Un homenaje para recordar a uniformados víctimas del conflicto

Un homenaje para recordar a uniformados víctimas del conflicto

Museo Militar inaugura exposición con pruebas de supervivencia que combatientes y familias donaron.

notitle
07 de octubre 2015 , 08:37 p.m.

 El sargento mayor Luis Alfonso Beltrán, quien permaneció secuestrado por las Farc durante 14 años y 22 días, es uno de los militares que donaron un elemento de su cautiverio a la Sala de la Memoria y la Dignidad, un espacio que será inaugurado este jueves y con el que se pretende honrar la memoria de los uniformados víctimas del conflicto armado.

“Dejé en la Sala un bolso que fabriqué. Yo lo llamé mi bolso de asalto, porque siempre creí que en algún momento podíamos escapar o que nos rescataban. Allí llevaba las cosas más importantes para mí: una Biblia, las pruebas de supervivencia que me envió mi familia, un cepillo de dientes, un par de medias y un pocillo que fabriqué con un tarro de veneno que me servía para comer y para bañarme”, dijo Beltrán.

La Sala tendrá 44 pantallas interactivas en las que se mostrarán las fotografías de uniformados que fallecieron durante el conflicto. También se exhibirán algunas de las pruebas de supervivencia de quienes fueron víctimas del secuestro.
Junto a la mochila del sargento Beltrán estará, entre otros, el radio del sargento José Vicente Rojas, secuestrado por las Farc hace 22 años.

Hasta hoy no se sabe nada de su paradero. También los diarios y cuadernos de algunos de ellos, en donde relataban algunos de sus tristes capítulos internados en la selva.

El general Marco Lino Tamayo Tamayo, al mando de la Jefatura Jurídica Integral del Ejército, explica que la iniciativa nació hace cuatro años, pero desde hace dos comenzó el trabajo de reconstrucción y adecuación de la Sala.

“Cuando iniciamos esas labores, invitamos a las familias de los héroes a que miraran la labor que estábamos haciendo para dignificar y rendirles honores a esos hombres que entregaron su vida en el cumplimiento de la misión”, indicó el oficial.

La exposición será permanente y tendrá acceso gratuito al público en la sede del Museo Militar (calle 10 n.° 4-92). Los horarios son de martes a viernes de 9 a. m. a 4 p. m. y los fines de semana, desde las 10 a. m. hasta las 4 p. m.

También se podrá apreciar un espacio en el que los visitantes harán un recorrido audiovisual por algunos de los hechos más relevantes del conflicto armado colombiano.

El nombre escogido para este espacio del Museo Militar no podía ser otro: sargento Libio José Martínez Estrada.

Sobre la escogencia del nombre para la exposición, Tamayo sostuvo que se hizo esa elección por tratarse del caso más emblemático en el que se refleja el horror del secuestro.

“Con el episodio del sargento mayor se recuerda una máxima que dice que el soldado no ve nacer a sus hijos ni morir a sus padres. Johan, su hijo, nació seis meses después del secuestro de su padre y solo lo vio 14 años después, en un féretro”, recalcó el general.

Martínez fue secuestrado el 21 de diciembre de 1997 en la toma a la base de Patascoy (Putumayo), en la que murieron 10 militares y 18 más fueron secuestrados.

Desde el momento de su cautiverio, a su familia le llegaron 13 pruebas de supervivencia. El 26 de noviembre del 2011 fue asesinado junto a otros cuatro compañeros de secuestro. Por eso, este espacio llevará su nombre. Para que el país nunca lo olvide.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.