La comida que nos está matando

La comida que nos está matando

Según los estudios prácticamente toda la comida es dañina. Entonces, ahora hay que comer bichitos.

notitle
04 de octubre 2015 , 08:07 p.m.

La semana pasada vi una oferta inesperada en un almacén de dulces en Londres. Empacados en cajitas muy estéticas y en pequeños tarros multicolores, al lado de las uvas pasas cubiertas de yogur había grillos cubiertos de chocolate y gusanos y escorpiones tostados, con sabores como queso y cebolla y sal marina y vinagre.

No hace mucho ya había notado en el supermercado de mi vecindario unas “mantequillas”, para untar en pan o galletas, hechas de insectos. La marca de los frasquitos es Bichos Verdes (Green Bugs) y, aunque no describen cuáles insectos hacen parte de la mezcla, se puede escoger entre sabor de tomate o de zanahoria.

Estoy pensando en la dieta de insectos no solo porque la Organización de las Naciones Unidas, en extenso informe, recomienda comenzar a comer escarabajos, orugas, grillos y gusanos, entre otras criaturas, para salvar el planeta del hambre ante la sobrepoblación y el calentamiento climático, sino porque, al paso que vamos, y si creemos en los nuevos estudios sobre lo dañino para la salud que es prácticamente todo lo que comemos, no va a quedar otra alternativa que los bichitos.

De la siguiente lista, organizada por un colega columnista, ¿cuáles son informaciones nuevas para usted?:

Los que comen mucha carne procesada (salchichón, salchichas, mortadelas, jamones) tienden a morir de enfermedades del corazón o cáncer; el queso fundido se mantiene unido por emulsionantes que pueden provocar problemas de riñón; el pan blanco tiene casi cero de valor nutritivo; las gaseosas y refrescos están llenos de azúcar, que es prácticamente veneno; el exceso de carne roja puede conducir a problemas cerebrovasculares, cáncer y enfermedades del corazón; la sal, ni se diga.

Este año descubrieron que los pollos de supermercados que vienen de grandes criaderos pueden contener arsénico; y que la carne de cerdo, incluso en pequeñas cantidades, cuando no está bien hecha, transmite triquinosis. Los peces que viven en lo alto de la cadena alimentaria marítima, como el atún, pueden contener mercurio, y las criaturas blandas del fondo del mar, como almejas, ostras, langostas y cangrejos, pueden contener bacterias tóxicas que causan envenenamiento y que no se destruyen al cocinarlas.

Y si cree que comiendo frutas y verduras está a salvo, cultivadas comercialmente pueden incluir plaguicidas vinculados al trastorno de hiperactividad y al déficit de atención. La variedad de productos orgánicos, según un estudio de la Universidad de Stanford, “muestra poca evidencia de beneficios para la salud”. Todo eso, sin hablar de lo que nos engorda o del resto de cultivos que están destruyendo el medioambiente y acabando con el agua disponible.

Eso me devuelve a los bichitos. Evidentemente, cada día es más fácil encontrarlos crudos, procesados o cocinados. Muchos sitios de recetas en internet ofrecen “deliciosos” platillos con grillos, larvas y gusanos. Y se encuentran listas de restaurantes que ofrecen insectos en sus menús; y en las grandes capitales europeas, por ejemplo, se pueden ordenar a domicilio por internet. La amiga de una amiga los “cultiva” en casa. Los gusanos, caracoles y larvas adquieren el sabor de lo que comen. Ella los compra y los pone a “engordar” con manzanas y hojuelas de avena por varios días. Luego los pasa por agua caliente, los tuesta y los licua con ciruelas pasas, canela, coco y banano. Pone la masa espesa en una superficie plana, la corta en barras y... a la nevera. Mmmmm.

Yo, en cambio, voy a buscar un paquete de papas fritas y prometo no volver a leer los resultados de estudios sobre la comida que nos está matando. Tal vez sea cierto que morimos por lo que comemos, pero es también la razón por la que estamos vivos.

CECILIA RODRÍGUEZ
Luxemburgo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.