En época de elecciones, todo se vale: 'top' de campañas curiosas

En época de elecciones, todo se vale: 'top' de campañas curiosas

Conozca creativas frases de campaña que se volvieron virales en redes sociales.

notitle
05 de octubre 2015 , 07:53 a.m.

Alrededor del país, distintos candidatos han ideado campañas que por sus frases e imágenes llamativas en medio de la contienda electoral se han vuelto virales en redes sociales. EL TIEMPO habló con los protagonistas de estas piezas publicitarias y estas fueron sus explicaciones para sus singulares ideas de campaña.

El ‘Ñañe Richardis’ capitalizó una broma que le hicieron

Osnaider Hernández Núñez, candidato al Concejo de Lorica (Córdoba) por el Partido Liberal, inició su carrera con el eslogan de “Yo soy el que pone la cara cuando viene la ola”, para decirles a sus potenciales electores, según explicó, que le seguiría dando la cara a la comunidad en todo momento si es elegido concejal.

Aunque su iniciativa inicial era muy llamativa, la frase que más le ha generado recordación fue la que le estamparon miembros de la comunidad LGBTI a uno de sus afiches de campaña en redes. “No somos machos, pero somos muchos”.

Hernández, defensor de los derechos de la comunidad LGBTI local, lo tomó de buena manera y lo sumó a uno de sus saludos de campaña cuando habla en tarima: “miau, miau, miau y recontramiau”, suele decir.

Hernández, quien también es muy conocido en Lorica como el 'Ñañe Richardis', es estudiante de segundo semestre de Derecho y aseguró que aunque tuvo que congelar su semestre para hacer campaña política, piensa terminar su carrera en la Universidad Cooperativa de Colombia y retribuir el apoyo que ha recibido de sus compañeros de universidad, amigos, vecinos y, por supuesto, de la comunidad Lgtbi, que le brindó este llamativo lema.

El candidato asegura que por cuenta del nuevo eslogan ha sido víctima insultos a través de las redes sociales, pero él dice que se considera una persona fuerte y siente que es más el apoyo que ha recibido.

*’No somos machos, pero somos muchos’ también fue el título de un libro de la periodista Juanita León.

Peinado se quedó sin cabello estas elecciones… y lo aprovechó

Julián Peinado, abogado de 33 años, se lanzó este año por segunda vez al Concejo de Envigado por el Partido Liberal.

A diferencia de las elecciones anteriores, en las que solía aparecer en los carteles peinado de medio lado, estas elecciones lo sorprendieron con calvicie. Ya un amigo y consejero le había comentado que ‘Peinado’ generaba recordación y por eso decidió hacer énfasis en su apellido en los carteles de campaña, lo que sumado a la falta de cabello, ha generado más de una risa en quienes ven los carteles.

Para Julián es importante el humor y sabe que la imagen de su campaña lo genera, pero también tiene claro que este no se debe llegar a ridiculizar la estrategia, por eso, además de su apellido, quiso que en la foto de su campaña se viera una persona con firmeza y decidida, cercana a la gente, y por eso su slogan dice “Razón con corazón”.

El candidato asegura que le ha sacado provecho al matoneo del que fue víctima en su niñez. Sus compañeros de colegio solían preguntarle si su papá tenía una peluquería o en otras ocasiones le cantaban la canción 'Despeinada'. Según Peinado, desde ese entonces se preparó para ser calvo, llevar ese apellido y tener una carrera política, de la que se siente orgulloso y optimista.

Picarín asegura que no será un ‘pícaro’ en el Concejo de Bucaramanga

Desde hace 45 años, José Fernando Forero Meza, payaso de profesión, es conocido como ‘Picarín’ en Bucaramanga por sus habilidades, dice, para picar los ojos mientras está hablando.

El personaje de 'Picarín' nació cuando Meza se fue a trabajar a un circo en Ecuador y por cosas de la vida terminó laborando luego en el 'canal 6' de ese país. Para ese entonces, inicios de los años 70, era conocido como 'Piquín', pero en Ecuador, donde trabajó por un año, este nombre era mal interpretado y por eso se rebautizó 'Picarín' y nunca más ha dejado su nombre artístico de lado.

'Picarín' decidió lanzarse al concejo de Bucaramanga sin dejar de lado su imagen de payaso, por la cual es reconocido en la Ciudad Bonita, donde hace una campaña a pie y puerta a puerta por los barrios populares. Para él su imagen de payaso es parte de su identidad y no la piensa abandonar ni siquiera cuando se convierta en concejal, si consigue los votos.

“Con la profesión de payaso siempre he llevado alegría a la ciudad de Bucaramanga y quiero seguir haciéndolo, trabajar por los niños, porque sin niños no habrían payasos y gracias a ellos siempre he tenido trabajo”, asegura 'Picarín'.

Reinaldo Manjarrez, el candidato ‘descamisado’ de Cartagena

 La imagen de un candidato a la alcaldía de La Heroica sin camisa y con una pala ha causado asombro en la ciudad, pero para el filósofo Reinaldo Manjarrez representa lo que es su campaña política.

Según Manjarrez, la pala es para sacar la corrupción de Cartagena y estar sin camisa representa la austeridad de su campaña y la libertad con la que gobernaría, pues no cuenta con financiadores.

Reinaldo Manjarrez vive hace 36 años en el barrio de invasión Fredonia de Cartagena, y la idea de su imagen de campaña se le ocurrió tan pronto se inscribió como candidato y vio la lista de sus contrincantes, candidatos con recursos económicos amplios y mayor apoyo financiero.

Para su campaña, Manjarrez asegura que ha recibido apoyo de su comunidad con la venta de comida, con esto, hasta el momento, ha gastado 3 millones de pesos y con la ayuda de sus amigos piensa llegar a los 5 millones.

El candidato que usó el serrucho antes que Mr. Black

En las elecciones de hace cuatro años, Jair Mauricio Trujillo fue candidato al Concejo de Popayán con un popular eslogan: “Para que no le serruchen el dinero en obras chimbas”. En el cartel de campaña aparecía la frase acompañada de su imagen con un serrucho.

Cuatro años después Trujillo se vuelve a lanzar al concejo de Popayán con la misma frase al mismo cargo.

El candidato asegura que si la canción de champeta ‘El serrucho’, de Mr. Black, hubiera salido en esa época, tal vez le hubiera subido el 'rating'. Aclara, además, que la idea de salir con un serrucho fue suya y que todo lo relacionado a su campaña lleva sus ideas porque no cuenta con un asesor de imagen.

Trujillo cree que las personas se sienten identificadas con la campaña que ideó, porque en Popayán hay muchas obras que se han tardado más años de la cuenta en terminarlas.

VANESSA PEREA
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.