¿Las riñas en Bogotá se están saliendo de control?

¿Las riñas en Bogotá se están saliendo de control?

El fin de semana aumentaron el doble. Alertan por crítico panorama para resolver conflictos.

notitle
05 de octubre 2015 , 09:07 p.m.

Bastaron solo 48 horas para que en Bogotá se registraran 5.100 riñas, es decir, no menos de 100 casos cada hora. Una cifra que se escapa, de lejos, de los episodios violentos a los que se han ido acostumbrando las autoridades.

Solo entre la medianoche del viernes y la medianoche del domingo, se reportaron el doble de las grescas que atienden cada fin de semana (en promedio, entre 2.000 y 2.500), y alcanzaron su pico más alto este año.

“Tuvimos demasiadas riñas; el tema de la intolerancia se está haciendo más fuerte en la ciudad”, dijo ayer el general Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá. (Lea: ¿Qué hacer para enfrentar el problema de las riñas?)

Ese crítico panorama en materia de cultura ciudadana y resolución de conflictos se da justo en el momento en que el propio alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, destaca los resultados que dice haber conseguido en materia de seguridad durante su administración. Entre otras, ha sido enfático en decir que la disminución de la desigualdad social ha ayudado a “configurar los nuevos lazos de solidaridad y convivencia”.

Sin embargo, las cifras muestran que las cosas no andan bien en ese aspecto, no solo porque evidencian que los bogotanos no saben solucionar sus problemas sin violencia, sino además porque muchos de estos han terminado en asesinatos.

El año pasado, por ejemplo, en la capital del país 160 personas murieron como consecuencia de una pelea, y al menos 14.499 resultaron lesionados.

Ese panorama, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal, se está repitiendo este año.

Hasta mayo ya se contabilizan al menos 83 asesinatos asociados a dichos enfrentamientos y al menos 7.329 ciudadanos terminaron con lesiones.

Ni siquiera los miembros de la Policía se han salvado. Mientras que para septiembre del 2014, 219 policías habían sido agredidos cuando pretendían frenar una pelea, en el 2015 el número asciende a 261.

Crimen

El caso más reciente de un crimen producto de una riña ocurrió en el barrio Verbenal de Ciudad Bolívar, en el sur de la capital.

A eso de las 11:30 p. m. de este domingo, un hombre, identificado por las autoridades como José Giovanny Ordóñez, de 30 años, fue atacado con arma blanca en la cabeza y el tórax.

Ordóñez falleció por la gravedad de las heridas, justo minutos antes de que fuera llevado en una ambulancia al Hospital de Meissen.

De acuerdo con allegados a la víctima mortal, quien se dedicaba a la construcción, la agresión se produjo luego de que el hombre no le pagara 120.000 pesos a uno de sus empleados, quien finalmente habría cometido el crimen luego de una discusión.

¿Qué está pasando?

Es cierto que no es la primera vez que suceden episodios de este tipo o que los reportes de las riñas se disparan, lo curioso esta vez es que no existían circunstancias que motiven el aumento de los conflictos.

Las autoridades, por lo general, relacionan dicho incremento con el aumento del consumo de licor, las fiestas especiales, los puentes festivos y la época de quincena. No obstante, salvo la última, ninguna de las condiciones estaba dada. “En casi todos los casos de riñas hay presencia de licor y de estupefacientes”, agregó el general Guatibonza.

La incidencia en estos episodios que puede estar causando el consumo de licor es tal, que incluso los aspirantes a la alcaldía de Bogotá ya han lanzado algunas de las propuestas para controlarlo.

Entre otras, se ha hablado de controlar los horarios y campañas de prevención, especialmente en los jóvenes.

Aunque, más allá de la relación que puede tener la ingesta de alcohol, la Policía Metropolitana no ha podido establecer una razón puntual para el comportamiento de los ciudadanos el fin de semana pasado, sí precisó que las zonas donde se concentraron los problemas de convivencia fueron seis: Suba, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe Uribe, Kennedy, San Cristóbal y Usme.

Para expertos en la materia, esta información debe ampliarse para analizar realmente qué pudo incidir.

Es fundamental –explican– que se precise dónde exactamente ocurrieron los episodios, qué fue lo que ocasionó el aumento y, si hubo víctimas, de quiénes se trató.

Miembros de Corpovisionarios, el centro de análisis del exalcalde de Bogotá Antanas Mockus y cuya organización se destaca en el estudio del comportamiento de los ciudadanos y su transformación, explicaron que, efectivamente, es “muy alto” en el país el homicidio por temas de convivencia, desde hace varios años, pero pidieron más detalles para explicar lo sucedido durante este fin de semana.

“Es necesario mirar el mismo fin de semana del año pasado; esperar un par de fin de semanas más para ver si sigue subiendo, y revisar muy bien cuáles son los casos, si es hombre o mujer, por ejemplo”, explicó Andrea Ramírez, gerente del Observatorio de Cultura Ciudadana.

Por su parte, Felipe Cárdenas, antropólogo y docente de la Universidad de La Sabana, explicó que el comportamiento en la ciudad puede variar más allá de las cifras, pues “la acción humana es impredecible”. Agregó que “hace falta más cultura ciudadana, aprender a resolver los conflictos mediante otros canales”.

Alcalde Petro defiende trabajo en seguridad

El alcalde de la capital, Gustavo Petro, ha defendido durante los últimos días los resultados en materia de seguridad que ha obtenido la Administración. Esto, a raíz de los resultados que arrojó la más reciente encuesta de Percepción del programa ‘Bogotá, cómo vamos’, donde no le fue bien.

Uno de los datos más preocupantes fue que el 59 por ciento de los ciudadanos dijeron sentirse inseguros en la ciudad, aunque disminuyeron las personas que aseguraron ser víctimas de algún delito. Esa cifra pasó del 24 por ciento en el 2014 al 20 por ciento este año.

En un texto que publicó en sus redes sociales, el mandatario de los bogotanos afirmó que la victimización mostró una caída del 50 por ciento respecto a los resultados del 2009.

“La victimización muestra una caída a la mitad desde el año 2009: 39 por ciento de los bogotanos fueron víctimas de un delito en ese año, a 20 por ciento en el 2015, un indudable y contundente éxito de la ciudad de Bogotá y de la Administración y la Policía Metropolitana. Esos 19 puntos de diferencia equivalen un millón doscientos mil ciudadanos que dejaron de ser víctimas de delitos en Bogotá”.

Según el Alcalde, la razón por la que el número de personas que dicen sentirse inseguras aumenta, si bien hubo menos víctimas, tiene que ver con los medios de comunicación, pues, según él, no reconocen los éxitos de la seguridad y los invisibilizan.

“Y no es que haya cesado la comisión de delitos, homicidios y robos en la ciudad, pero se han reducido sustancialmente”, agregó Petro.

Escríbanos sus comentarios y denuncias al correo electrónico: aleser@eltiempo.com o al Twitter @alejandraPSG

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.