Baja participación de mujeres en candidaturas en el Valle del Cauca

Baja participación de mujeres en candidaturas en el Valle del Cauca

Una mujer entre siete candidatos a gobernación y 30 entre 192 aspirantes a alcaldías.

notitle
06 de octubre 2015 , 07:24 p.m.

Ellas hacen presencia masiva en las concentraciones políticas y son esenciales cuando de organizar un evento o ultimar detalles de una actividad se trata.

Su presencia en política es significativa y cuando de cifras globales se trata tienen una alta participación en listas a cargos de elección: de 6.700 personas que en el Valle aspiran a un cargo en las elecciones del 25 de octubre, unas 2.500, el 37 por ciento, son mujeres.

Sin embargo, cuando esa cifra se analiza en detalle, aparecen diferencias significativas. Al cargo regional más importante, la gobernación del Valle, entre siete candidatos solo aparece una mujer, Dilian Francisca Toro, del Partido de la U. Su participación en política es de años. Empezó como alcaldesa en Guacarí y llegó al Senado, ocupando la presidencia de esa corporación.

Y de los ocho candidatos a la alcaldía de Cali, dos son mujeres: María Isabel Urrutia, que va por el Movimiento Alianza Indígena Social (Mais) y María Isabel Larrarte de la Alianza Social Indígena (Asi).

Urrutia, primera medallista olímpica de Colombia, también ha ejercido cargos políticos como representante a la Cámara por la circunscripción especial de negritudes. En las pasadas elecciones de alcaldía de Cali se presentó con aval del Polo Democrático, logrando el tercer lugar con 88.134 votos.

Larrarte, administradora de empresas y con especialización en Mercadeo Global Estratégico y experiencia como relacionista pública está al frente de la Fundación Mil Razones por Cali. En las anteriores elecciones fue precandidata a la alcaldía y esta vez anuncia que va hasta el final.

Luego la participación para ellas es más baja en otros municipios. De acuerdo con la Registraduría Regional, en Palmira, segundo municipio del Valle, de cinco candidatos a la alcaldía no aparece ninguna mujer. Como hecho particular en esta localidad aparece el Comité promotor por el voto en blanco, que inscribió el Polo.

En Buenaventura, entre nueve candidatos hay dos mujeres: Elvia Lucy Abonce, empresaria que tiene el respaldo del Centro Democrático, y María Yovana Rodríguez García, de Opción Ciudadana.

En Buga entre seis aparece Rosa Antonia Moncada Córdoba, de Cambio Radical. Y en Tuluá, en el centro del Valle, entre siete está Lina María Segura Moyano, de la U. Y al norte, en Cartago, de siete inscritos no hay ninguna mujer.

En total, en los seis primeros municipios del Valle (Cali, Palmira, Buenaventura, Tuluá, Buga y Cartago) de 42 candidatos a alcaldía, solo seis son mujeres.

También en los registros de la Registraduría se tiene que en los 42 municipios hay 192 candidatos y solo 30 son mujeres mientras que de 196 para la asamblea aparecen 69. La diferencia está en que para este último caso se exige que en las listas se cumpla la cuota de participación del 30 por ciento. Igual sucede para concejos y juntas administradoras locales.

Frente a estas situaciones, Milena María Barco López, especialista en género y desarrollo con énfasis en violencia urbana e inseguridad con enfoque de género plantea que "la mujer puede estar preparada y conocer de función pública y tener la sensibilidad para hacer transformaciones en desarrollo territorial. Faltaría a esa cualificación las ganas y determinación para  enfrentarse a una sociedad machista y que no ha permitido salir a liderar destinos de territorio, repensar mundos posibles y ejercer nuevas prácticas sanas y saludables de la política partidista".

María Isabel Larrarte, candidata alcaldía de Cali por el movimiento indígena ASI, expresa que "a la mujer le falta lanzarse por espacios de participación, se tiene la capacidad pero a la hora de asumir ese rol, nos cuesta mucho. Además hay manoteo, por parte a veces de las mismas mujeres", en tanto que la también candidata a la alcaldía de Cali, María Isabel Urrutia, por el movimiento indígena Mais, señala que "si se está fuera de partidos tradicionales hay riesgos. Y para corporaciones hay mucho caso de ‘relleno’ por cumplir la cuota del 30 por ciento que exige la ley".

Las explicaciones son varias y como muestra de una actividad dominada por los hombres se tiene que de ser elegida Toro, sería la primera mujer que llega al primer cargo del departamento por medio del voto. Las que antes han ocupado el cargo lo han hecho por designación.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.