Un bombardeo, la fórmula que puso fin a 'Megateo'

Un bombardeo, la fórmula que puso fin a 'Megateo'

Aeronaves de combate de la Fuerza Aérea intervinieron el refugio del narco en el Catatumbo.

notitle
02 de octubre 2015 , 10:13 a. m.

La posibilidad de realizar un bombardeo contra Víctor Ramón Navarro, alias Megateo, se había analizado en la cúpula militar y de Policía desde hacía varios meses.

Una comisión especial de la Dijín tenía ubicado los refugios del capo en el Catatumbo, donde había logrado crear un blindaje que en la última década fue casi impenetrable.

Cada vez que la Policía y las Fuerzas Militares lanzaban una operación, eran recibidos con fuego abierto por los anillos de seguridad del narco, que figura como uno de los jefes de la disidencia de la guerrilla del Epl.

Esta guerrilla se desmovilizó en febrero del 1991 en medio de un proceso de paz. Pero en el Catatumbo se mantuvo un grupo comandado, además de 'Megateo', por Guillermo León Aguirre, alias David León. Este último figura como máximo jefe en el organigrama.

Precisamente, su condición de guerrillero del Epl permitió que esta madrugada la Fuerza Aérea pudiera bombardear su refugio en zona rural del corregimiento de San José del Tarra, en Hacarí (Norte de Santander).

Para algunos era impensable esa posibilidad, pues el Derecho Internacional Humanitario establece que esa arma solo es aplicable contra grupos guerrilleros por su ubicación en zona selvática. Pero no para, por ejemplo, las bandas criminales consideradas como delincuencia común en zona urbana. Esto, pese a que narcos como ‘Otoniel’ y ‘Gavilán’, del ‘clan Úsuga’, han optado por la misma estrategia: refugiarse en cambuches armados en plena selva del Urabá antioqueño.

El mes pasado la Policía y las Fuerzas Militares lanzaron una dura ofensiva para dar con la ubicación del capo. Comandos especiales del Ejército lograron infiltrarse en la vereda Guayabón, en La Playa de Belén, Norte de Santander. Según se dijo en su momento, en medio de un enfrentamiento francotiradores  impactaron a ‘Megateo’, pero sus hombres de seguridad se lo llevaron por una montaña y lograron escapar con vida.

Pese a que se sostuvo una operación rastrillo fue imposible ubicarlo. Fuentes cercanas al proceso dijeron que los análisis de inteligencia permitieron establecer que ‘Megateo’ se había movido a zona rural del Tarra, pero intentar ingresar de nuevo era casi imposible. Había reforzado su seguridad y volver a intentar una infiltración era casi un suicidio para los comandos especiales.

Así se decidió lanzar el bombardeo, que esta mañana permitió acabar con la historia criminal de ‘Megateo’, quien se había convertido en ‘enemigo público’ del país por sus atentados y asesinatos de la Fuerza Pública y agentes del Estado.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.