Menos del 10 % de población mundial, en pobreza extrema

Menos del 10 % de población mundial, en pobreza extrema

Persiste preocupación por cifras en África subsahariana, en donde el 35,2 % está bajo la línea roja.

notitle
04 de octubre 2015 , 11:34 p.m.

La pobreza extrema caerá por primera vez este año y solo cubrirá a menos del 10 por ciento de la población mundial, sin dejar de ser “muy preocupante” en el África subsahariana, según un informe del Banco Mundial (BM) publicado ayer.

“Somos la primera generación en la historia de la humanidad que puede poner fin a la pobreza extrema”, saludó Jim Yong Kim, el presidente de la institución, quien celebra la semana entrante su asamblea general en Lima (Perú) junto al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según las proyecciones del BM, unos 702 millones de personas, frente a los 902 millones en 2012, vivirán este año por debajo del umbral de la pobreza, con un monto que la institución subió de 1,25 a 1,90 dólar al día, teniendo particularmente en cuenta a la inflación. En 2012, la fecha de los datos más recientes disponibles, los más desfavorecidos del mundo fueron casi el 13 por ciento de la población mundial, una proporción que estaba en 29 por ciento en 1999.

Según Kim, esta disminución es el resultado de un crecimiento dinámico de la economía, la inversión en salud, la educación y mecanismos de protección social que han impedido que millones de personas “vuelvan a caer en la pobreza”.

Esta mejora, en la esperanza del líder, podría dar un “nuevo impulso” a la comunidad internacional a raíz de la reciente aprobación por la ONU de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, incluyendo la erradicación de la pobreza extrema.

Las notas del Banco Mundial, sin embargo, consideran que persisten “muchos obstáculos”, sobre todo debido a las fuertes disparidades geográficas. Si la tendencia es un marcado descenso en el este de Asia –y especialmente en India– o en América del Sur, la pobreza extrema tiene sus raíces en el África subsahariana, donde todavía golpea este año al 35,2 por ciento de la población. De acuerdo con el Banco, la región concentra, ella sola, a la mitad de los más pobres del mundo. “La concentración creciente de la pobreza mundial en el África subsahariana es muy preocupante (...). La región en su total no puede seguir el ritmo de reducción de la pobreza del resto del mundo”, subrayó el Banco Mundial.

Madagascar y RDC

La situación es especialmente preocupante en los dos países más afectados del mundo, Madagascar y la República Democrática del Congo, que agrupan a alrededor del 80 por ciento de la población que vive por debajo del umbral de la pobreza, de acuerdo con el reporte.

Además, la institución reconoce que no dispone de datos fiables sobre la pobreza en Oriente Próximo y África del Norte, debido a “conflictos” y la “fragilidad” en los principales países del área.

El Banco Mundial advirtió especialmente contra cualquier reversión de crecimiento en los países emergentes, que muestran signos de desaceleración después de impulsar la economía mundial durante la crisis financiera de 2008-2009.

“El desarrollo ha sido fuerte en los últimos dos años, pero la amplia recesión mundial desde la crisis financiera de 2008 comienza a producir sus efectos sobre los países emergentes”, dijo el economista jefe del Banco Mundial, Kaushik Basu.

Al BM le preocupan específicamente las repercusiones del impacto del próximo endurecimiento de la política monetaria de EE. UU., lo que podría llevar a los inversores a abandonar en masa países de bajos ingresos, con el riesgo de privarlos de recursos vitales para sus economías.

“Quedan turbulencias por llegar (...) que crearán nuevos retos en la lucha para poner fin a la pobreza”, dijo Basu. Aunque acoge con satisfacción la tendencia a la reducción de la pobreza, la organización Oxfam ha estimado que el número global “se mantuvo inaceptablemente alto”. “Queda mucho por hacer”, dijo Nicolas Mombrial, el director de la organización en Washington. “Se necesita la movilización de nuevos recursos y unos cambios políticos radicales”, agregó.

América Latina no aprendió

Tras una década de crecimiento, América Latina, y particularmente el prominente Brasil, refleja las debilidades de las economías emergentes siempre dependientes de los precios de materias primas que ahora se hunden.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) realizará en Lima su asamblea general, junto al Banco Mundial (BM), con la presencia de ministros de Economía y presidentes de bancos centrales de todo el planeta.

A la asamblea “América Latina llega en una situación vulnerable, delicada: desaceleración económica, inflación creciente y devaluación creciente, y con el riesgo de volver a la situación de pobreza a una clase media vulnerable”, explicó el economista y exministro de Trabajo peruano Jorge González. Tras beneficiarse con el ‘boom’ de los ‘commodities’, muchos de los países de la región fortalecieron sus ingresos, sus monedas y su PIB. Algunos ahorraron, pero otros, según analistas, privilegiaron el gasto. Y hoy que sus principales compradores, como China, les compran menos y a menor precio aparecen las dificultades.

“El gran problema de América Latina es que hace poco cuando tiene los recursos. Solo actúa cuando está en crisis”, explicó el economista para América Latina de la consultora 4CAST, en Washington, Pedro Tuesta.

Los más expuestos son los exportadores de petróleo, a 45 dólares el barril, una caída del 50 por ciento de su valor desde 2013. Entre ellos está Colombia.

Washington y Lima (AFP).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.