Puja por SABMiller, con sabor colombiano

Puja por SABMiller, con sabor colombiano

La empresa tiene cerca de 63 % del mercado de bebidas alcohólicas en el país.

notitle
10 de octubre 2015 , 06:41 p.m.

La oferta por el control de la sudafricana SABMiller, que conforma el segundo grupo cervecero más grande del mundo, tomó ribetes de novela en los últimos días.

La compañía rechazó la última oferta de AB InBev, la primera compañía del sector, que ascendía a 100.000 millones de dólares, al afirmar que la infravaloraba sustancialmente.

SABMiller ya había rechazado dos propuestas anteriores y dijo que un aumento de precio solo sería posible si sus dos principales accionistas –Altria Group, con 27 por ciento de la compañía; y BevCo, de la familia colombiana Santo Domingo, con 14–- aceptaban una oferta alternativa de menor valor en acciones y capital.

Por ello, tras el frustrado intento, el presidente de AB InBev, Carlos Brito, apeló a los demás accionistas de SABMiller para que convoquen a una asamblea general extraordinaria y decidan si aceptan la oferta rechazada por la junta directiva de SABMiller, con sede en el Reino Unido, y sociedad matriz de Bavaria y filiales en Colombia.

Por ello, analistas consideran que BevCo, del Grupo Santo Domingo –que en el 2005 le vendió por unos 7.500 millones de dólares Bavaria a SABMiller y recibió a cambio dinero en acciones y cerca de 15 por ciento de la sudafricana– tiene el poder de veto sobre la transacción de AB InBev, según le dijo al periódico británico Financial Times una persona directamente involucrada en las negociaciones.

Ello también se debe a que Altria indicó que está preparada para elegir la oferta alternativa y que apoya la propuesta de 42,15 libras por acción o más.

Por tanto, urgió al consejo de SABMiller a conversar pronto y constructivamente con AB InBev para acordar los términos del acuerdo.

Asimismo se considera que el éxito del acuerdo AB Inbev-SAB Miller también depende de la capacidad de Brito en hacerle contrapeso a su par de la segunda empresa, Jan du Plessis, quien tiene 10 por ciento de la sudafricana.

La mayor cervecera del mundo señaló, a mediados de semana, en un comunicado que los argumentos expuestos por la junta directiva de SABMiller, para rechazar las tres ofertas, con excepción del mayor accionista, carecen de credibilidad.

Igualmente, recordó que la oferta de adquirir a la segunda cervecera del mundo por 42,15 libras en efectivo por acción (57,03 euros) supone una prima de aproximadamente el 44 por ciento sobre el precio al cierre de las negociaciones bursátiles del 14 de septiembre, fecha en la que se reanudaron los rumores sobre un acercamiento de AB InBev a SABMiller para absorber a este competidor.

Movimiento de SAB

En medio de eso, Jan du Plessis, el timonel de SABMiller, anunció el viernes una movida para evitar la oferta informal de Anheuser-Busch InBev.

Se trata de un plan de ahorro de costos en un intento por convencer a los accionistas de que puede impulsar las ganancias de la compañía por su cuenta.

Así las cosas, el fabricante, entre otras, de las marcas Peroni, Grolsch, Pilsener y Águila, dijo que espera alcanzar un ahorro anualizado de al menos 1.050 millones de dólares al 2020.

La meta anterior de su programa de ahorro y eficiencia, anunciado en mayo del 2014, era solo de 500 millones de dólares al 2018. “Seguimos eliminando la duplicidad en los mercados, llevando conocimiento especializado y unificando áreas como la de compras y estandarizando procesos comunes”, dijo, por su parte, el director general de SABMiller, Alan Clark, según Reuters.

Por el contrario, si Brito y su gente logran su objetivo, este no solo sería el negocio del momento en el mundo, sino el más cuantioso de la historia, pues podría ascender a 122.000 millones de dólares.

Además, el grupo que resultaría pesaría unos 218.000 millones de euros en la bolsa (246.000 millones de dólares) y tendría el 30,5 por ciento de la oferta mundial de cervezas, sumando el 20,8 por ciento actual de AB InBev y el 9,7 por ciento de SAB Miller. Así mismo, acumularía facturaciones anuales de 65.000 millones de dólares.

Por su lado, a través de Bavaria, SABMiller ostenta el 63 por ciento del mercado colombiano de bebidas alcohólicas y el 98 por ciento del cervecero, un potencial que se traspasaría a AB InBev.

Por su parte, AB InBev tiene una fuerte presencia en América Latina, Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, sobre todo en Corea del Sur, y vende marcas globales e internacionales como Budweiser, Corona, Stella Artois y Becks, así como locales como Estrella, Modelo, Brahma. Es producto de la unión de la belga Interbrew, la brasileña AmBev, dueña entonces, entre otras, del sello Brahma, y la estadounidense Anheuser-Busch. Según analistas, el crecimiento vegetativo de mercados desarrollados lleva a las grandes cerveceras a crecer vía adquisiciones de firmas con potencial en mercados emergentes.

ECONOMÍA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.