Cuentos de vecinos que hacen reír

Cuentos de vecinos que hacen reír

El escritor Luis Noriega reúne por primera vez todas sus producciones.

notitle
02 de octubre 2015 , 03:40 p.m.

Luis Noriega se define a sí mismo como “un pesimista al que le cuesta mucho trabajo tomarse en serio su propio pesimismo”. Por eso, sus escritos recrean con ironía y humor negro situaciones con las que algunos colombianos se pueden sentir identificados.

En el caso de los cuentos que componen su más reciente libro 'Razones para desconfiar de sus vecinos', el escritor caleño le pone el chiste a cada página valiéndose del desenfado, la resignación y hasta el cinismo.

“Incluso cuando uno tiene una idea antes de empezar, o cree tenerla, escribir un cuento es en gran medida buscar el final”, dice Noriega. Ese reto lo tuvo que enfrentar para completar los nueve cuentos que componen esta publicación y que han sido escritos en los últimos 20 años con tres puntos de convergencia: la violencia, el humor y la ficción.

En el cuento homónimo del libro, el lector desempeña el rol de un periodista a quienes los habitantes de un edificio le cuentan su intimidad cuando se ven inmersos en un misterio originado por un “aterrador” grito.

Por otro lado, en 'Las doce leyes del éxito' un farsante español relata su experiencia al venir a Colombia, mientras que en 'Parte de la religión 'un escritor narra sus múltiples fracasos y, en 'Derecho materno', un joven cuenta su típica pero divertida historia familiar.

Los otros cuentos son 'El problema de Randy', 'Salinger', 'Cómo perder la fe', 'Tríptico del Mata' y 'Paga y Et in Arcadia ego'.

Editado por Random House, 305 páginas, 42.000 pesos.

No es un secreto que los escritores más famosos se reconocen por obras maestras que, generalmente, no son cuentos. Por eso, para Noriega “vender un libro de cuentos es mucho más difícil que vender una novela y, en consecuencia, se corren menos riesgos apostando por la novela”.

Sin embargo, este libro no es su lanzamiento al mundo editorial. “Yo hago el chiste de que me costó tres novelas ganarme el derecho a publicar un libro de cuentos”, dice. Y es que Luis Noriega ya le ha dado el sello literario a su nombre con la publicación de Iménez (2011), Donde mueren los payasos (2013) y Mediocristán es un país tranquilo (2014).

Algo curioso en este nuevo libro es que cada cuento tiene un epígrafe de la Biblia, lo que se debe en parte –según Noriega– a que estudió once años con los jesuitas, y también a que le gusta “el contraste entre la seriedad del texto bíblico y el tono irónico y, en ocasiones, claramente jocoso de los relatos... Todas esas horas leyendo y estudiando la historia sagrada tenían que salir por algún lado”, agrega entre risas.

Este escritor tiene 43 años y los últimos 16 los ha vivido en Barcelona. Con base en su bagaje literario, considera que, pese a las dificultades, se pueden seguir escribiendo cuentos de calidad y pone como referencia al colombiano Luis Miguel Rivas, autor del libro de relatos Los amigos míos se viven muriendo.

Por eso seguirá escribiendo bajo la influencia de esas bajas pasiones que señala “como uno de los grandes temas de la literatura” y de las que admite no salvarse. “Porque, como me señaló alguien, hay que ser un poco sádico para hacerles lo que yo les hago a algunos de mis personajes”, concluye, de nuevo con su humor negro.

NEREO ORTEGA
Para EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.