Presunto soborno de Cruz anuló preacuerdo y complica su situación

Presunto soborno de Cruz anuló preacuerdo y complica su situación

Exgobernador, quien aceptó cargos por 'carrusel', habría pagado para que no avanzara investigación.

notitle
02 de octubre 2015 , 09:04 p.m.

La misma persona que sirvió de intermediaria para tramitar el pago de un soborno por 2.000 millones de pesos, para favorecer al exgobernador Álvaro Cruz, investigado por el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá, fue quien delató al exmandatario y terminó precipitando su captura a la medioanoche del jueves. (Lea: 'Escolta ocultó a Cruz en un restaurante cuando iba a ser capturado')

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que a la oficina del vicefiscal Jorge Fernando Perdomo llegó la información sobre el ofrecimiento de dinero para favorecer a Cruz y de inmediato un grupo de investigadores ubicó al intermediario, quien, a cambio de un principio de oportunidad, delató al exgobernador de Cundinamarca.

Esta persona reconoció, además, que de los 2.000 millones de pesos se quedó con 300 millones y que entregó el resto al procurador judicial I administrativo, Ulpiano Hernán Jovel Muñoz, que supuestamente tenía los contactos en la Fiscalía para lograr que no avanzara el proceso penal contra Cruz.

Este viernes en la noche, en la audiencia de legalización de captura, Cruz aceptó los cargos, con lo cual puede tener derecho a una rebaja de la pena.

El exgobernador había renunciado al cargo en agosto pasado, luego de que conoció que la Fiscalía le iba a imputar cargos por haber pagado sobornos por 800 millones de pesos a funcionarios del Distrito y concejales para la adjudicación a la empresa ICM Ingenieros de un contrato de la Unidad de Mantenimiento Vial de Bogotá, por 23.000 millones de pesos.

Gob

Foto: Cristian Steeven Muñoz

Este hecho ocurrió entre diciembre del 2009 y febrero del 2010, durante la administración del alcalde Samuel Moreno, y antes de que Cruz fuera elegido gobernador de Cundinamarca.

El fiscal general, Eduardo Montealegre, sostuvo que los 2.000 millones de pesos los habrían entregado el exgobernador Cruz y su esposa, la abogada Luz Zoraida Rozo Barragán, como parte de los acuerdos con “falsos intermediarios que ofrecían acuerdos delictivos sabiendo que no los podían cumplir”.

El jueves en la noche, el exmandatario fue buscado en su residencia en Bogotá y en un restaurante en el norte de la capital, en un operativo que, dice la Fiscalía, el esquema de seguridad de Cruz intentó afectar.

El exgobernador terminó por entregarse esa misma noche en el búnker de la Fiscalía. El procurador Jovel fue detenido este viernes, cuando llegaba a la Gobernación de Cundinamarca.

Cruz llevaba cerca de dos meses en acercamientos con la Fiscalía para llegar a un preacuerdo, para no pagar más de siete años de cárcel, pero con los hechos que precipitaron su captura perdió la posibilidad de que se concrete algún acuerdo con el ente acusador.

El fiscal Montealegre señaló que queda cerrada cualquier posibilidad de negociación con Cruz porque considera que es imposible conceder beneficios a “una persona que intenta obstruir la justicia”.

Ahora, Cruz tendrá que responder por cohecho, delito que le podría significar hasta ocho años de prisión.

También enfrentará los cargos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho por dar y ofrecer y abuso de confianza calificado, relacionados con el pago de sobornos para la adjudicación de un contrato a ICM Ingenieros.

Por ese proceso, Cruz podría enfrentar una pena de más de 15 años. El exgobernador ha dicho que era asesor de la empresa, pero la Fiscalía considera que él era quien controlaba esa compañía.

 

Al procurador Jovel la Fiscalía le imputó enriquecimiento ilícito y cohecho, pero él no aceptó. El ente acusador tiene información de que con el dinero que recibió, el represéntate del Ministerio Público alcanzó a comprar algunos bienes, los cuales serán objeto de un proceso de extinción de dominio. Además, según la Procuraduría, será suspendido de su cargo y deberá enfrentar una investigación disciplinaria.

Para Luz Zoraida Rozo, esposa de Cruz, la Fiscalía no pidió orden de captura por registrar serias complicaciones médicas, pero será citada a audiencia de imputaciones de cargos por el delito de cohecho, en la que se pedirá medida de aseguramiento en su contra.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.