Caprecom ya no da más

Caprecom ya no da más

En la incertidumbre están más de 3,2 millones de afiliados en salud.

07 de octubre 2015 , 04:05 p.m.

La Caja de Previsión Social de Comunicaciones (Caprecom), EPS de salud pública, ya no da más. Cercana a cumplir 100 años, los abusos burocráticos que los gobiernos anteriores no supieron frenar a tiempo y los desfalcos, por los que no existen responsables ni, al parecer, investigaciones, llevan al Gobierno a ordenar su liquidación, no sin antes tener que pagar la EPS una deuda con los hospitales de más de 2,5 billones de pesos, que se cubrirá con endeudamiento de 3,4 billones autorizado por el Ministerio de Hacienda y que terminaremos pagando, no sabemos cómo, los colombianos. En la incertidumbre de qué va a pasar en el proceso están más de 3,2 millones de afiliados en salud a Caprecom, entidad que llegaba a las más apartadas regiones del país. Otra radiografía de la atención en salud a los más pobres en Colombia.

Rafael Antonio Córdoba Ardila

Por diez minutos

Señor Director:

Es indignante ver hasta dónde han llegado el trato y el servicio a los usuarios de las EPS. ¡Los pacientes son personas que pagan un servicio y esperan recibir verdadera atención! ¿Cómo es posible lo ocurrido a una señora que llevaba pidiendo una cita para su hijito desde hacía un año? Nadie sabe por todas las que tuvo que pasar para llegar a tiempo a su anhelada y “urgente” cita médica; y, como llegó diez minutos tarde, el médico le negó la atención! Este es un trato inhumano e injusto. ¿Es que las EPS no tienen quien defienda a sus usuarios? Y para completar, ¡la señora tiene miedo de represalias de su flamante EPS! ¡Por Dios!

Lucía Correa

La muerte en bicicleta

Señor Director:

Aberrante, por decir lo menos, el número de fallecidos en accidentes en bicicleta en Bogotá el último año: 38 personas perdieron la vida en una actividad promovida como parte de la recreación, la salud y la vida.

Solo con reglamentación y adecuación de nueva vías, propias y autónomas, para bicicletas, al igual que para motocicletas, podría la ciudad proteger a sus usuarios. Urge una solución porque, como van las cosas, en Bogotá la muerte cabalga más rápido en bicicleta y en motocicleta.

Luis Manuel Rivas Parra
Bogotá

Los ayudantes de bus

Señor Director:

El periódico publicó la simpática nota sobre los ayudantes de los buses, que, según su autor, Cristian Valencia, son un “bien social”. Son un gremio de hombres útiles para acomodar a los viajeros, y a veces encuentran espacios en medio del molesto sobrecupo. Y tienen anécdotas para contar: uno de ellos relataba la extravagancia de conocer, en cierto municipio, un cementerio con pista de baile. Era una ingenuidad, pero qué monumental confusión con la espaciosa tarima para los músicos que acompañaban el miserere postrero y, a ruego de los dolientes, los pasillos o el torbellino predilectos del finado. No era momento como para sacar pareja.

Miguel Roberto Forero García
Tunja

__________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.