Funcionarios de Alcaldía de Bogotá estarían haciendo campaña política

Funcionarios de Alcaldía de Bogotá estarían haciendo campaña política

Los convocan a juntas para recibir instrucciones. Candidata del Polo dice no saber sobre el tema.

notitle
09 de octubre 2015 , 08:57 p.m.

A quince días de las elecciones para la alcaldía de Bogotá, las denuncias y rumores sobre la forma como funcionarios de la Administración estarían siendo utilizados para participar en las campañas, directa o indirectamente, aumentan.

Las alarmas se encendieron particularmente hace dos semanas, cuando funcionarios de primer y segundo orden del Gobierno renunciaron a sus cargos para enarbolar las campañas del progresismo –partido del alcalde Gustavo Petro– a favor de la candidata del Polo Democrático, Clara López.

Una vez se selló la alianza entre ambos movimientos y López anunció el triunfo en las urnas el 25 de octubre y su apoyo a las presidenciales del 2018 –para las que Petro aspiraría a ser candidato–, las reuniones entre ambos bandos se intensificaron.

En algunas de ellas se habló de inundar la ciudad de panfletos y de publicar periódicos del progresismo en los que se incluían críticas a los demás aspirantes.

Pero la denuncia más grave la hizo el portal lasillavacía, el pasado 8 de octubre, en cuya edición contó cómo uno de sus periodistas logró infiltrarse en una reunión aparentemente clandestina a la que habrían asistido funcionarios y contratistas de la Administración Distrital.

Según el relato, desde el comienzo se advirtió que nadie podía grabar lo que allí se dijera ni encender celular. “En la reunión había unas 70 personas, entre contratistas y funcionarios de la Secretaría de Gobierno, el Idpac, del Idu, del Hospital Santa Clara y del Hospital San Juan de Dios”, cuenta el periodista.

Acto seguido, se repartieron propaganda política e invitaciones para que la gente votara por López. “Hay que ir convenciendo a los compañeros escépticos. Vamos a llegar a la alcaldía con el apoyo de todas y todos ustedes. Estén seguros de que el 85 por ciento de las mujeres (bogotanas) están con Clara. Nuestras encuestas internas dicen que estamos 5 puntos por encima de todos los candidatos. Ustedes están con la candidata ganadora”, les habría dicho a los asistentes Nelson Linares, presidente del Polo en el Distrito.

A los presentes se les pidió pegar afiches de Clara en las ventanas de sus casas, hacer campaña en comunidades y entre amigos, y se anunció una concentración de personas para el 16 de octubre, la cual estaría siendo promovida por el exsecretario de Integración Social Jorge Rojas.

Para ello, en la misma reunión que relata lasillavacía, se habría acordado que 500 buses recogerán a la gente en distintos puntos de la ciudad con el fin de trasladarla hasta la plaza y hacer un cierre multitudinario, imitando la concentración que en su momento hizo el alcalde Gustavo Petro cuando fue inicialmente suspendido de su cargo.

Según fuentes de la misma Alcaldía, consultadas por EL TIEMPO –que pidieron no ser mencionadas–, la marcha no habría tenido el apoyo de todos, pero esta se habría impuesto, incluso, por encima del propio Petro.

De acuerdo con el portal, reuniones de este tipo también estarían siendo realizadas con el respaldo velado del Instituto de Recreación y Deporte, que dirige Aldo Cadena. Así lo denunció la concejal María Victoria Vargas (Liberal), quien aseveró que desde allí se promueve el nombre de Javier Suárez, quien dirigió la entidad hasta hace pocos meses y hoy es candidato al Concejo por el Polo.

A estas denuncias se suman otras según las cuales varios funcionarios habrían recibido la instrucción, verbalmente, de conseguir entre 10 y 20 votos para la candidata. Un funcionario, que pidió omitir su nombre, dijo que ante dicha presión había decidido renunciar a su cargo “a pesar de que voy a votar por Clara por convicción, pero nadie me va a pedir cuotas de votos”, expresó en el momento de pasar su renuncia.

También llamó la atención la convocatoria a una marcha de recicladores organizada por la Alcaldía en plena época electoral. La presión habría sido tal que los mismos recicladores se opusieron a ella.

En un comunicado emitido el pasado 7 de octubre, Petro recordó que los funcionarios públicos no pueden participar en campañas políticas. Y, a renglón seguido, añadió que la medida no se aplica a quienes son contratistas, que en el caso de la ciudad pueden superar los 30.000.

También recordó que el nombre de Bogotá Humana no puede ser usado por las campañas, pero, según el portal, exfuncionarios de su administración sí lo estarían haciendo, sin que nadie se lo impida.

Todo lo anterior coincide con propuestas que últimamente inundan la agenda de la Administración y que despiertan suspicacias entre órganos de control y otras campañas, como una feria para ofrecer 5.000 empleos ayer en la casa de la cultura de Ciudad Bolívar.

Jorge Rojas habló con EL TIEMPO y se defendió de las críticas (ver entrevista anexa), mientras que, al ser consultada sobre el particular, Clara López reiteró que los funcionarios no están habilitados para participar en estas actividades y que a los contratistas no les está vetado asistir a reuniones “porque ellos no tienen sus derechos políticos suspendidos”, dijo y puntualizó que, a pesar de todo, no los ha escuchado “ni los he visto en mi campaña”.

Nueva renuncia en el Distrito, esta vez en la Uaesp

La directora encargada de la Unidad Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Ilva Nubia Herrera, presentó ayer su carta de dimisión ante el Distrito, justo una semana después del derrumbe de 750 toneladas de basura en el relleno sanitario Doña Juana que provocó la urgencia manifiesta, y al que ella debía ejercer veeduría. Al cierre de esta edición, la renuncia no había sido aceptada.

Con Herrera, quien llevaba un año en el cargo, son cinco los directivos que han renunciado a la Uaesp desde que Gustavo Petro llegó a la Alcaldía. Ha sido una de las carteras más inestables, pero también una de la que mayores desafíos enfrenta. En primer lugar, tras la implementación del nuevo modelo de aseo en el 2012, el Distrito quedó comprometido a abrir una nueva licitación de aseo, en vista de que en su esquema hizo una zonificación y esto exige de un proceso público.

En julio de este año, la Comisión Reguladora de Agua (CRA) había dicho que esto, incluidos los estudios, tardaría unos seis meses, pero aún no se conoce el avance de esa estructuración. Así, ese proceso quedaría en manos del próximo alcalde o alcaldesa.

Ilva Nubia Herrera, directora (e) de la Uaesp. Mauricio León

Por otra parte, la Uaesp también está a cargo de la gestión del relleno sanitario, que tuvo un derrumbe en la zona de Mochuelo que llevó a declarar la urgencia manifiesta. Se espera que se haga una ampliación para aumentar su capacidad de residuos, tarea que estaría a cargo de esa entidad. Esta administración busca ampliar su capacidad sin aumentar su área, lo que se haría con el plan de reciclaje Basura Cero.

Pero este plan, también a cargo de la Unidad, no ha tenido los resultados esperados por la Alcaldía, aunque es una de las prioridades en su plan de desarrollo. El problema, según expertos, es la falta de pedagogía.

La renuncia de Herrera se da justo en medio de la temporada de campañas electorales. Se rumoró que la exfuncionaria se uniría a una campaña política, pero aún no se descarta que tenga que ver con la crisis del relleno.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.