A controlar la platica

A controlar la platica

Llegó el momento de empezar a dar a conocer el lado bueno de Colombia, señores de los noticieros.

notitle
04 de octubre 2015 , 08:07 p.m.

No creo que haya muchos países más corruptos que Colombia. Una de las principales razones es que la justicia no cojea, sino que se arrastra, salpicando de lodo a todos los colombianos. No es sino ver las embarradas del fiscal Montealegre, por no calificarlas con la palabra que empieza con c.

Se va a firmar la paz, aunque no quiere decir que vaya a existir paz, ya que el dinero que mueve el narcotráfico, del que las Farc se lucran, va a generar que muchos se dediquen a este negocio, en lugar de reintegrarse a la sociedad civil, y esto implica que habrá que enfrentarlos con armas e inteligencia, como se hizo con ‘Megateo’. El presidente Santos, por dedicarse intensamente al tema de la paz con los narcoterroristas de las Farc, ha descuidado sectores que requieren de mucha atención.

La tecnología bien usada puede ser un control de la corrupción. ¿Por qué no exponer todos los contratos o los más grandes proyectos en una página de internet, con los presupuestos, cronogramas de entregas y los responsables, lo que permitiría que los colombianos les podamos hacer seguimiento y, en caso de detectar anomalías e irregularidades, sirvamos de auditores colocando fotografías y comentarios sobre lo encontrado?

Software para BPM –business process management– permitiría hacerles rastreo y seguimiento a todos los procesos de contratación y los pagos que se hacen a los contratistas, así como controlar que se cumplan los requisitos exigidos para la contratación.

Colombia, un país muy lindo, se está hundiendo en el fango que producen los noticieros al emitir videos de atracos, accidentes; todas las malas noticias, que a veces no vale la pena que se difundan. Mucho me temo que la inseguridad en nuestras ciudades se debe a que los menores que los ven interpretan que aquí solo se puede vivir haciendo todo lo malo que ven en los noticieros. Creo que llegó el momento de empezar a dar a conocer el lado bueno de Colombia, señores de los noticieros de TV.

Comentarios sobre la película Colombia, magia salvaje que dicen que no es muy buena porque solo destacó lo lindo de nuestro país y no mostró los derrumbes, la minería ilegal y otros desastres ecológicos que sí existen demuestran cómo pensamos los colombianos, que, en lugar de lo bueno, siempre vemos lo malo.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.