea: ¿Cómo 'cuadraron' los alfiles de Uribe los votos de la reelección?)

Comisionado y ‘Berna’

“Quiero decirle a la Corte que he recibido informaciones de unos montajes que me están haciendo (…) Me están buscando vínculos con la guerrilla (…) El señor Socha me dijo que, en la charla que tuvo con el ministro, le dijo que estaba pasando algo raro, que el DAS nos estaba investigando. El Ministro del Interior le dijo que el DAS no nos estaba investigado (…) Estoy dispuesto a ir donde mi juez natural para dar a conocer esto”, se le oye decir al magistrado Yesid Ramírez en la sala del 10 de julio de 2008, episodio que luego él judicializó.  (Además: 'Uribe me pidió que ayudara a salvar la patria': Yidis Medina)

Las grabaciones hechas por la ‘Mata Hari’ quedaron consignadas en un CD con tres gigas de información. En 10 carpetas hay declaraciones de testigos de la ‘parapolítica’, como Rafael García, exfuncionario del DAS, y Jairo Castillo, ‘Pitirri’, testigo contra Mario Uribe.

Apartes de esos testimonios fueron revelados por EL TIEMPO y otros medios. Pero no se sabía que habían sido sustraídos por el DAS incluso antes de que los magistrados se enteraran de su contenido.

Otra de las diligencias grabadas, que data del 24 de abril del 2008, es la del narcoparamilitar Diego Murillo, ‘don Berna’, cuando accedió a colaborar con las investigaciones de la Corte.

Yo tengo una frase: si no puedes con el enemigo, únetele”, se le escucha decir a ‘Berna’ minutos antes de que la Corte le ofreciera enviarlo un tiempo a Antioquia y propiciar una reunión con Carlos Mario Jiménez, alias Macaco.

Pero la reunión no se dio porque, 19 días después de la diligencia, el presidente Álvaro Uribe ordenó extraditar a los jefes paramilitares a Estados Unidos.

La ‘Mata Hari’ también espió la declaración tomada al entonces comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, en agosto del 2008.

Aunque el tema central de la diligencia era la ‘Farpolítica’, Restrepo admitió allí que, desde el 2003, el gobierno Uribe intentó abrir espacios de diálogo con las Farc a través de múltiples mediadores.

“Por ejemplo, los señores James Lemua –él era asesor especial de Naciones Unidas–, dos delegados y el señor Jean-Pierre (Gontard), que actuaron a nombre de España, Francia y Suiza; monseñor Luis Augusto Castro y el padre Darío Echeverry en algún momento tuvieron contacto”, dijo Restrepo. Y completó la lista con Piedad Córdoba y Álvaro Leyva, aunque aseguró que hubo otros.

Rastreo uribista

Los otros 12 archivos del CD son audios de salas realizadas entre mayo y julio del 2008, cuando la tensión entre el Gobierno y la Corte estaba en niveles máximos.

Esas son las audiencias en las que los magistrados discutieron la ‘Yidispolítica’ y son las que más interés despiertan, de acuerdo con los oficios y derechos de petición que han llegado a la Corte Suprema y a la Fiscalía, pidiendo que se les levante su reserva. (Lea: Las conclusiones de la Corte en la condena por las chuzadas del DAS)

Exfuncionarios del gobierno Uribe han solicitado copias de los audios en busca de impedimentos de los magistrados que los condenaron, aun sabiendo que ese tipo de pruebas no pueden ser utilizadas por ser abiertamente ilegales. Por eso, EL TIEMPO se abstiene de revelarlas.

Aunque es de origen, también han solicitado los audios de las salas en las que se definió un fiscal ad hoc para investigar a Sabas Pretelt, debido a su cercanía con el entonces fiscal Mario Iguarán.

Así mismo, las grabaciones ilegales de la audiencia en las que se discutió si procedía la tutela interpuesta por el entonces ministro de la Protección, Diego Palacio, quien alegó que la sentencia en la que se condenó a Yidis Medina por cohecho vulneró sus derechos fundamentales.

Al parecer, todas intentarán ser usadas en instancias internacionales en las que argumentarán que dejan en evidencia que los fallos en su contra no fueron en derecho, sino que tenían motivaciones políticas por el enfrentamiento entre la Corte y el Gobierno.

Desde el martes, EL TIEMPO buscó al presidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos –quien estuvo en las salas grabadas clandestinamente–, para conocer la postura del alto tribunal sobre la posible utilización de esas audiencias, pero al cierre de esta edición no había respondido.

