Álvaro Cruz no apeló decisión de juez de enviarlo a La Picota

Álvaro Cruz no apeló decisión de juez de enviarlo a La Picota

Su abogado había solicitado el beneficio de casa por cárcel argumentando problemas de salud.

notitle
06 de octubre 2015 , 09:10 p.m.

La jueza 71 con función de garantías envió este martes al pabellón de funcionarios públicos de la cárcel La Picota de Bogotá al exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz. Esto, pese a que su defensa había solicitado que le fuera concedido el beneficio de casa por cárcel argumentando problemas relacionados con la columna, dificultades gástricas, entre otros. El abogado de Cruz se abstuvo de apelar la medida.

“Se expedirá boleta de detención preventiva en la cárcel nacional La Picota patio de servidores públicos” indicó la jueza. (Lea: Los viajes y lujos del procurador señalado de recibir soborno de Cruz)

De acuerdo con la funcionaria judicial, el exmandatario “compareció a las audiencias por sus propios medios y aún no ha llegado dictamen de médico oficial que determine que su estado de salud sea incompatible con su reclusión intramural”.

También aseguró que dejar en libertad a Cruz es un riesgo para la sociedad. El exgobernador, quien aceptó cargos, es procesado, entre otros delitos, por cohecho por dar u ofrecer.

Esto en relación con los sobornos a funcionarios públicos que buscaron “frenar” las investigaciones en su contra por el ‘carrusel de contratos’ de Bogotá.

De acuerdo con la jueza, existe la posibilidad de que el exgobernador se reitere en la comisión de esa conducta punible.

Según la Fiscalía, Cruz y su esposa –quien permanece en libertad– pagaron 2.000 millones de pesos, de los cuales 300 fueron entregados a un abogado que terminó contándole de los sobornos al vicefiscal general, Jorge Perdomo. La versión del testigo fue clave para solicitar la orden de captura del exmandatario. Lo anterior, pese a que Cruz venía negociando un preacuerdo con el ente acusador en el caso del ‘carrusel’ de contratos. De hecho, el exgobernador se entregó a las autoridades el pasado jueves en la noche en el búnker de la Fiscalía.

Según el ente acusador, antes de llegar a la Gobernación, Cruz no solo se interesó de manera indebida en un contrato de construcción de la malla vial de Bogotá, sino que también hizo parte de “una división del trabajo criminal”.

“El aporte suyo, señor Álvaro Cruz, en esta coautoría, fue recibir información privilegiada del proceso (…) y de los parámetros que se incluirían en los pliegos de condiciones en aras de resultar favorecida la Unión Temporal Asfaltos 2009 y preparar la propuesta”, dijo el fiscal del caso.

Sin embargo, tras conocerse las denuncias de soborno, lo acordado entre Cruz y la Fiscalía quedó sin piso.

En cuanto al procurador Ulpiano Hernán Jovel Muñoz, quien, de acuerdo con la Fiscalía, se habría apropiado de cerca de 1.700 millones de pesos destinados por Cruz para pagar los sobornos, la juez consideró que también debía ir a prisión, pues también representa un peligro para la sociedad y su actuación puede afectar la recta final del proceso ante la justicia.

El procurador fue declarado insubsistente. Su defensa tampoco apeló la medida de aseguramiento.

CRISTIAN STEEVEN MUÑOZ
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.