'El misterio hace parte del patrimonio de los colombianos'

'El misterio hace parte del patrimonio de los colombianos'

'Colombia Sobrenatural' es el resultado de decenas de relatos paranormales recopilados en el país.

notitle
10 de octubre 2015 , 05:48 p.m.

Hace dos años, Mado Martínez vino a Colombia a visitar algunos amigos, pero encontró además de hospitalidad mucho material para satisfacer su curiosidad sobre el más allá. La española, doctora en Lengua y Literatura, periodista y escritora, sumó a las cientos de historias de misterio que ha reporteado en todo el mundo otra larga lista de relatos, algunos conocidos y otros olvidados acerca de la Colombia sobrenatural.

Una famosa abducción extraterrestre en Guatavita, el amigo invisible de un niño que lo motivaba a suicidarse, los visitantes interplanetarios de la peña de la Juaica, santería en un burdel en Funza y los espíritus errantes de los suicidas del salto de Tequendama son algunas de las historias que Mado Martínez describe en su libro a partir de los relatos, no solo de algunos protagonistas sino también de investigadores de Expediente Paranormal Colombia, una organización especializada en la investigación de eventos inexplicables o paranormales y de la que ya es miembro honorífica.

La laguna de Guatavita, famosa desde la conquista por representar lo que los españoles creían era El Dorado, se convirtió en 1973 en un punto de referencia para los creyentes de la vida interplanetaria. El ingeniero costarricense Enrique Castillo dijo haber sido abducido allí por extraterrestres que salieron de las aguas color esmeralda de la laguna, otrora lugar sagrado de los muiscas. Castillo fue sometido al polígrafo y al suero de la verdad por científicos estadounidenses que no encontraron nada en su testimonio que les indicara que el hombre mentía sobre lo que había vivido ese día en Guatavita.

Mado Martínez ha recorrido el mundo buscando historias de misterio que son publicadas en revistas internacionales como Año 0 y Más Allá. Son crónicas escritas por ella, pero en voces de otros; ella no cree ni deja de creer. Nunca ha tenido un episodio psíquico, su labor es como periodista. Investiga y escribe, aunque no niega que algunas veces ha salido corriendo porque ha visto cosas que la superan, que suponen un desafío a la razón.

“Las historias de misterio hacen parte del sistema de creencias del país y, por tanto, del patrimonio cultural colombiano que debe pasar de la oralidad al papel para no perderse en el olvido”, explica la autora. En el libro hay historias populares como la de las almas perdidas que rondan el hotel del salto del Tequendama, lugar que en la década del 50 alcanzó el promedio de suicidios de una persona cada dos días. También hay otras historias menos conocidas, pero igual de escalofriantes, como el cabaret de los muertos en el municipio de Funza, a las afueras de Bogotá.

En el lugar que hoy es una residencia familiar se encontraron rastros de prácticas de brujería y sus habitantes dicen ver fantasmas.

Por ahora, Colombia es el único país donde se comercializa el libro de Ediciones B. En España, la autora ha publicado 15 textos con investigaciones similares.

REDACCIÓN DOMINGO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.