Apartes del CD de la espía del DAS

1. ‘Don Berna’ y la Corte

El 24 de abril del 2008, un magistrado le dijo a ‘Berna’ en una diligencia: “Ayer hubo una reunión de sala y han visto con buenos ojos los movimientos que hemos hecho y quieren respaldar un poco más el accionar (...). Si necesita un tiempo en Antioquia para que revisemos todo eso, aunque sus desplazamientos son de cuidado, pero revisemos (...). ¿Hace cuánto que no habla con ‘Macaco’? Es buena una charla entre ustedes que la coordinamos acá y hablen de varios temas”. Dos semanas después, ‘Berna’ fue extraditado.

2. Tensión con el Presidente

En julio del 2008, el magistrado Francisco Ricaurte dio detalles, que no trascendieron, de la reunión con el presidente Uribe para buscar acercamiento con la Corte: “El primer tema es la manifestación (del Presidente) sobre la sentencia de Yidis Medina. Se mostró en desacuerdo con los argumentos que tenían que ver con las copias a la Corte Constitucional (...). Expresó que era una manera de deslegitimar su gobierno (...), que fuera el pueblo el que decidiera si su gobierno era legítimo o ilegítimo”.

3. Datos de otros infiltrados

El CD de la ‘Mata Hari’ contiene informes de otros espías. Uno registró una charla entre los magistrados Javier Zapata y Sigifredo Espinosa en la que decían que la Corte tenía audios contra la jefe del DAS, María del Pilar Hurtado, ordenando que los siguieran. De hecho, desde el 20 de agosto del 2008, la Corte sabía que los tenían interceptados: “Están ‘chuzados’ el teléfono de casas y celulares, tienen fotos de nuestras casas, saben nuestros movimientos y los de nuestras familias”, les dijo el magistrado Iván Velásquez Gómez.

Los condenados por las chuzadas

En la investigación por el escándalo de las chuzadas del DAS han sido condenados, hasta el momento, al menos 20 exfuncionarios del gobierno del expresidente Álvaro Uribe, de un total de 68 personas, entre servidores públicos y particulares, mencionadas en el expediente como responsables de los seguimientos e interceptaciones ilegales.

El caso más reciente en el que la Corte Suprema dictó sentencia fue el de la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado, que el pasado 30 de abril fue condenada a 14 años de prisión, junto con el exsecretario de la Presidencia Bernardo Moreno, quien deberá purgar 8 años de prisión, pero que recibió el beneficio de la detención domiciliaria por haber comparecido al juicio en su contra.

Según los magistrados de la Corte, quedó probado que bajo la dirección de María del Pilar Hurtado en el DAS se realizaron interceptaciones ilegales a magistrados y miembros de la oposición. El alto tribunal determinó que la orden para las chuzadas se dio a través de Bernardo Moreno, cuando se desempeñaba como secretario de Presidencia.

Por las chuzadas también fueron condenados, a penas de entre cuatro y nueve años de prisión, el exjefe de contrainteligencia del DAS Jorge Lagos, el exjefe de Inteligencia Fernando Tabares, los exsubdirectores de operaciones Hugo Daney Ortiz y Martha Leal –hoy libre–, el exdirector de Inteligencia Carlos Alberto Arzayús, la exdetective Alba Luz Flórez Gelvez, conocida como la ‘Mata Hari’; el exsubdirector de Fuentes Humanas William Romero y los exfuncionarios Fabio Duarte Traslaviña y Germán Enrique Villalba. En el fallo contra María del Pilar Hurtado, la Corte compulsó copias para que se investigue al expresidente Uribe, José Obdulio Gaviria, Jorge Mario Eastman, César Mauricio Velásquez, Edmundo del Castillo y Andrés Peñate, también exdirector del DAS. Por la ‘Yidispolítica’, el otro proceso clave, que se originó luego de descubrirse que los entonces congresistas Yidis Medina y Teodolindo Avendaño recibieron dádivas a cambio de votar a favor de permitir la reelección presidencial, la Corte condenó en abril a tres altos exfuncionarios del gobierno de Álvaro Uribe. Se trata de los exministros Diego Palacio y Sabas Pretelt, quienes recibieron 80 meses de prisión. También, al exsecretario de la Presidencia Alberto Velásquez, a cinco años de cárcel. Los tres calificaron de injustas sus condenas y alegaron que se les violaron sus derechos. Yidis Medina, testigo clave en el proceso, purgó 43 meses y Teodolindo Avendaño fue condenado a ocho años de cárcel.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.