Ataque aéreo de EE. UU. contra hospital en Afganistán deja 19 muertos

Ataque aéreo de EE. UU. contra hospital en Afganistán deja 19 muertos

Personal desesperado de Médicos Sin Fronteras llamó por teléfono a oficiales militares de la OTAN.

03 de octubre 2015 , 11:57 a.m.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos atacó este sábado un hospital operado por Médicos Sin Fronteras en la ciudad afgana de Kunduz, dejando al menos 19 personas muertas, en lo que el Ejército estadounidense consideró como posible "daño colateral" en la lucha por expulsar a los insurgentes talibanes del país.

Personal desesperado de Médicos Sin Fronteras llamó por teléfono a oficiales militares de la OTAN en Kabul y Washington después de un ataque con bombas que se extendió durante casi una hora, dijo un miembro del grupo de ayuda.

Al menos 37 personas resultaron heridas y muchos pacientes y miembros del personal están desaparecidos, agregó.

El Ejército estadounidense prometió que investigaría el incidente, que podría renovar las preocupaciones sobre el uso de su poder aéreo en el conflicto.

Fuerzas del Gobierno afgano respaldadas por el poder aéreo estadounidense han luchado por expulsar a los talibanes de la capital provincial del norte del país desde que los milicianos la capturaron hace pocos días, en la mayor victoria de los insurgentes en casi 14 años.

Khodaidad, residente de la zona, dijo a Reuters que los talibanes utilizaron los edificios del hospital para cubrirse durante los combates del viernes.

"Pude escuchar el sonido de numerosos disparos, explosiones y aviones sobrevolando durante toda la noche", sostuvo. "Hubo varias explosiones enormes y sonaba como si el techo fuera a caer sobre mi". Las fuerzas estadounidenses lanzaron un ataque aéreo a las 2145 GMT, dijo un portavoz, el coronel Brian Tribus, en un comunicado.

"El ataque puede haber provocado un daño colateral en un centro médico cercano (...) Este incidente está bajo investigación", refirió.

En el hospital bombardeado, una de las paredes de un edificio se había derrumbado, esparciendo fragmentos de vidrio y trozos de madera, y tres habitaciones estaban en llamas, dijo Saad Mukhtar, director de salud pública en Kunduz.

"Se puede ver cómo sale humo negro de algunas de las habitaciones", dijo Mukhtar tras visitar el hospital. "La lucha sigue en marcha, por lo que tuvimos que irnos".

El hospital, el único centro médico de la región que podía lidiar con heridas graves, tenía casi 200 pacientes y empleados, informó Médicos Sin Fronteras, que revisó la cifra de muertos a al menos 19.

"Estamos profundamente consternados por el ataque, el asesinato de nuestro personal y de los pacientes y el grave daño que sufrió la asistencia sanitaria en Kunduz", dijo el director de operaciones del grupo de ayuda, Bart Janssens, en un comunicado.

Médicos Sin Fronteras informó de la ubicación del hospital a las fuerzas afganas y estadounidenses en varias oportunidades en los últimos meses, la más reciente esta semana, para evitar que la instalación quedara en medio del fuego cruzado.

La embajada de Estados Unidos en Kabul dijo en un comunicado que siente pesar por los individuos y las familias afectadas por este trágico incidente". El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que estaba "profundamente conmocionado" por el ataque.

REUTERS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.