La caída de 'Megateo'

La caída de 'Megateo'

La vida activa de los criminales cada vez se agota, ante la persecución implacable de la Policía.

04 de octubre 2015 , 08:07 p.m.

Sobre el editorial del 3-10-2015 ‘El fin del delirio’, vale la pena destacar los siguientes mensajes: “A los capos están esperándolos, a la vuelta de la esquina, dos destinos: la muerte o el encierro”. Se demuestra, como ustedes lo indican, “que las autoridades no han abandonado su empeño en someter a la ley a los bandidos”; que “es un golpe importante para fortalecer la moral de las autoridades y para la psicología de la sociedad colombiana”. Estos mensajes reconocen el trabajo realizado por la Policía y señalan que el crimen no paga y que la guerra contra el narcotráfico no ha sido un fracaso. Por la acción policial, Colombia hoy no es un Estado fallido o narcoestado.

La vida activa de los criminales cada vez se agota, ante la persecución implacable de la Policía. Estamos celebrando 20 años de la caída del cartel de Cali, con lo que se inició la disminución de los criminales. Jamás se olvidará que ‘Megateo’ fue el autor de la emboscada, en el 2006, contra una patrulla del DAS en la que murieron 17 agentes. Esta operación sirve de ejemplo a las autoridades de México, para ubicar al narcotraficante ‘Chapo’ Guzmán.

Se demuestra, así mismo, al mundo que la alianza Policía-Fiscalía- Fuerzas Militares constituye un “bloque de búsqueda” que siempre logra la captura o baja de los peores criminales, lo cual es un factor disuasivo para estos.

General (r) Luis Montenegro R.
Exdirector de la Dijín

* * * *

Señor Director:

No es ético celebrar la muerte de un ser vivo, por muy perverso que sea. Me alegra que como país nos dé más felicidad el hecho de que cesen las actividades delictivas de ‘Megateo’ que su muerte. El fin del narcotráfico no llega matando a sus más grandes cabecillas, aunque es un gran paso. El narcotráfico es una organización en la que si muere alguien, otro lo sucede, y se vuelve este un círculo vicioso. La invitación al Estado es para que ofrezca mejores oportunidades de educación y empleo a los menos favorecidos, para tener menos ‘Megateo’ o ‘Pijarvey’ y más Botero, Rayo, García Márquez, Patarroyo o Virginia Gutiérrez.

Julián Andrés Gómez Mejía

Opciones culturales en Cartagena

Señor Director:

Vi una nota de EL TIEMPO sobre una conocida librería en Cartagena que es frecuentada por lectores y artistas locales y extranjeros, además de turistas. Me alegra saber que, aparte de la oferta de sol y playa, de costosos ‘resorts’, de los cocheros chambacuneros, de las noches de ron, champeta y vallenatos, existe un espacio alternativo para la lectura. Y ojalá se contagie Cartagena con más opciones culturales, además del valioso folclor local, como museos, galerías de arte y cinematecas. Entendemos lo invaluable que esa ciudad es en el exterior y, precisamente, para un turista conocedor, que busca alternativas diferentes de las del típico ‘resort’ turístico, la opción de una librería o de escuchar otro tipo de música ayuda.

Alberto Castellanos
Orlando, Florida (EE. UU.)

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.