Fallos en contrato enredan a la Caja de Sueldos de la Policía

Fallos en contrato enredan a la Caja de Sueldos de la Policía

Contraloría detectó errores en un contrato de arrendamiento suscrito con la firma Procomercio.

notitle
09 de octubre 2015 , 08:46 p.m.

Una auditoría realizada por la Contraloría detectó que la Caja de Sueldos de Retiro de la Policía (Casur) ha fallado en el control de un contrato en el que le arrendó a la firma Promocomercio Ltda., hace 10 años, la Ciudadela Turística San Martín, al oriente de Bogotá.

En el 2004, Casur le entregó en arrendamiento, por 30 años, las dos torres de 41 y 43 pisos que antes eran del hotel Hilton. Desde entonces, Procomercio inició las obras para adecuar las instalaciones para un centro comercial, prestar servicios financieros, hoteleros y de salud, además de construir un parqueadero para 1.500 vehículos.

El contrato estableció que en los primeros siete años Procomercio podía hacer esas inversiones y, por lo tanto, no le debía pagar el arrendamiento a Casur.

Pero en el camino ese periodo se extendió por 15 años más y, a la fecha, la Caja de Sueldos no ha recibido ni un solo peso por el arrendamiento. Para la Contraloría es clave que se empiecen a pagar esos dineros porque con estos recursos se alimenta el fondo del que salen los sueldos de retiro de los policías.

Según la Contraloría, las debilidades en la vigilancia han llevado a que Casur no sepa con exactitud cuánto es lo que ha invertido Procomercio en las obras de valorización del edificio. Por ejemplo, la investigación señala que al cierre de diciembre del año pasado la Caja legalizó inversiones por 6.897 millones de pesos que supuestamente hizo Procomercio. Esto pese a que “no se cuenta con los soportes del pago, no se discriminan los trabajos efectuados en los pisos del complejo, no se determina el metraje de demolición ni suministros de materiales y otras actividades efectuadas en la obra”. Tampoco se tienen los soportes de inversiones de años anteriores por 14.147 millones de pesos.

De otro lado, Casur firmó una adenda con el contratista en la que aceptó pagarle 3.904 millones de pesos por la gerencia y promoción del proyecto que desarrolla en el complejo San Martín, pese a que el contrato solo era de arrendamiento y no de administración, “lo que genera un detrimento patrimonial al Estado”. Esas fallas, según la auditoría, se dan porque el contrato “tiene su seguimiento a cargo de profesionales que no tienen la idoneidad ni el perfil para emitir conceptos técnicos sobre la viabilidad de las adecuaciones”.

justicia@eltiempo.com
JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.