El adiós a un visionario

El adiós a un visionario

Ya empezamos a recoger ese fruto que ayudó a sembrar el visionario general Tapias: la paz.

notitle
02 de octubre 2015 , 07:08 p.m.

La historia de los ejércitos del mundo ha estado marcada por grandes batallas, pero también por grandes generales, y hoy es justo recordar a uno de estos grandes estrategas, que no solo sirvió al país como un valiente soldado, sino que contribuyó de manera directa al proceso de modernización de nuestras Fuerzas Armadas.

Luego de una brillante carrera en el Ejército Nacional, el general Fernando Tapias Stahelin ocupó el cargo más alto al que puede aspirar cualquier militar, como es de comandante general de las Fuerzas Militares. Desde allí planeó y dirigió su reestructuración y generó la viabilidad del Plan Colombia como apoyo internacional en la lucha contra el narcotráfico. Su visión amplia y diáfana del conflicto y las instrucciones del presidente Pastrana lo llevaron a liderar un profundo proceso de reingeniería dentro del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, que se tradujo en un cambio de estrategia militar para combatir con mayor efectividad a los grupos armados ilegales y el narcotráfico.

El primer componente, y tal vez el que la mayoría de los colombianos recordamos, es el fortalecimiento del poder aéreo de nuestras fuerzas, que por años fue insuficiente para enfrentar la oleada de asaltos y tomas guerrilleras en apartadas regiones del país.

Gracias al programa de adquisición de nuevas aeronaves, tanto para el Ejército como para la Fuerza Aérea, las Fuerzas Militares lograron ampliar su cobertura, llegando a cualquier rincón del país en cuestión de horas.
La movilidad de tropas élite, agrupadas en unidades especiales como la Fuerza de Despliegue Rápido (Fudra), produjo un cambio favorable al Estado en la balanza la guerra, que, sumado al poder aéreo de los Black Hawk, conocidos como ‘Arpías’, redujo considerablemente el terrorismo en las poblaciones.

Sin embargo, el mayor aporte de este nuevo plan de campaña de las Fuerzas Militares, en el que el impulso del general Tapias fue clave, no fueron ni el aumento de capacidades, ni el pie de fuerza: el más importante se centró en el combatiente y su interiorización del respeto a los derechos humanos.

Él fue uno de los impulsores de la legitimidad de la Fuerza Pública como el centro de gravedad de todas las acciones militares, convirtiendo el respeto a los derechos de los colombianos en piedra angular para ganar y mantener el apoyo y el aprecio de la gente. Fruto de ello es que hoy las Fuerzas son de las instituciones más respetadas y queridas por los ciudadanos.

Así, con respeto, orgullo y agradecimiento, recordamos hoy a este honorable soldado que, incluso desde la reserva activa, siguió sirviendo a la Patria como viceministro de Defensa para el Grupo Social y Empresarial de la Defensa (GSED), donde logró unir a todas las entidades del sector en un poderoso conglomerado que garantiza el suministro oportuno a las fuerzas y el bienestar a sus hombres y familias.

Y en lo personal, el querido general Tapias fue mi compañero en eventos tan disímiles como el terremoto del 99, la reconstrucción del Eje Cafetero y el secuestro que agredió a mi familia, como a la de tantos miles de colombianos, en el 2000. Su amistad fue fundamental para el buen éxito en ambos retos.

A sus deudos, especialmente a su esposa, Ana, y a sus hijos, nuestro más sincero sentido pésame; y a sus compañeros de armas, toda nuestra admiración y respeto por una generación de militares que logró evolucionar en medio de la adversidad, sembrando la semilla de las que hoy son las Fuerzas más poderosas y profesionales de nuestra historia, reconocidas en todo el mundo por su valor, lealtad, sacrificio y transparencia.

Ya empezamos a recoger ese fruto que ayudó a sembrar el visionario general Tapias; que no es otro que la paz.


Luis Carlos Villegas Echeverri
Ministro de Defensa Nacional

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.