Álvaro Cruz enfrenta otro lío por millonarios contratos

Álvaro Cruz enfrenta otro lío por millonarios contratos

Exgobernador de Cundinamarca es investigado por la Procuraduría por dos contratos de la firma ICM.

notitle
08 de octubre 2015 , 08:29 p.m.

Al menos 50 pruebas ha recaudado la Procuraduría General en el proceso disciplinario que le sigue al hoy detenido exgobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz.

El exmandatario, quien se entregó en el búnker la semana pasada, se declaró culpable de los cargos que la Fiscalía le imputó por pagar sobornos para intentar desviar la investigación en su contra en otro expediente que se le adelanta por el ‘carrusel’ de contratos en Bogotá. (Lea también: Álvaro Cruz no apeló decisión de juez de enviarlo a La Picota)

Su proceso en el Ministerio Público está relacionado con presuntos contratos que la gobernación de Cundinamarca suscribió con la firma de Ingenieros ICM, a la cual, según el caso que reposa en la Procuraduría Delegada para la Contratación Estatal, Cruz “pertenece por interpuestas personas como su esposa, Luz Zoraida Rozo, y un sobrino”.

Los contratos investigados, según la Procuraduría, son el 336 y 603 del 2011. Estos últimos, que serían el otro lío de Cruz, fueron suscritos entre ICM Ingenieros S. A. y el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (Iccu) -parte de la Gobernación-, por 7.300 millones de pesos y 7.787 millones de pesos respectivamente.

En mayo del 2012, el Gobierno aceptó un impedimento de Cruz para suscribir las cuentas y órdenes de pago de esos negocios, luego de que el exgobernador argumentara que Jorge Rozo, su cuñado, era accionista indirecto de ICM a través de la firma Inversiones en Infraestructura S.A.S.

Los dos negocios aparecen firmados por Luis Guillermo Mesa Sanabria, como representante de ICM, a quien la Fiscalía citó a interrogatorio porque presuntamente era socio de Cruz.

Para verificar estos hechos, la Procuraduría trabaja en la recolección de dos nuevas pruebas que, según fuentes del organismo, servirán para cerrar esta etapa. De encontrar méritos, el exgobernador sería llamado a juicio disciplinario.

La primera prueba se le solicitó a ICM para que le entregue su composición accionaria desde el 2010 hasta la fecha, con el fin de establecer si Cruz o su esposa tuvieron allí algún tipo de participación. (Los viajes y lujos del procurador señalado de recibir soborno de Cruz)

De otro lado, el Ministerio Público está coordinando una visita administrativa a la Fiscalía para que le entregue las pruebas que tenga en los procesos penales contra Cruz, “por presuntas irregularidades relacionadas con la violación del régimen de inhabilidades, incompatibilidades o conflicto de interés”.

Cruz ha dicho en el pasado, en entrevistas con medios, que su única relación con la firma ICM está ligada a una asesoría que prestó para esa empresa hasta el 2010. (Los bienes comprados con el soborno del exgobernador Álvaro Cruz)

En el proceso penal, la Fiscalía investiga a Álvaro Cruz por la presión que habría ejercido entre diciembre de 2009 y febrero de 2010 a funcionarios de la Unidad de Mantenimiento Vial para que le adjudicaran a la firma ICM Ingenieros el contrato 193 de 2009. El negocio era por 23.000 millones de pesos para suministro de asfalto y emulsión asfáltica.

“Los dineros presuntamente entregados ascendieron a la suma aproximada de 800 millones de pesos y fueron obtenidos del anticipo entregado por la entidad pública para la ejecución del mencionado contrato”, señaló la Fiscalía.

Proceso lleva dos años

El caso disciplinario contra Cruz se inició en el 2013, por una denuncia de la Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia (Red Ver) cuando aún estaba al frente de la Gobernación de Cundinamarca.

La investigación formal comenzó el 5 de mayo de este año, cuatro meses después de que la Procuraduría reunió varias pruebas para establecer que había mérito para adelantar un caso disciplinario contra Cruz.

El Ministerio Público señaló que el procurador judicial Ulpiano Hernán Jovel Muñoz, capturado porque presuntamente recibió un soborno de 2.000 millones de pesos del exgobernador para intentar desviar el caso judicial en su contra, no era el encargado de la investigación disciplinaria contra Cruz. Jovel Muñoz fue declarado insubsistente esta semana.

justicia@eltiempo.com

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.